martes 27 de julio de 2021
SALUD Pandemia de coronavirus
16-04-2020 23:00

Crece la hipótesis del coronavirus como un "accidente en un laboratorio chino"

Trump y Pompeo repitieron que EE.UU. hace una "investigación exhaustiva". "No seamos tan ingenuos, pasaron cosas que desconocemos", apuntó Macron. Y el Reino habló de hacer a Beijing "preguntas dificiles".

16-04-2020 23:00

Mientras la pandemia global del coronavirus sigue provocando miles de muertos (ya son más de 140 mil a escala global), crece entre los países occidentales, con Estados Unidos a la cabeza, la hipótesis de que el virus puede haber procedido de un laboratorio de China, y no de un mercado local de venta de animales. El presidente Donald Trumpo admitió que Estados Unidos está "haciendo un examen exhaustivo de esta horrible situación” y el presidente francés Emmanuel Macron fue todavía más explícito al señalar "no seamos tan ingenuos, claramente (en China) pasaron cosas que desconocemos".

Haciéndose eco de las dudas, el ministro británico de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, advirtió a China que deberá responder "preguntas difíciles" sobre la aparición del virus y el "por qué no pudo ser parado antes". "No hay duda que todo no puede continuar como si no hubiera pasado nada", remarcó. "No caigamos en esa especie de inocencia de afirmar que era el brote del Covid-19 era demasiado fuerte... No lo sabemos. Y claramente pasaron cosas en China que desconocemos", repitió Macron.

Estados Unidos confirmó este jueves 16 de abril que el tema de la responsabilidad china forma parte de su hoja de ruta, y el jefe de la diplomacia Mike Pompeo señaló que "hacemos una investigación sobre todo lo que podamos saber de cómo el virus se propagó, contaminó el mundo y provoco tal tragedia". La versión china apunta a que el nuevo coronavirus se supone que apareció a fines de 2019 en un mercado de Wuhan, donde se venden animales exóticos, y que de ahí se propagó primero por al provincia de Hubei, para saltar luego a casi todo el mundo.


Se dice que el virus, presente en los murciélagos, habría mutado y afectado a alguna de las especies vendidas en el mercado, para así llegar a los humanos. Pero el animal intermediario no ha sido identificado con certeza y las explicaciones chinas no terminaron de convencer, sobre todo luego que dos medios estadounidenses publicaran informaciones que apuntan a otro origen.

Primero fue The Washington Post, dando cuenta que la embajada de Estados Unidos en Pekín alertó al Departamento de Estado hace dos años sobre medidas de seguridad insuficientes en un laboratorio de Wuhan que estudiaba el coronavirus en los murciélagos.

Y luego Fox News dijo que "múltiples fuentes" piensan que el actual coronavirus, detectado por primera vez justamente en Wuhan en diciembre, salió de ese mismo laboratorio. Aunque, a diferencia de muchas teorías conspirativas desmentidas por expertos según las cuales se trataría de un patógeno creado por los chinos como un arma bacteriológica, la cadena estadounidense habla de que "se trataría de un virus natural que era estudiado en el laboratorio".

Para Fox, "la fuga del Covid-19 habría sido involuntaria, un accidente", debido a los malos protocolos de seguridad del instituto donde se lo estudiaba. Según esa hipótesis, el "paciente cero" sería un empleado del laboratorio, que habría propagado el virus en la población tras haberse contaminado, pasando accidentalmente por ese mercado de Wuhan.


"Nada de eso eso tiene base científica", se limitó a señalar el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino Zhao Lijian, rechazando tales afirmaciones, pero sin inviitar a que las quienes tienen dudas puedan investigar en su país. Pero la cúpula del gobierno estadounidense lejos de excluir esa teoría, parece cimentarla.

Trump se mostró enigmático el miércoles en su conferencia de prensa diaria sobre el virus: "Solo puedo decirles que que cada vez conocemos un poco más esta historia, el examen que estamos haciendo es exhaustivo...". Y este jueves su secretario de Estado tampoco desmintió las informaciones de The Washington Post ni las de Fox News.

"Sabemos que este virus nació en Wuhan, China. Y sabemos que el Instituto de virología de Wuhan está a unos pocos kilómetros del mercado", señaló Pompeo, que ya ha cuestionado la falta de transparencia de los chinos, vista como una operación de Pekín para "ocultar" la gravedad inicial del virus.

Por un buen tiempo lo tildó de "virus de Wuhan", pero luego dejó de emplear ese término que enojaba a Pekín tras una tregua informal acordada entre Trump y su homólogo Xi Jinping a fines de marzo para frenar la guerra de palabras entre las dos potencias sobre las responsabilidades alrededor de la pandemia. La duda es si Pompeo hizo un uso político de las preguntas generadas por Fox News para seguir presionando al gran rival  comercial y político de Estados Unidos, o realmente Estados Unidos ya tiene algunas pistas de esa hipótesis. 

Rusia se puso del lado de China, y en una conversación telefónica con su homólogo chino Xi Jinping, el presidente ruso Vladimir Putin calificó de "contraproducentes" estas acusaciones contra Pekín, según un comunicado del Kremlin.

 

Trump suspendió este miércoles la millonaria contribución de Estados Unidos a la Organización Mundial de la Salud (OMS), acusando a la organización de hacer una "mala gestión" de la pandemia, "protegiendo a China" y no alertando a tiempo al resto del planeta de la tormenta sanitaria que se avecinaba.

Mientras tanto, Estados Unidos es actualmente el país donde la enfermedad progresa más rápido y este jueves alcanzó los 31.590 muertos (casi 650.000 casos), por delante de Italia (22.170 muertos), España (19.130) y Francia con casi 18.000.

A contracorriente, presionado por la asfixia económica que trajo la pandemia, Trump dijo este jueves que se prepara para entregar su hoja de ruta para la reactivación progresiva de la economía estadounidense, tras afirmar que su país probablemente ya "pasó el pico" de contagios.

Muestra de la catástrofe ecónomica en Estados Unidos, más de 22 millones de personas pidieron subsidio de desempleo en cuatro semanas. Para ayudar a los países más pobres golpeados por la pandemia, los dirigentes del G20 anunciaron la suspensión por un año del servicio de su deuda, lo que inyectó optimismo entre los defensores del multilateralismo.

AFP/HB