domingo 11 de abril del 2021
SOCIEDAD Continúa negativa tras 12 años sin tratamiento
06-03-2021 00:04

Estudian a una paciente de VIH que logró una remisión completa y dejó de medicarse

Médicos argentinos describieron el caso en una revista científica. Prácticamente no hay antecedentes de una reversión de este tipo. Abre una esperanza para avanzar hacia la cura.

06-03-2021 00:04

Hasta ahora los infectólogos expertos en sida se esperanzaban discutiendo los pormenores de los pacientes “Berlín” y “Londres”. Pero ahora se sumó la paciente “Buenos Aires”. Se trata de los nombres en clave de tres personas con VIH, que son casos únicos en el mundo y representan una esperanza. Especialmente ahora, que se agregó el caso “Buenos Aires”, una mujer de 56 años que era portadora, estuvo internada con sida, se trató con antirretrovirales, mejoró, abandonó su tratamiento y, desde hace ya 12 años, experimenta una sero-reversión. Es decir que, aunque los expertos prefieren no hablar de “curación total”, sí es una remisión casi completa del virus, sostenida durante más de una década, tras dejar la medicación. El caso se difundió esta semana por un artículo de la revista científica especializada Open Forum Infections Diseases.

“Describimos una situación excepcional de una paciente que venimos estudiando desde 2012 y a la que atendemos desde hace quince años”, le dijo a PERFIL Analía Urueña, infectóloga de Helios Salud y una de las firmantes del paper. “No es el único caso de este tipo, pero sí es excepcional por sus características de antigüedad y por el grado de sero-reversión de la infección, ya que desaparecieron los anticuerpos y da negativo a los test. Eso era algo que solo se ve raramente en chicos o tras algún tratamiento experimental. Por eso nos entusiasma haberlo descripto y estudiarla en profundidad porque podemos aprender y abrir un camino para seguir avanzando hacia la cura, buscando otras personas en situación similar y entender cómo se dio”.

Las hipótesis que intentan explicarlo son varias, pero las dos más plausibles se reducen al tipo de cepa viral que la contagió. O bien a algún tipo de explicación que resida en la genética de la paciente y que le confiera alguna propiedad especial a su sistema inmune.

“Es un caso único, sin antecedentes a nivel global”, le comentó a PERFIL Miguel Pedrola, director científico para Latinoamérica de la AIDS Healthcare Foundation. “Era una paciente que en 1996 tuvo sida avanzado y tras el tratamiento mejoró. Pero como la medicación que tomó durante una década le causaba efectos secundarios muy molestos, terminó discontinuándola. Sin embargo, hubo una diferencia con lo que ocurre en estos casos, en los que el virus vuelve a circular saliendo de los reservorios del cuerpo y generando carga viral alta otra vez. Pero acá el VIH se mantuvo en niveles indetectables”.

En concreto, los expertos destacan que esta sero-reversión fue diferente a los escasos antecedentes publicados porque los estudios muestran que está técnicamente curada, pese a que no toma medicación desde 2007. “No tiene anticuerpos específicos ni muestra signos de infección. Tampoco recibió tratamientos experimentales. Y apenas se encontraron fragmentos del genoma viral en algún ganglio”, se entusiasmó Pedrola.

¿Por qué es importante este caso? “Es que estamos en presencia de una persona que tuvo VIH-sida, que se trató y mejoró. Dejó las pastillas y sin embargo su cuerpo no muestra signos de contagio, desde hace años. Si logramos entender la biología y las razones de cómo y por qué pasó, se abre la posibilidad médica de repetirlo y acercarnos a la cura del VIH-sida”, razonó Pedrola.

Eso sí, mientras se aclara el misterio, el consejo de los expertos es unánime: “Este caso es, por ahora, totalmente excepcional. Todas los portadores en tratamiento deben continuarlo si no quieren correr el altísimo riesgo de que la enfermedad vuelva”.

En esta Nota