SOCIEDAD
HOY SE CUMPLEN 107 AÑOS DE SU APERTURA

Furor por las visitas a la Confitería del Molino: ya no hay cupos para julio

Se trata del programa Experiencia Molino, y las visitas guiadas se pueden hacer los días martes y jueves a las 10 y a las 14. También se podrá visitar el último sábado de cada mes. Los inscriptos podrán recorrer la confitería y los salones del primer piso, el subsuelo, la azotea y la cúpula. Recomiendan anotarse a través de la web con anticipación.

2023_07_09_confiteria_molino_helenaobregon_g
Aunque aún no funciona a pleno, 1.500 personas cada mes podrán visitar la confitería y ver los avances de la restauración de este monumento histórico inaugurado en el año 1916. | helena obregón

En el marco de los festejos del 107 aniversario de su apertura original, que se festejan este domingo, la Confitería del Molino presentó la semana pasada el nuevo esquema de visitas guiadas, Experiencia Molino.

Las mismas son abiertas al público en general y los visitantes podrán recorrer el lugar y conocer tanto el avance de obra como también los trabajos terminados de restauración y puesta en valor de la emblemática confitería ubicada en la esquina de Callao y Rivadavia.

El edificio y confitería se inauguraron en 1916 y fueron diseñados por el arquitecto italiano Francisco Gianotti. El inmueble cuenta con cinco pisos y tres subsuelos. 

Según el esquema diseñado por la Comisión Administradora del Edificio del Molino (CAEM), organismo encargado de los trabajos de puesta en valor, el inmueble podrá visitarse todos los martes y jueves a las 10 y a las 14, así como también el último sábado de cada mes a las 10 y a las 13. En ambos casos, hay que hacer una reserva previa en la web www.delmolino.gob.ar

Confitería del Molino 20211112

Se estima que, de esta manera, unas 1.500 personas al mes podrán recorrer las instalaciones del edificio referente del estilo Art Nouveau porteño. En este sentido, cabe destacar que los cupos para las visitas de julio se agotaron en apenas 40 minutos. 

Según explicaron las autoridades del lugar, las inscripciones para futuros recorridos se abrirán la última semana de cada mes.

El primer día de visitas se llevó a cabo el martes pasado y estuvo signado por el entusiasmo y el interés de los visitantes en recorrer las centenarias instalaciones y conocer los detalles y secretos de los trabajos que se realizaron en el inmueble, que fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1997. 

Desde la CAEM explicaron que los visitantes recorrerán la confitería y los salones del primer piso; el subsuelo, donde se encuentran los hornos y la fábrica de pastelería. Luego se visita la azotea, desde donde se pueden ver las cúpulas del Molino y del Congreso nacional vecino. 

Todavía hay sectores sin terminar que se irán habilitando a fin de este año

También se podrán ver muchos objetos históricos encontrados por los arqueólogos urbanos, a los que se suman otros que fueron donados por la comunidad. En el primer piso se proyecta un corto en el cual se cuenta el derrotero de la confitería y del edificio desde su creación hasta estos días, que se encuentra en manos del Congreso de la Nación, tras el proceso de expropiación a manos del gobierno nacional, concluido en 2014. 

El recorrido finaliza con la degustación de un reconfortante café –donación de la firma Cabrales– en las mesas distribuidas junto a la emblemática puerta giratoria.

Testimonios. “Conocía la confitería antes de que cerrara. Hicimos una recorrida muy interesante. La guía nos contó en detalle cómo se hicieron los trabajos de restauración”, contó Cecilia, mientras esperaba su pocillo de café. 

La histórica Confitería del Molino reabrió sus puertas con recorridos guiados

Por su parte, y ya sentados en las mesas del lugar tomando su café, Raúl y Gladis no salían de su asombro tras el recorrido. “Habíamos estado en una de las visitas que se habilitaron en 2019, pero ahora es otra cosa. Nos pareció espectacular el recorrido, llegar a la terraza y ver la torre del edificio fue algo impresionante”, puntualizó Raúl, sin salir aún de su asombro. Gladis, en tanto, señaló que no esperaba que la Confitería estuviera casi “a punto de abrir”. “Se hizo un trabajo muy bueno. Pero el broche de oro de la visita fue tomar este café en estas mesas, No me lo esperaba”, concluyó la vecina, que prometió volver cuando el Molino abra definitivamente sus puertas.

“Estamos en una nueva etapa del proceso del Molino que nos permite organizar visitas periódicas, asiduas y permanentes. Ahora, y con el 100% de la confitería restaurada, estamos en condiciones de hacer estas visitas para que los vecinos y turistas puedan ver cómo quedó y, a su vez, disfrutar del lugar”, afirmó Ricardo Angelucci, secretario técnico administrativo de la Comisión del Molino. “De todas maneras, hay sectores del edificio a los que todavía les falta para ser exhibidos como corresponde, pero con el correr del tiempo los iremos abriendo al público, tal como ocurrió con la confitería”, agregó.

Reservas. Quienes deseen estar al tanto de las novedades de las actividades a realizarse en este monumento pueden visitar las redes oficiales @delmolinook. Por otra parte, el seguimiento de la obra y sus avances puede verse bajo el hashtag utilizado en las redes desde el inicio de las tareas, hace ya cinco años, el 2 de julio de 2018: #lavueltadelmolino. En tanto que los cupos para la visita podrán reservarse anotándose por internet a través de la página web oficial: www.delmolino.gob.ar.