miércoles 04 de agosto de 2021
UNIVERSIDADES Perfil Educación
19-10-2020 08:57

Nito Artaza: "Comparto muchas ideas con Alberto Fernández"

El actor y ex senador participó del Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de Periodismo de Perfil. Preocupación por la crisis que atraviesan los artistas en cuarentena. Elogios para el Gobierno y críticas para el macrismo.

19-10-2020 08:57

Nito Artaza visitó de forma virtual la Escuela de Comunicación para participar de una conferencia de prensa organizada por estudiantes de Periodismo de Editorial Perfil, en la que elogió al gobierno de Alberto Fernández y diferenció al macrismo de la Unión Cívica Radical. "No acompañé el acuerdo del PRO con el radicalismo porque pienso que son incompatibles. La UCR no expresa los intereses de las corporaciones", aseguró.

El actor y productor teatral también mostró su preocupación por la situación económica de los actores y de las actrices derivada de la pandemia. "Los artistas están sufriendo. El 90% tiene grandes dificultades. Algunos cobran el IFE y otros son beneficiarios del ATP", sostuvo Artaza en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret, director de Perfil Educación.

—Mauricio Macri dijo que Cristina Kirchner tiene secuestrado al peronismo. ¿Se puede decir que el ex presidente secuestró al radicalismo?

—El peronismo es una fuerza importante, no es tan fácil de secuestrar. Esas palabras, las inventan los asesores de comunicación de los políticos. Valoro más que el ex presidente hiciera un mea culpa y admita que no estuvo a la altura de las circunstancias. Yo no acompañé el acuerdo del PRO con el radicalismo porque pienso que son incompatibles. El PRO es un proyecto personal, neoliberal en lo económico y conservador en lo político. En cambio, la UCR no expresa los intereses de las corporaciones, sino que siempre tuvo una agenda para los trabajadores, los más pobres, la clase media y hasta creó YPF con Mosconi. Entiendo que haya un partido como el PRO y que exista gente que piensa como Mauricio, pero lo que no entiendo es qué hace la UCR con Macri.

—¿Se siente más cerca del Frente de Todos?

— Sí, incluso participé en el Frente de Todos a través del Frente Renovador. El Gobierno eligió prevalecer al ser humano en esta pandemia gravísima. Igual, me gustaría que se gobierne mejor que antes. Fui opositor al kirchnerismo y a Macri. No compartí que mi partido lo acompañe. El radicalismo está a tiempo de volver a encauzarse en el campo nacional, popular y progresista. Comparto muchas ideas con Alberto Fernández. Trabajé en el grupo UMET con él y creo que aún no tuvo el tiempo de ejecutar el proyecto que hablamos, de consensuar políticas con los factores de poder. Hay un poder real, que son las grandes corporaciones y un poder formal, que es el poder político que elegimos. Es allí en donde se debe pactar para encontrarle una salida equilibrada a la situación actual. Las corporaciones deben invertir en el país, para generar empleo y también para obtener sus beneficios.

El año que viene hay elecciones ¿piensa en volver a la política?

—Sí, seguiré haciendo política. Para quien tiene vocación, como en mi caso, este es un camino de ida. De hecho, formé un partido en Corrientes, mi provincia, llamado Cambio Popular. Más allá de no ejercer en la actualidad un cargo público, sí asesoro a colegas. Por ejemplo, presenté un proyecto para crear la Universidad Nacional de Corrientes.

—¿Qué le dio y qué le quitó la política?

—Me dio riendas sueltas a mi vocación. Viajé. Estuve en el FMI, en el Banco Mundial. Me dejó una gran experiencia y la capacidad de escuchar al otro. Me quitó público. Había gente que me decía: "Yo no coincido con su pensamiento político, pero lo voy a ver al espectáculo porque me hace reír". Y otras personas, me decían algo al revés: "Mirá, vos no me haces reír, pero coincido con lo que estás planteando políticamente".

Nito Artaza en el Ciclo de Entrevista

¿Cómo sobrevivieron los actores durante la pandemia?

—Los artistas están sufriendo. El 90% tiene grandes dificultades. Algunos cobran el IFE y otros son beneficiarios del ATP. Un pequeño grupo de figuras consagradas recurrió al streaming. Antes de la pandemia la situación ya era complicada, por la escasez de ficción en la TV. Ahora, todo empeoró, porque los ámbitos de trabajo, como el teatro, quedaron prácticamente inhabilitados. Yo incursioné en el auto-teatro, es decir, disfrutar de un show dentro de un vehículo. No lo hago por la rentabilidad, sino para tener el hábito de la comunicación con el público.

¿Y cómo se sintió con las obras a través del auto-teatro, que acaba de estrenar?

Una gran emoción. Se creó un nuevo código con la gente. Por ejemplo, en lugar de aplausos había bocinas, o ante una situación abrían y cerraban luces. Cambiamos las butacas del teatro por las del auto. Cuando terminó la función, con Cecilia, mi mujer, nos abrazamos y lloramos, porque pudimos hacer realidad esta utopía de llevarle alegría a las personas.

—Su parejea, Cecilia Milone, dijo que convive con un "machista en recuperación". ¿Qué aspectos del machismo le cuesta desarraigar?

—La situación dominante del hombre en el espectáculo. Debemos pedirles perdón a las mujeres por haber sostenido estos criterios. Hoy el humor cambió. Antes a la mujer sólo se la valoraba como un cuerpo. Si bien hay puntos que no comparto con el feminismo, sí observo cambios positivos y lógicos. También veo que dichos cambios son difíciles de aceptar para los hombres. Hoy soy un machista en recuperación, bastante recuperado.

—¿La cuarentena generó asperezas en su relación?

—No, porque estamos acostumbrados a estar juntos. Nos gusta compartir. Tal vez discutimos sobre temas del espectáculo. Ella dirige y actúa, yo produzco y actúo, y tenemos diferentes criterios sobre qué hacer arriba del escenario. Pero tenemos un código: nunca vamos a dormir peleados.

—Le agradecemos su participación en el Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de Periodismo de Perfil y lo invitamos a realizar un comentario final para cerrar el reportaje,

—Pienso en los estudiantes de hoy, el gran desafío que tienen es tecnológico. Deben prepararse para ese mundo y ver dónde se sitúan los medios de comunicación. Yo ya tengo 61 años, 60 porque este año no vale (risas). Cuesta tener objetividad, porque los medios dependen de acuerdos de pauta. Algunos con los gobiernos, otros con las corporaciones. Fundamentalmente, les quiero dejar este mensaje: hoy triunfar no es ser famoso, sino hacer con amor lo que a uno le gusta.

Por Marina Diksaitis, Sofía Luz Granato y Eugenia Trubbo Faugas
Estudiantes de Periodismo

Escuela de Comunicación de Editorial Perfil