ACTUALIDAD
Términos más laxos

Alivio para el Gobierno: el FMI flexibilizará las metas de acumulación de reservas

Por la guerra en Ucrania y la sequía, Massa acordó con Kristalina Georgieva modificar las metas previstas para 2023. No habrá más revisiones trimestrales. "Hay que poner objetivos alcanzables", dijo el ministro desde India.

Sergio Massa, con Cristalina Georgieva en la India.
Sergio Massa, con Cristalina Georgieva en la India. | Min. Economía

La pérdida de reservas ya no se paliará con un nuevo dólar soja o algún desembolso de un organismo internacional. Sergio Massa regresa de la India después de haberse reunido tres veces con Kristalina Georgieva con una noticia que aliviará el manejo de la economía, ya que el Fondo Monetario Internacional flexibilizará la meta de dólares acumulados en el Banco Central con la que el gobierno argentino debía cumplir este 2023. 

La guerra y la sequía juegan un papel en nuestra economía y es mejor afrontarlo poniendo objetivos alcanzables para no estar corrigiendo cada trimestre”, le dijo el ministro de Economía a PERFIL sobre el cambio que el organismo internacional anunciará en las próximas horas. A las 4.30 de la mañana del sábado en Argentina, Massa y Georgieva tuvieron la tercera reunión en el contexto del G20 en la que definieron oficializar la modificación de las metas que le da un respiro a la escasez de dólares que sufre el gobierno argentino. 

Sonrisas y números: Massa se reunió con Georgieva en la India, para hablar de metas con el FMI

 

Hay tres equipos trabajando en este nuevo plan por estas horas: parte del gabinete económico desde Buenos Aires, la misión oficial en Washington y el titular de Economía desde Bengaluru. “El objetivo es ser realistas y previsibles para que el programa sea de verdad un ordenador y no un papel en el aire que no se cumple", detalló el ministro de Economía. Y agregó: “El consenso con el FMI es que es mejor adecuar la programación del trabajo del año desde el inicio para dar previsibilidad y no tener que hacer waivers durante el año”. 

Las metas ya no se revisarán trimestralmente ni el gobierno tendrá la necesidad de solicitar un perdón ante su incumplimiento. En economía y el FMI entendieron que el programa debía adaptarse a la realidad. “No vamos a tener que estar cada 30, 60 o 90 días revisando o pidiendo waivers. Lo que estamos haciendo es consensuar un esquema que proyecte los targets sobre una nueva realidad que dejó la guerra y nos deja para adelante la sequía”, insistieron desde el palacio de Hacienda. Los detalles se conocerán oficialmente en las próximas horas. 

El impacto de la guerra en la economía argentina es algo que Massa viene planteando desde el año pasado. Todo comenzó cuando el ministro le envió a Georgieva un archivo por WhatsApp titulado El impacto de la guerra de Ucrania en Argentina. Este informe estimaba que nuestro país sufrió una pérdida de 4.949 millones de dólares como consecuencia de la guerra desatada por Rusia. Días más tarde, se encontraron en Indonesia en una reunión que encabezó Alberto Fernández en la que este fue uno de los ejes que debatieron. 

Alivio para el Gobierno: el FMI flexibilizará las metas de acumulación de reservas

“El valor de la importación de combustibles creció de 1.999 millones de dólares –de acuerdo con el valor anterior a la guerra– a 5.756 millones, lo que resultó un crecimiento neto de 3.757 millones. En relación con el complejo agroexportador, las exportaciones netas estuvieron 617 millones por encima de lo proyectado antes de la guerra. Finalmente el costo del flete de exportación sufrió un aumento de 1.800 millones por encima de lo estimado antes de la guerra. El impacto final del aumento de los precios internacionales, debido al conflicto en Ucrania, fue estimado en 4.949 millones de dólares”, decía el paper que ya en ese momento quedó en poder del FMI. Este año se sumó la sequía y por ello, se terminó avanzando en el alivio que se anunciará esta semana. 

Antes de terminar de acordar estos cambios, Georgieva anunció ante Massa que el staff del organismo determinó que nuestro país  cumplió con las metas acordadas para el último trimestre de 2022, lo que significará un nuevo desembolso aproximado de US$ 5.400 millones, algo que también provocará alivio a las reservas del Banco Central que en las últimas jornadas debió vender casi US$ 1.000 millones

Orden fiscal, acumulación de reservas y el orden monetario”, son los tres objetivos que repite incansablemente Massa para su gestión. Cuando el 1 de marzo el jefe de Estado inaugure el año legislativo, Massa ya estará de regreso en la Argentina y con alguna buena noticia para dar.