lunes 27 de junio de 2022
ACTUALIDAD Acuerdo de París... ¿Y?

El tope de 2º C de aumento de la temperatura es nuestra espada de Damocles

Hace sólo seis años se firmó el histórico Acuerdo de París sobre Cambio Climático y cada vez hay mayor escepticismo sobre los esfuerzos reales que estamos haciendo para impedir que la Tierra sea inhabitable.

30-11-2021 08:00

El 30 de noviembre del año 2015 se inició en París la histórica XXI Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, generalmente denominadas “Acuerdo de París” Las reuniones se extendieron hasta el 11 de diciembre de 2015.  

Organizada por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), los objetivos de esta conferencia fueron alcanzados y por primera vez en la historia se logró consumar un acuerdo universal sobre los métodos para reducir el cambio climático, lo que dio inicio al nombre generalizador de “Acuerdo de París”. 

Francia, a través de su capital, París, además de haber sido el país anfitrión, también se considera un ejemplo mundial por ser uno de los pocos países desarrollados que genera más del 90% de su electricidad a partir de fuentes con cero emisiones de carbono

De este modo, sin renunciar a una alta calidad de vida, Francia contribuye a una economía y gestión sostenibles con el medio. 

La espada de Damocles y París

En la conferencia celebrada en París, en 2015, participaron representantes de todas las potencias. En las reuniones se hizo pública la lista de cuále son los 55 países con mayor emisión de gases de efecto invernadero, entre los cuales se destacan Estados Unidos, China y Japón. 

La amenaza del cambio climático
La desertificación es una consecuencia y un síntoma del cambio climático.

El Acuerdo de París agrupa a todos los países firmantes con el fin de realizar los esfuerzos necesarios para revertir el curso actual del calentamiento global. 

El Acuerdo de París entró en vigor el 4 de noviembre de 2016. A través de los informes del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), los científicos y expertos afirmaron que será necesario un cambio productivo y cultural para reducir el calentamiento global.

Según ese organismo, en la era preindustrial (1780) los niveles de Dióxido de Carbono del ambiente eran de 228 partes por millón (ppm). Hoy día, en 2021, falta poco para que se duplique esa cifra.

Temperatura al tope

Mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2°C con respecto a los niveles preindustriales” es uno de sus principales objetivos que expone el Acuerdo de París

Argentina, en conformidad a lo expuesto en el Acuerdo de París y la ley 27.270, ratifica su compromiso en la agenda por la lucha contra el cambio climático. 

Thunberg Biden Cambio Climático
Greta Thunberg y su batalla ejemplar contra el cambio climático.

Desde el Gobierno Nacional se ha llevado adelante un proceso de revisión de las contribuciones hechas que ha sido coordinado de forma interministerial a través del Gabinete Nacional de Cambio Climático (GNCC). En esta metodología de trabajo, también participan los distintos sectores de la comunidad en el ámbito del Gabinete ampliado e interjurisdiccional, a través del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA).

Igualmente, el Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero contabiliza los gases emitidos y absorbidos de la atmósfera durante cada año en el territorio argentino. 

Esto permite estudiar una visión más amplia sobre el escenario actual para poder mejorar y planificar nuevos compromisos de mitigación. El objetivo de Argentina siempre debería ser contribuir y reforzar la respuesta mundial para mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de 2º C

2º C que cambiarán el mundo

El Acuerdo de París logró un gran alcance y fue firmado por 195 países, entre ellos Estados Unidos, Canadá, México, Alemania, Inglaterra y Brasil, además de Argentina. 

Sin embargo, aunque desde la XXI Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático se consideró un éxito y un paso a lo que se esperaría una transformación de fondo de las actividades productivas del ser humano, las temperaturas de los últimos años son cada vez más preocupantes. 

cambio climático 20200806
Las ciudades costeras se anegarán a fines del siglo XXI.

Varios expertos creen que ya es imposible lograr que la temperatura global no supere los 2°C por encima de los niveles preindustriales, aunque – al menos - el compromiso por cumplir con lo acordado en noviembre de 2015 aún continúa. 

Los países deberían quintuplicar sus esfuerzos y compromisos de reducción de emisiones para evitar un calentamiento mayor de 1,5 grados, el mínimo menos riesgoso. 

Hoy día, la producción humana es la mayor responsable de la generación de gases de efecto invernadero, mucho más que la actividad volcánica que, hace 55 millones de años, elevó las concentraciones de CO2 a más de 1000 partes por millón. Gracias al cielo, luego fueron disminuyendo, por eso alcanzaron los niveles registarados en el siglo XVIII.

Entrevistado por BBC, Martin Siegert, experto en geofísica y cambio climático de Imperial College en Londres anunció que "si seguimos quemando combustibles fósiles al ritmo que lo hacemos ahora, llegaremos a 1000 ppm a fines del siglo.XXI”. Es decir, como era en el Plioceno. 

Cuando la Tierra perdió temperatura, los organismos vivos absorbieron todo ese carbono emanado y, al morir, quedó enterrado con ellos. Lo ilógico e incomprensible es que nuestro consumo de energías fósiles sacó nuevamente esos gases a la superficie, a la luz.

Las inundaciones, los incendios, las olas de calor y las tormentas intensas demuestran que los impactos del cambio climático se están acelerando hasta que algún, día lamentablemente no puedan revertirse y se pierda el control. O tomar el timón del tema nos saldrá extremadamente caro.

 MM