domingo 02 de octubre de 2022

Boeing en profunda crisis, cápsula espacial no llega a destino

Boeing Co., que ya se estaba recuperando de la inmovilización de su avión más vendido que duró nueve meses, sufrió otro revés de alto perfil cuando su cápsula espacial CST-100 Starliner no logró llegar a la Estación Espacial Internacional (EEI) en su primer vuelo de prueba.

20-12-2019 15:20

Boeing Co., que ya se estaba recuperando de la inmovilización de su avión más vendido que duró nueve meses, sufrió otro revés de alto perfil cuando su cápsula espacial CST-100 Starliner no logró llegar a la Estación Espacial Internacional (EEI) en su primer vuelo de prueba.

Un temporizador defectuoso provocó que el Starliner no tripulado hiciera ajustes de vuelo fuera de secuencia que quemaron demasiado combustible después de que la cápsula llegó a la órbita, dijeron a periodistas el viernes Boeing y la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés). Se espera que el vehículo regrese a la tierra para un aterrizaje en paracaídas en White Sands Missile Range en Nuevo México temprano el 22 de diciembre.

El accidente perjudica los planes que Estados Unidos tiene de vuelos humanos el próximo año con Boeing, que fue contratado para transportar astronautas a la EEI como parte del programa de la tripulación comercial de la NASA junto con las tecnologías de exploración del espacio de Elon Musk. El fracaso de Boeing también profundiza la sensación de crisis en torno al gigante aeroespacial, ya que trata de persuadir a reguladores para que pongan fin a la prohibición de vuelo de su 737 Max después de dos accidentes mortales.

Funcionarios de la NASA y Boeing dijeron que todavía estaban tratando de entender la causa del fallo del temporizador. Dijeron que es demasiado pronto para evaluar el impacto en los vuelos espaciales posteriores de Boeing.

Aproximadamente 50 minutos después del despegue, el Starliner estaba fuera de posición para comenzar su quema de inserción orbital, el último impulso en una órbita para que el vehículo pueda atracar en la estación espacial. Si los astronautas hubieran estado a bordo, podrían haber corregido el problema, dijo Bridenstine.

La cápsula despegó a bordo de un cohete Atlas V de United Launch Alliance a las 6:36 a.m. cerca de Cabo Cañaveral, Florida, dijeron Boeing y la NASA. La cápsula se separó y comenzó a volar sola unos 15 minutos después.

Estaba programamdo que Starliner llegara a la EEI el sábado temprano.

El vuelo de prueba fue la segunda misión a la estación espacial para el programa de tripulación comercial de la NASA, que está diseñado para poner fin a la dependencia de EE.UU. ante la compra de asientos a bordo de la nave espacial Soyuz de Rusia.

SpaceX realizó un vuelo de demostración de su cápsula Crew Dragon a la EEI en marzo, también sin nadie a bordo. La compañía de Musk y Boeing esperan llevar a astronautas por primera vez el próximo año.

En 2014, la NASA otorgó a SpaceX y Boeing contratos combinados valorados en hasta US$6.800 millones para llevar a los astronautas estadounidenses a la EEI. La agencia eligió dos compañías para garantizar un acceso seguro, confiable y rentable al espacio, evitando los riesgos de otorgar el monopolio a un proveedor.

La agencia espacial se ha negado a establecer fechas para misiones tripuladas, a la espera del resultado del vuelo de prueba de Boeing. La agencia y SpaceX planean realizar una prueba de aborto en vuelo del Crew Dragon de SpaceX el 11 de enero desde Florida.