lunes 27 de junio de 2022
BLOOMBERG Industria

El mineral de hierro supera los US$70 por demanda de China

El mineral de hierro por fin ha vuelto a superar la barrera de US$70 la tonelada métrica. Después de un avance lento pero constante en las últimas semanas, los alcistas impulsaron el mineral por encima de ese umbral, alentados por los crecientes precios del acero en China, el principal comprador, donde hay una mayor demanda de material de alta calidad gracias a la inversión impulsada por el Estado.

07-08-2018 05:38

El mineral de hierro por fin ha vuelto a superar la barrera de US$70 la tonelada métrica. Después de un avance lento pero constante en las últimas semanas, los alcistas impulsaron el mineral por encima de ese umbral, alentados por los crecientes precios del acero en China, el principal comprador, donde hay una mayor demanda de material de alta calidad gracias a la inversión impulsada por el Estado.

Los futuros de SGX AsiaClear llegaron a subir un 1,1 por ciento a US$70,30 la tonelada, el nivel más alto desde marzo, y se negociaban a US$70,25 a las 2:03 pm en Singapur. En el mercado al contado, el mineral de referencia con un contenido del 62 por ciento alcanzó el US$69,55 el lunes, según Mysteel.com, también el nivel más alto desde marzo. El mineral de alta calidad con un 65 por ciento de contenido repuntó, escalando a US$96,20, un máximo de 11 meses.

Desde una venta masiva en marzo, el mineral de hierro se había limitado a un rango estrecho en los US$60, ya que los inversores sopesaban la robusta producción de acero frente al aumento de los suministros de las minas. Ahora el mineral ha salido de ese rango, al alza, ya que los responsables de política China quieren impulsar el crecimiento, especialmente en infraestructura, para compensar el impacto de la guerra comercial con Estados Unidos. Una campaña coordinada para frenar la contaminación también ha ayudado, impulsando la demanda del mejor mineral de hierro mientras que se ha reducido la producción de acero.

"Los precios del mineral de hierro parecen estar subiendo", dijo Erik Hedborg, consultor de CRU Group, en un correo electrónico. "Vemos el reciente aumento de los precios como una consecuencia de una mayor confianza en China después de las conversaciones sobre un nuevo estímulo económico que impulsará el gasto en infraestructura hacia finales de 2018".

Ventaja para las mineras

Unos precios más altos benefician a las mineras, entre ellas las australianas Rio Tinto Group, BHP Billiton Ltd. y Fortescue Metals Group Ltd, así como la brasileña Vale SA. El mes pasado, Vale señaló que parece que no puede enviar a China suministros de alta calidad y combustión limpia lo suficientemente rápido. Las siderúrgicas chinas mezclan el producto brasileño con otro de menor calidad.

La producción anual de acero en China se dirige a un alza desde 2017 y la demanda será respaldada por estímulos y por la iniciativa Cinturón y ruta de la seda, dijo la responsable de Fortescue, Elizabeth Gaines. Esa iniciativa es la apuesta de China para transformar los lazos entre la mayor economía de Asia y otros países en la región.

"No hay duda de que ha habido una fuerte demanda", dijo Gaines a los medios en Kalgoorlie, en el oeste de Australia, donde daba una conferencia. "Incluso en ausencia de estímulo, hemos visto que los fundamentos para la producción de acero han sido fuertes", dijo.

Las ganancias del mineral de hierro en medio de las fricciones comerciales han separado el producto de otras materias primas, especialmente del cobre. El metal rojo, generalmente considerado un barómetro del crecimiento global, ha languidecido en las últimas semanas, cayendo por debajo de los US$6.000 la tonelada el mes pasado a un mínimo de un año.

Las autoridades chinas han intensificado su represión contra la contaminación, introduciendo importantes límites a la producción en las ciudades siderúrgicas que han impulsado los precios del acero, con las barras de refuerzo alcanzando un máximo de cinco años. Esto ha apuntalado la demanda de mineral de calidad, con alto contenido de hierro y de baja impureza, ya que los fabricantes de acero se apresuran para producir la mayor cantidad de metal caliente posible.