jueves 27 de febrero de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG
jueves 30 agosto, 2018

Fabricantes de baterías examinan una gran colección sueca de rocas

Albergar la colección de rocas más grande de Europa finalmente ha sido útil para Suecia en medio de la carrera mundial por los escasos metales que impulsan a los autos eléctricos.

Galería de imágenes

Niclas Rolander


Fotogalería
Battery Metals Newest Craze at Library Full of Ancient Rocks Foto: Bloomberg
jueves 30 agosto, 2018

Albergar la colección de rocas más grande de Europa finalmente ha sido útil para Suecia en medio de la carrera mundial por los escasos metales que impulsan a los autos eléctricos.

Durante más de un siglo, la nación nórdica ha acumulado miles de muestras de mineral; tantas que, si se tendieran de punta a punta, se extenderían desde Minneapolis hasta México y más allá.

Están almacenadas en el archivo central del Servicio Geológico de Suecia, donde los visitantes pagan 1.000 coronas (US$110) al día para examinar rocas guardadas en hileras e hileras de cajas de madera con la esperanza de detectar ricos depósitos de minerales como el cobalto: el mineral gris azulado que tiene a los fabricantes de automóviles alborotados.

Las rocas, inicialmente extraídas en busca de metales básicos como mineral de hierro o cobre, se están volviendo a examinar porque Suecia tiene un territorio excepcional de Europa que cuenta con todas las materias primas utilizadas para fabricar baterías.

La biblioteca se encuentra a unas nueve horas en auto al norte de la capital, Estocolmo, enclavada en las profundidades de los bosques de la provincia de Laponia. La colección ha atraído durante mucho tiempo a geólogos fascinados por el Escudo Báltico, segmento de la corteza terrestre que abarca a Suecia y que es rico en roca cristalina del Precámbrico, una de las más antiguas de Europa.

Pero el enfoque ha cambiado a medida que la búsqueda global de recursos minerales para baterías impulsa a mineros y geólogos a reexaminar antiguos sitios de exploración en lugares como Canadá, el oeste de Australia y Finlandia, actualmente el único lugar de la Unión Europea donde se extrae cobalto.

Incorporar a Suecia es importante para los fabricantes de automóviles europeos porque, de momento, el 60 por ciento de la producción mundial se concentra en la República Democrática del Congo, donde la corrupción es desenfrenada y Amnistía Internacional ha descrito el uso de mano de obra infantil en algunas minas artesanales. Por otro lado, la mayor parte del cobalto del Congo se refina en China, que ha dominado la cadena de suministro de las baterías.

Si se explotan, las reservas de cobalto de Suecia podrían alimentar a más de 4 millones de vehículos, algo que el gobierno está apostando que reviva la industria minera después de que la caída de las materias primas de esta década sofocara nuevos proyectos. El año pasado, el gobierno emitió una cantidad récord de permisos de exploración para metales utilizados en baterías, incluidos 48 para el cobalto, más que todos los años anteriores juntos en este siglo.

"Suecia no alcanzará los niveles que tiene el Congo, pero definitivamente puede desempeñar un papel en el mercado europeo", dijo Par Weihed, profesor de geología de minerales y vicerrector de la Universidad Tecnológica de Lulea, en el norte de Suecia. "Existe un potencial geológico muy bueno, básicamente para todos los metales importantes".

Hasta hace poco, solo valía la pena extraer cobalto –utilizado para estabilizar la estructura molecular de las baterías de iones de litio– como un subproducto de minerales como el cobre y el níquel. Pero su precio se ha disparado un 140 por ciento en los últimos dos años luego de que fabricantes de automóviles desde Tesla Inc. hasta BMW AG anunciaran flotas de autos eléctricos que harán que la demanda supere la oferta en solo un par de años.

"Esta es la mayor oportunidad de Suecia para un verdadero proyecto de cobalto", dijo a fines de junio Martin Phillips, director de operaciones de Talga, en el marco de la feria Euro Mine Expo realizada en Skelleftea, Suecia.

Sin embargo, las reservas conocidas de Suecia, de alrededor de 19.000 toneladas, son escasas en comparación con los 3,5 millones del Congo. Incluso Finlandia tiene recursos que ascienden a alrededor de 446.000 toneladas, aunque no todo es económicamente factible de extraer.

No obstante, la UE necesita cada gramo de cobalto que pueda obtener si quiere tener la posibilidad de lograr un plan presentado el año pasado para construir un "ecosistema de baterías" de producción local que reduzca la dependencia de África y China.

Incluso si la porción de la torta de Suecia es finalmente pequeña, las mineras no están dispuestas a dejar ninguna piedra sin levantar.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4918

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.