domingo 09 de mayo de 2021
BLOOMBERG
03-10-2019 21:25

¿Por qué es diferente el escándalo Trump-Ucrania?

En el Washington Post, Dan Drezner hace una excelente pregunta: "¿Por qué es este el escándalo que llevará a Trump a enfrentar un juicio político en lugar de todos sus escándalos anteriores?".

Jonathan Bernstein
03-10-2019 21:25

El Washington Post se refiere en la nota de Dan Drezner a las propuestas del presidente Donald Trump a su homólogo ucraniano, en busca de controversias del ex vicepresidente Joe Biden. Me gustan algunas de las respuestas de Drezner. Concuerdo, por ejemplo, con que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se las ha arreglado bien hasta ahora y que Trump no lo ha hecho. Pero creo que hay tres razones más importantes por las que estamos donde estamos ahora: con un juicio político muy probable y los republicanos menos entusiastas de lo que han estado en su defensa del presidente.

Una razón es lo que varias personas han señalado: el caso de Ucrania indica que la mala conducta de Trump es continua y tiene implicancias en el futuro. Eso es muy diferente a un escándalo sobre algo ya pasado, como la investigación del fiscal especial sobre la intromisión rusa en las elecciones de 2016, donde las acciones clave tuvieron lugar antes de que Trump asumiera el cargo. También sugiere que, como nos recuerda Matthew Green, los hechos pueden ser realmente importantes.

Otra razón es simplemente que el juicio político nunca implica un solo escándalo. Siempre es acumulativo. Eso ocurrió con el caso Watergate: los demócratas no comenzaron el proceso basándose únicamente en la mala conducta original del presidente Richard Nixon -que era más que suficiente para justificar su destitución- o su encubrimiento inicial, sino solo después de que amenazó con cerrar las investigaciones durante la “Masacre del sábado por la noche”. Se podría decir que eso también ocurrió en 1998. Para los republicanos, la aventura del presidente Bill Clinton y sus negaciones fueron solo los últimos de una larga serie de presuntos crímenes. También en el caso de Trump, cualquiera que sea la conducta que los demócratas decidan incluir en los artículos del juicio político, su presidencia está en juego debido a una serie de violaciones y transgresiones. Y eso es apropiado.

Pero quizás la razón más importante por la que esta vez es diferente, es que la conducta de Trump con Ucrania parece menoscabar directamente lo que ha estado pidiendo que los republicanos digan en su nombre en el Congreso.

Durante más de dos años, Trump ha asegurado que "no hubo colusión" con Rusia. Sea esto cierto o no (el informe del fiscal especial detalló muchos contactos entre la campaña de Trump y varios rusos, pero no estableció evidencia de una conspiración criminal), la historia que Trump y sus aliados han estado contando se basa en la suposición de que la colusión con una potencia extranjera para interferir en las elecciones estadounidenses sería mala. Y ahora Trump parece haber estado haciendo exactamente eso antes de 2020.

Eso es peligroso para la Casa Blanca. A los políticos que están perfectamente dispuestos a contar historias incluso improbables por un presidente del mismo partido todavía no les gusta exponerse como evidentes mentirosos, y no les gusta tener que retractarse de lo que ya han dicho. Sus detractores a veces hablan sobre la facilidad con que esta administración pasa de "el presidente no lo hizo" a "el presidente lo hizo y estamos orgullosos de ello". Pero muchos políticos conservan la capacidad de avergonzarse, y la mayoría teme ser materia fácil para ataques de publicidad política. Las mentiras obvias ocupan un lugar destacado en la lista de este tipo de material.

Sé que he dicho esto varias veces, pero es importante: el golpe final a Nixon fue la revelación de que había mentido directamente a los republicanos del Congreso y les había hecho mentir por él sobre algo tan claro y obvio que los hizo parecer tontos, y los convenció de que no podían confiar en él nunca más. Trump aún no llega a eso. Pero, de nuevo, todo esto es acumulativo. Lo que significa que se está acercando constantemente.