viernes 07 de mayo de 2021
BLOOMBERG Coronavirus
14-04-2021 14:25

El asiento del medio, en los aviones, podría ser riesgoso

El riesgo de contraer covid-19 en un vuelo de avión se reduce a la mitad cuando las aerolíneas mantienen vacíos los asientos del medio, según un estudio del Gobierno de Estados Unidos. En lo que va de abril, 1,4 millón de personas toman cada día un avión en ese país.

Alan Levin y Mary Schlangenstein
14-04-2021 14:25

El riesgo de estar expuesto al virus del covid-19 en un vuelo de avión se reduce a la mitad cuando las aerolíneas mantienen vacíos los asientos del medio, una práctica de seguridad que las aerolíneas han abandonado, concluyó un nuevo estudio publicado por el Gobierno de Estados Unidos.

El estudio es el último en agitar las aguas sobre un tema controvertido: lo peligroso que es viajar durante la pandemia. Sin embargo, este no intentó estimar los riesgos de contagio y se basó en un modelo realizado antes de la pandemia, por lo que la regla actual de usar cubrebocas durante el vuelo no fue considerada.

El riesgo de entrar en contacto con el virus se redujo entre 23% y 57% cuando las aerolíneas limitaban la carga de pasajeros en aviones de pasillo único y de fuselaje ancho, en comparación con la ocupación total, de acuerdo con una investigación publicada el miércoles por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

“Los enfoques para el distanciamiento físico, incluido el mantenimiento de los asientos medios vacíos, podrían reducir la exposición al SARS-CoV-2 en los aviones”, señala el estudio.

Si bien las aerolíneas han promocionado investigaciones, algunas de estas financiadas por la industria, que muestra un bajo riesgo de contraer coronavirus durante los viajes, otros estudios han demostrado que la transmisión puede ocurrir en vuelos, incluso cuando los pasajeros usan cubrebocas.

Para el estudio de los CDC, los científicos de la agencia y de la Universidad del estado de Kansas, un centro líder para el estudio de la calidad del aire en las cabinas de las aerolíneas, utilizaron múltiples modelos para predecir cómo se propagarían las partículas de virus en el aire en los aviones. Los modelos se basaron en un virus sustituto y datos de un estudio de 2017.

Los resultados del estudio podrían llegar demasiado tarde para los viajeros estadounidenses.

Delta Air Lines Inc. reanudará la venta de asientos intermedios el 1 de mayo, la última aerolínea estadounidense en levantar la política de distanciamiento social que ha estado vigente desde hace más de un año. La aerolínea reabrió temporalmente los asientos en algunos aviones el 4 y 5 de abril después de que una escasez de personal lo obligó a cancelar unos 100 vuelos.

Delta decidió poner fin a la política en medio de una creciente evidencia de un resurgimiento esperado desde hace mucho tiempo en la demanda de viajes a medida que avanza la campaña de vacunación en Estados Unidos y los consumidores reservan vuelos para visitar a sus familiares o tomarse unas vacaciones.

La decisión se basó en parte en “el conocimiento de que casi 65% de los que volaron Delta en 2019 anticipan tener al menos una dosis de la vacuna contra covid-19 antes del 1 de mayo”, dijo el director ejecutivo de Delta, Ed Bastian, al anunciar sobre la decisión el 31 de marzo. Anteriormente, la aerolínea había dicho que era “seguro sentarse en el asiento medio”, pero optó por mantener la prohibición para calmar cualquier posible ansiedad de los pasajeros.

Algunas compañías nunca limitaron los asientos como resultado de la pandemia y otros levantaron la práctica hace meses.

American Airlines Group Inc. agregó 150 rutas nuevas o restauradas este verano, a medida que planea volar más de 90% de su capacidad de asientos domésticos antes de la pandemia.

Airlines for America, el grupo comercial que representa a las grandes aerolíneas estadounidenses, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre el estudio de los CDC.

Los aviones tienen sistemas de filtración que eliminan los virus del aire, pero otros factores pueden aumentar el contacto con el virus. “Los aviones pueden mantener cerca a un gran número de personas durante largos períodos, condición que podría aumentar el riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas”, indicó el estudio.

La guía general de los CDC sobre viajes continúa recomendando que las personas retrasen sus viajes hasta que estén completamente vacunadas porque “aumenta sus posibilidades de contraer y transmitir covid-19”.

Si bien los traslados por aire siguen estando en niveles muy por debajo de lo común desde que estalló la pandemia en marzo de 2020, el ritmo ha crecido sustancialmente este año.

En abril, un promedio de 1,4 millones de personas al día han viajado a Estados Unidos, aproximadamente el doble de las 700.000 que volaban a principios de febrero, según datos de la Administración de Seguridad del Transporte. En comparación, en 2019, un promedio de 2,3 millones de personas volaron al día.

En esta Nota