sábado 01 de octubre de 2022
CIENCIA TERRIBLE PREDICCIÓN

Una devastadora megainundación podría desaparecer a California en los próximos 40 años

Científicos estadounidenses anticiparon que el estado de la costa Este de EEUU será blanco de un fenómeno "nunca antes visto" y el desastre natural más caro de la historia humana.

14-08-2022 16:30

Un desastre natural sin precedentes en la historia del planeta ocurrirá en la costa este de Estados Unidos dentro de los próximos 40 años, según anticiparon investigadores de la Universidad de California. 

Si bien los habitantes de California esperan desde hace mucho tiempo el "Big One", el superterremoto que los científicos anticipan que destruirá la costa este de Estados Unidos, la nueva evidencia científica indica que una inundación de dimensiones "épicas" ocurrirá mucho antes.

La advertencia de que el estado de California quede bajo las aguas de los océanos fue lanzada por un estudio publicado en Science Advances que muestra cómo el cambio climático duplicó las posibilidades de una mega inundación en California en las próximas cuatro décadas.

La Falla de San Andrés podría crear terremotos aún más grandes que el temido "Big One"

"A pesar de la prevalencia reciente de sequías severas, California enfrenta un riesgo ampliamente subestimado de inundaciones severas", indica el estudio, basado en una combinación de datos de modelos climáticos y modelos meteorológicos de alta resolución.

Y agrega: "Es probable que el cambio climático aumente el riesgo de eventos de precipitación extrema a lo largo de la costa del Pacífico de América del Norte, incluida California, y de eventos de inundaciones graves posteriores".

"La evidencia reciente sugiere que los aumentos en el riesgo de inundaciones en el oeste de los Estados Unidos causados ​​por el calentamiento antropogénico pueden haber sido contrarrestados en las últimas décadas por la variabilidad natural, pero que un mayor calentamiento y los cambios en la variabilidad natural finalmente 'desenmascararán' este aumento acumulado en el riesgo de inundaciones regionales".

La investigación afirma que "los hallazgos de trabajos anteriores y de este estudio ilustran la creciente urgencia de planificar y mitigar los peligros de inundaciones potencialmente catastróficas en California en un clima más cálido".

El mundo se seca: estas fotos de Europa y EEUU atestiguan los efectos devastadores de las sequías

Daniel Swain, investigador de la Universidad de California (UCLA) que participó en el estudio, le dijo a CNN que el "Big One" del agua sería un fenómeno "nunca antes visto" y el desastre natural más costoso de la historia.

Swain describió la megainundación como "una inundación muy grave en una amplia región que tiene el potencial de provocar impactos catastróficos en la sociedad de las zonas afectadas".

"En última instancia, uno de nuestros objetivos no es solo entender estos eventos científicamente, sino también ayudar a California a prepararse para ellos", dijo Swain. "Es una cuestión de cuándo y no de si ocurre".

Los investigadores dijeron que la principal causa de tal desastre es el cambio climático que, en todo el mundo, provocó un aumento de las lluvias torrenciales con las consiguientes inundaciones.

Un lago de Las Vegas se seca por el cambio climático y aparecen cuerpos de víctimas de la mafia

California, además, está predispuesta a este tipo de fenómenos y, siendo un estado básicamente árido, en el pasado también se benefició de ello. Pero el calentamiento global hizo que este tipo de manifestaciones sean más frecuentes y violentas, dijeron.

La zona más afectada, según los investigadores, sería el Valle Central, que incluye a las ciudades de Sacramento, Fresno y Bakersfield, que produce una cuarta parte del suministro de alimentos en Estados Unidos.

"Según el estudio, una inundación del tamaño de este valle podría ser la catástrofe geofísica más costosa hasta la fecha, con un estimado de más de 1.000 millones de dólares en pérdidas y devastando las zonas bajas del estado, incluidos los condados de Los Ángeles y Orange", dijo la CNN.

"Creo que el alcance de las pérdidas (de las megainundaciones) puede reducirse significativamente haciendo cierto tipo de cosas para renovar nuestra gestión de las inundaciones y nuestros sistemas de gestión del agua y nuestra preparación para los desastres", dijo Swain.

"Una inundación de este tipo en la California moderna superaría probablemente los daños de un terremoto de gran magnitud por un margen considerable", indica el estudio.

El único precedente en el Estado Dorado ocurrió en el invierno de 1861-1862, cuando una inundación histórica transformó los valles de San Joaquín y Sacramento en un "vasto mar interno", destruyendo ciudades, pueblos, infraestructura, campos y granjas en minutos.

Más de 4.000 personas fallecieron, mientras una cuarta parte de la población bovina se ahogó o murió de hambre. Algunas áreas estuvieron cubiertas con 9 metros de agua durante semanas, mientras que la entonces capital Sacramento permaneció durante meses bajo 3 metros de agua.