lunes 26 de julio de 2021
COLUMNISTAS apuestas
09-04-2021 23:15

Se va la segunda

09-04-2021 23:15

“El mar, el mar, siempre recomenzado”, escribía Paul Valéry, y las olas nos identificábamos con esos versos de su magnífico poema El cementerio marino. Es que siempre recomenzamos. Aunque nos perciban únicas, frescas, novedosas, otra de nosotras viene atrás: imprevisible, más transparente o revuelta. Nos sucedemos constantes en la inconstancia. Somos las protagonistas del devenir: lo nuevo y lo último. En la música, en el cine (la de Peter Weir), y en la cruenta realidad. 

Si bien tenemos cresta que anticipa nuestro alcance, no es fácil medirnos. Tsunamis, podemos devastar, llevándonos todo por delante, o arribar suavemente al presente como espuma de los días. No siempre depende de nuestro ímpetu. Hay que saber recibirnos. Vernos de lejos no es lo mismo que estar inmersos en el oleaje. Además sufrimos unas últimas transformaciones antes de disiparnos. Esta vez no traemos caracoles... Sin malas intenciones, venimos con lo peor: una enfermedad que se propaga, y hasta mata. 

Parece que andamos dispares por el mundo. En algunos lugares vamos primeras, en otros, segundas, terceras o cuartas. No somos iguales, pero lo que más nos diferencia es el modo en que nos están esperando. Quienes nos ignoran, se ignoran a sí mismos, creyéndose tan importantes como para no darnos importancia, sabiendo que sin quererlo, castigaremos a los más indefensos y ellos serán los responsables. Quienes nos previenen, cuidando a los demás –incluso de sí mismos– apuestan a lo mejor que se tiene: el otro.

En esta Nota