Llovizna
Temperatura:
20º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 14 de diciembre de 2018 | Suscribite
COLUMNISTAS / FUtbol y roscas
domingo 2 diciembre, 2018

Superfinal en la política porteña

El momento de mayor apogeo de un dirigente suele coincidir con el del riesgo evidente de la declinación.

por Daniel Bilotta

Ellos. A D’Onofrio lo tienta Martín Lousteau para sumarse a una “regeneración política”. Angelici maneja el radicalismo porteño, único que no integra Cambiemos. Foto: Ap

Existe un principio fáctico de amplia aceptación en la lógica del poder. El momento de mayor apogeo de un dirigente suele coincidir con el del riesgo evidente de la declinación. El cumplimiento de esa profecía parece verificarse en Miguel Angel Pichetto: clave en los vínculos de la oposición con el oficialismo, pero al borde de quedar fuera del Congreso cuando venza su mandato de senador por Río Negro el año que viene. Es el espejo por el que mira a Daniel Angelici su entorno en estos días.

Remendado de éxito económico a escala global por la Conmebol, la final de la Copa Libertadores que River y Boca jugarán el 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid parece insuficiente para camuflar el escándalo político desatado a nivel local por los incidentes que impidieron hacerlo en el Monumental de Núñez. Lo que empaña esa proyección internacional de Angelici es la concepción defectuosa del operativo de prevención montado por el Gobierno porteño.  

Su jefe, Horacio Rodríguez Larreta, halló una salida diplomática. La renuncia de Martín Ocampo al Ministerio de Seguridad y Justicia. Ocampo es compadre de Angelici, de quien desconfía el jefe del Gobierno por la relación con Enrique "Coti" Nosiglia. Entre los dos controlan el radicalismo en la Ciudad. El único distrito donde no está formalizada la alianza Cambiemos por la resistencia del PRO y la Coalición Cívica. Es decir: Rodríguez Larreta y Elisa Carrió.

El responsable del operativo de seguridad del escándalo, Martín Ocampo, es compadre del presidente de Boca Juniors

Con Martín Lousteau de motivo aparente, esa discordia se le atribuye a Nosiglia. Aunque no está claro que el economista pueda ser un obstáculo en la reelección del jefe de Gobierno. Sobre todo desde que la UCR lo adoptó casi como talismán ante el déficit de figuras carismáticas en el orden nacional. Tal vez por eso Lousteau frecuenta a Rodolfo D’Onofrio. Asistido por Juan Carr, Facundo Manes y Matías Lammens, pretende entusiasmar al presidente de River con un salto a la competencia electoral bajo la bandera de una supuesta regeneración de la actividad política.

Lo que enturbia el rédito de Angelici es, precisamente, la que agita en este momento el titular de Boca para definir el torneo. El apego estricto a la letra del reglamento. Es el mismo argumento que podría utilizar Ocampo para retomar las funciones como titular del Ministerio Público. Si fuese así, como jefe de todos los fiscales debería investigar el fallido operativo que él mismo diseñó.

Colorado. No existe consenso en el Gobierno sobre si ésa sería la mejor decisión. Con elegancia, Diego Santilli, eludió responder sobre el asunto apenas fue designado en lugar de Ocampo: "Deberían preguntarle a Martín", le dijo a los periodistas. Puede que el misterio quede revelado pronto. El martes volverá a reunirse el Consejo Federal de Procuradores en el Ministerio de Justicia ¿Asistirá Ocampo? En el círculo de Angelici creen que esta duda estaría disipada si el titular de Boca no hubiese quedado absorbido por la apelación presentada contra River en la Conmebol.

Santilli tendrá que ocuparse de diluir otra más inquietante. Cómo garantizar una investigación imparcial de lo ocurrido. Con el allanamiento a River, la Justicia cree tener determinado que eran originales el grupo de 300 entradas que halló en dependencias del club. Y con eso el vínculo aparente de la dirigencia con barras. El vicejefe de Gobierno es el hermano de Darío, vocal de la comisión directiva que preside D’Onofrio.

No es el único frente que deberá atender. Se encarga también de la relación con Luis Barrionuevo desde la designación de Ezequiel Sabor de embajador en México. El gastronómico cree que no es categórica la resolución de la Cámara Nacional Electoral que lo cesó en la intervención en el PJ dispuesta por María Servini de Cubría.

Las palabras de Macri hacia Larreta fueron tan duras que Marcos Peña se sintió obligado a suavizar las críticas a su archirrival

En ella ordena a la jueza investigar aparentes inconsistencias administrativas. Un paso que podría habilitar otra. Probabilidad seguida con expectativa por Eduardo Duhalde, que ya postuló a la Presidencia a su ex ministro de Economía Roberto Lavagna. El peronismo anti K liderado por Pichetto también desea hacerse del PJ en la pelea que libra por el liderazgo con Cristina Fernández de Kirchner. La expresidenta lo controla a través de José Luis Gioja.

Por ahora, la única medida adoptada por Santilli fue confirmar a Marcelo D’Alessandro en la secretaría de Seguridad. D’Alessandro mantiene una relación estrecha con Servini de Cubría. Igual que Elisa Carrió, aliada a Rodríguez Larreta en la Capital. Santilli, otra vez, asistió al jefe del Gobierno en la campaña. Fue el responsable de mantener en tono cordial la relación siempre difícil con la líder de la Coalición Cívica.

De modo paradójico, un posible entendimiento con el peronismo es uno de los focos de conflicto entre sectores del PRO y Carrió. Rodríguez Larreta planteó la incorporación de dirigentes peronistas durante la crisis del gabinete de fines de agosto. Un gesto que habría disgustado a Mauricio Macri. ¿Habrá pesado esa razón para criticarlo tan duro por el partido de fútbol que no se jugó? Habló de fracaso y consideró al jefe de Gobierno responsable directo por los incidentes de River.

La carga del Presidente fue tan dura que Marcos Peña se vio obligado a una posición más moderada contra un archirrival. "La responsabilidad es de la Ciudad, pero todos somos parte de un mismo equipo". El jefe del Gabinete no precisó si también él hablaba de fútbol. Tal vez no haga falta. El mayor desconcierto en el oficialismo parece difundirlo Macri. Acusó a la Justicia y a una parte de la dirigencia por apañar la violencia. ¿Aludió a Angelici? Nadie lo sabe.

*Analista político.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4478

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard