miércoles 20 de octubre de 2021
COLUMNISTAS misterios
11-06-2021 23:39
11-06-2021 23:39

Un cisma intracatólico

11-06-2021 23:39

Las Flos Mariae se separaron en marzo, pero aún no se habían conocido sus melodías agrietadas. El grupo pop nordcatalán ultracatólico (ninguna etiqueta les hace justicia) de las Bellido Durán se ha partido y si bien nos lo explican con congoja adentro de un coche, los motivos no se entienden. Tres de las hermanas han formado Mariah’s Pop y van buceando por lo coreográfico, el gótico y no sabría bien qué. Las otras cuatro han quedado como 4HBD, o sea, 4 Hermanas Bellido Durán y se prometen núcleo duro.

Todo es como una lección en miniatura de otra cosa, pero me cuesta precisar de qué; de allí su irracional encanto. Por un lado está el asunto warholiano de los quince minutos de fama, pero extendidos a una década. Está también el aura de deseo, virtud y vestiditos: algo de diosas griegas menores de alguna cosa preciosa y sentenciada a la oclusión. Y los litros y kilolitros de palabras escritas en sus muros, lenguaje líquido y combustible derramado con crueldad sobre un material fácil de quemar. Es la diosa sorna; el sarcasmo tan puro que no precisa autonombrarse: nadie les dice que sus canciones son horribles, quizás porque están más allá de cualquier categoría pero también porque es demasiado fácil para el ejercicio del ingenio. Un lingüista podría desentrañar aquí las claves de un idiolecto intrafamiliar rico en omisiones al tiempo que desbordante de ganas de comunicar a toda costa.

Es posible, también y simplemente, que los misterios de la fe me sean del todo impenetrables. Y cuando no entiendo nada de una cosa, esa cosa se me pone interesante. Quizás sin serlo.

En esta Nota