martes 13 de abril del 2021
CóRDOBA VIAJES ESTUDIANTILES
08-11-2020 00:44

"A quienes ya pagaron les conviene la reprogramación"

Lo estimó el titular de Acav, Gustavo Peralta, por cuanto las devoluciones serán de solo el 75% del total de lo contratado. El Ministerio de Turismo nacional habilita una retención del 25% por gastos de cancelación o costo administrativo. Los viajes deberán ser reprogramados en un plazo de 12 meses.

JUAN ERRAMOUSPE
08-11-2020 00:44

Aunque no deje conformes a todas las partes involucradas, el pasado martes se puso un poco de claridad y previsibilidad a un tema que venía haciendo mucho ruido en el sector: los viajes estudiantiles cancelados por la pandemia.

El Ministerio de Turismo de la Nación, en la resolución 498/2020 publicada en el Boletón Oficial, dispuso la reprogramación de los viajes a lo largo de un año o el reintegro de los pagos por los servicios contratados.

La resolución señala que la reprogramación de los viajes deberá efectuarse en un plazo de 12 meses posteriores al levantamiento de las medidas restrictivas de circulación y que las agencias deberán contar con al menos dos fechas e itinerarios alternativos para la realización de los viajes, en un plazo máximo de 60 días corridos desde la suspensión de esas medidas.

Además, establece que “las reprogramaciones de los servicios contratados respetarán la estacionalidad, calidad y valores convenidos, manteniendo su vigencia las cláusulas pactadas en los contratos originales”.

Según la posición informada por operadores turísticos estudiantiles de Córdoba, la demanda ‘expectante’ en este rubro comprende a 83.500 viajeros, desagregados de la siguiente manera: Sierras de Córdoba, 35.000; Costa atlántica, 15.000; viajes educativos (a Mendoza, Norte, Puerto Madryn, Cerro Colorado, Mar Chiquita, etc), 25.000; Bariloche, 6.000, y Brasil (Camboriú), 2.500. En total, 83.500 chicos.

 

Reprogramación o devolución

Para el presidente de la Asociación Cordobesa de Agencias de Viaje (Acav), Gustavo Peralta, la resolución ministerial “es un punto de partida para reorganizar un poco lo que veníamos trabajando, está bueno porque da un poco de previsibilidad a la situación”.

“Hemos logrado avanzar en dos opciones. La primera es que, a partir de que se disponga alguna normalidad, como la vuelta a clases que podría ser en febrero o en marzo, los prestadores tendríamos 60 días para reprogramar todas las salidas grupales estudiantiles en un plazo de 12 meses. Para ello, se tendrían que poner de acuerdo los grupos con los operadores”.

“La otra opción –explicó– es la devolución del dinero, que tendría una retención del 25% por gasto de cancelación o costo administrativo, y se devolvería el otro 75%. Pero es muy importante detallar, que ese porcentaje es del valor total del paquete y no de lo que pagó el pasajero. Si el paquete vale $10.000 y el cliente pagó $8.000, el 25% que se retiene es sobre los $10.000”.

Para obtener la devolución, los clientes van a tener 30 días de plazo para manifestar su voluntad de cancelar la operación y que se les reintegre su dinero; en los siguientes 30 días recibiría el 50%, y a los 60 días el saldo.

“En esta instancia vamos a tener que contar con mucha buena voluntad de ambas partes, los operadores y los pasajeros o sus familias, porque muchos prestadores ya tienen comprados y pagados los servicios y por el otro lado hay clientes que quieren la devolución de su dinero, entonces va a hacer falta trabajar con buena fe y tratar de solucionar cada caso en particular”, admitió Peralta.

Y agregó: “Si uno lo analiza desde el punto de vista monetario, obviamente les va a convenir reprogramar el viaje, para lo cual tendrán 12 meses de plazo, porque de lo contrario tendrían que comprar otro paquete, más caro, y con la devolución de solo el 75% de lo que contrató. Creemos que la mayoría de los grupos van a optar por la reprogramación”.

–¿Y qué pasa con los servicios contratados en el exterior, en dólares?

–Los paquetes al exterior que quedaron cancelados por la pandemia, como por ejemplo algunos paquetes a Brasil, en su mayoría serían encausados hacia la reprogramación. Los pasajeros que compraron y no pudieron viajar, no quieren la plata, quieren viajar. Podrá haber casos puntuales que quieren el reintegro del dinero y si pagaron en dólares, querrán recibir dólares, pero las condiciones son que no van a recibir dólares sino pesos, al cambio oficial y en dos cuotas. Los prestadores de servicios nos devuelven los valores en dólares, pero al ser acreditados en nuestras cuentas se pesifican.

–¿Cuál creen que será la reacción del mercado?

–Hay tantos condicionamientos que creemos que la mayoría de los grupos va a elegir reprogramar los viajes, por varios motivos: los van a tomar como una inversión, que hicieron hace un año atrás; ya la pagaron; si tienen que comprar un nuevo paquete les va a salir mucho más caro, y después de 10 meses encerrados, los chicos se querrán ir de viaje.

En definitiva, esta resolución lo que trae es un poco de previsibilidad, sirve para organizar la operatoria y la incertidumbre que tenían los padres, los grupos y las agencias de viaje.

La resolución ministerial también establece que los agentes de viaje que incumplan con lo dispuesto, “serán pasibles de las sanciones de cancelación o suspensión de la licencia y/o multa”. 

 

La situación en números

  • 83.500 es la cantidad de chicos involucrados, según la posición de operadores turísticos estudiantiles.
  • 12 meses, será el plazo para reprogramar las salidas.
  • 75% del valor total del paquete contratado es el porcentaje de devolución.
  • 25% se retendrá como costo de cancelación o gasto administrativo.
  • 30 y 60 días será el término para las dos cuotas del reintegro.
  • 30 días tendrán los compradores para definir la reprogramación o la cancelación.

En esta Nota