30 sep 2020
CóRDOBA |ANALISIS
domingo 6 septiembre, 2020

Blejer: "Hay que ser más creíbles, desde lo económico y también desde lo político"

El expresidente del Banco Central cree que el país puede aprovechar la situación de debilidad política y estratégica que hoy tiene el FMI. Vaticina más proteccionismo global y que se complicarán las relaciones comerciales entre los distintos bloques.

OTRO CAMINO. Blejer insiste en buscar caminos alternativos a la devaluación para ganar competitividad. Foto: Cedoc

Tras cinco meses afuera, un vuelo de repatriación trajo al país al economista cordobés Mario Blejer. El expresidente del Banco Central y exdirector del Banco de Inglaterra, participó del Congreso Anual del IAEF que este año se realizó en formato virtual. Allí habló sobre las fuertes transformaciones que según él está generando la pandemia, los cambios profundos y de largo plazo que vaticina para el comercio y las relaciones internacionales, al tiempo que por las circunstancias actuales el país puede lograr un buen acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sobre el impacto de la pandemia en términos globales, Blejer argumentó que la crisis comenzó con un shock de oferta, un shock exógeno, porque provenía de afuera del sistema económico y que lo que observamos ahora es la conjunción de ese shock de oferta con el shock de demanda producto de la reacción de los gobiernos para contener la pandemia. “Esos dos fenómenos juntos ocasionan una caída que es inédita y que va a tener consecuencias de largo plazo. Pero en términos de pérdida de producto no es tan dramática como en otras depresiones, como la gran depresión que fue del 30%. Creo que vamos a tener una pérdida del producto agregada por año de 4% o 5% durante tres a cuatro años, lo cual es menos de lo que estamos viendo”, sostuvo.

Con todo, remarcó que la aparición de la vacuna será fundamental a los fines de tener más herramientas para completar el diagnóstico sobre los daños y para poder calcular el costo total de la crisis. “El costo final sumado sería de 20%, que es mucho, pero traerá costos de largo plazo y cambios que ya habían comenzado antes de la pandemia. Creo que va a haber una redefinición del rol del Estado, que vamos a ver menos globalización e integración y un proceso de más importancia a las fronteras de cada país”, apuntó.

En su análisis, la pandemia actuaría como un catalizador, un acelerador de procesos que venían gestándose: “Vamos a ver más proteccionismo entre bloques comerciales que van a ser menos atractivos y entre países también. La guerra comercial entre Estados Unidos y China se acelera y estamos yendo a una situación de diferente estructura en el comercio internacional. Lo que tenemos ahora con la Organización Mundial del Comercio es un comercio basado en reglas, ordenado, con un Tribunal de Quejas y todo muy controlado. Creo que vamos a otro escenario en el que las condiciones del comercio se van a dictar de acuerdo a las necesidades específicas de cada país y va a haber mucha menos integración. Los procesos de integración comercial van a debilitarse, como se van a debilitar las funciones de las organizaciones internacionales. Va a haber mucho menos multilateralismo y mucho más bilateralismo”.

Sobre Argentina. Blejer también se refirió a la situación de la economía doméstica. En ese sentido, recordó que el desequilibrio macro económico era muy previo a la pandemia y que el país no entró a esta crisis en una posición de equilibrio como sí sucedió con otros países. También remarcó el carácter sistémico y crónico de las crisis profundas argentinas que se suceden, más allá de los colores políticos que administren, cada siete u ocho años. “La lógica de que esta crisis exista y donde hay que atacar, es que la Argentina tiene una estructura de producción, de costos, de fijación de precios y de ambiente general de negocios que hacen muy difícil ganar competitividad con el resto del mundo si no devaluamos. Lo único que da competitividad en Argentina es devaluar: se devalúa y se gana un periodo de competitividad hasta que el tipo de cambio lo permite. Pero lo lógico para ganar competitividad es mejorar la productividad, diversificar, ser creíbles, mejorar el ambiente de negocios. Hoy no podemos decir a los ojos de los inversores, que seamos un país creíble, eso es lo que hay que ganar. Sólo desde la economía no se logra, hay que crear un ambiente político diferente, yo lo veo complicado”, subrayó.

En un aspecto sí fue optimista y es de cara a las inminentes negociaciones con el FMI para reestructurar la deuda que el país contrajo con ese organismo. Según Blejer, la posibilidad de un acuerdo -y de un buen acuerdo-, es muy factible: “Yo creo que sí va a haber un acuerdo con el Fondo, porque ellos están un poco desesperados. Está ante la crisis más grande de su historia y es un convidado de piedra, no tiene demasiada influencia sobre nada y tiene un montón de dinero, pero todos tienen un montón de dinero. Creo que la negociación puede ser favorable a la Argentina en muchos puntos de vista, pero no va a ser favorable a la Argentina en el largo plazo si no aceptamos la realidad tal como es y empezamos a buscar la forma de ganar competitividad a largo plazo sin que sea necesario devaluar”.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5134

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.