Perfil
CóRDOBA DESERCIÓN ESCOLAR EN EL FÚTBOL

El plan de los clubes cordobeses para que sus jugadores terminen el secundario

La deserción escolar es un problema de larga data en los juveniles que sueñan con ser futbolistas profesionales. Pese al prejuicio, la situación es diferente. En Córdoba las tres instituciones que nos representan en la Liga Profesional – Talleres, Belgrano e Instituto– han logrado combatir con éxito esta problemática. ¿Cuáles han sido sus acciones para fomentar la culminación de la escolarización entre los jugadores de sus inferiores?

23-04-2023 00:29

La deserción escolar, especialmente en el secundario, constituye uno de los principales problemas de la educación argentina. Según un artículo de Unicef, “entre los 12 y los 18 años, los adolescentes se vuelven el eslabón más vulnerable del sistema educativo ya que es, en esta etapa de la vida, donde se registran los índices más altos de repitencia y deserción escolar” en el país.

Existe un prejuicio en torno a que el ambiente del fútbol es, supuestamente, ‘poco afín a la escolaridad’. Sin embargo, es, justamente, un prejuicio. Los tres clubes de la provincia que militan en la Liga Profesional, muestran que se puede trabajar para acompañar a los juveniles a terminar sus estudios.

Una de las problemáticas sociales más relevantes en los clubes, en la etapa formativa de jugadores, está ligada al desempeño educativo, en el camino hacia el profesionalismo. Las instituciones trabajan mucho en este aspecto porque no todos ‘llegan a vivir’ del fútbol. Esta temporada hay 26.000 jugadores disputando los torneos juveniles de AFA y soñando con ser profesionales. Argentina no tiene una estadística reciente y certera, pero se estima que entre el uno y el tres por ciento logrará firmar un contrato. Por eso la importancia de evitar la deserción escolar, pensando en el futuro de esos jóvenes.

Responsabilidad. En ese marco, en Instituto el estudio es una obligación. Además, para ser habilitado para jugar, tienen que mandar el certificado de escolaridad a AFA. El dato es que, de 500 jugadores juveniles, sólo cuatro no estudian y es por razones que no están asociadas al desinterés. Es realmente una cifra para celebrar.

En Belgrano, durante el 2022 tenían 515 varones y 185 mujeres en su estructura de juveniles e infantiles. De los que se encontraban en edad escolar obligatoria, ninguno estuvo fuera del sistema educativo. En Alberdi, desde el 2010 tienen un Área Psico-social Educativa con diferentes profesionales del campo de la psicología, trabajo social y educación. María Isabel Leonardo, licenciada en educación, que trabaja en la estructura de los ‘Piratas’, le
explicó a PERFIL CÓRDOBA: “La deserción escolar en los pibes que aspiran a ser futbolistas es una realidad, como también podría pensarse que lo es en muchos deportes de alto rendimiento, porque las dinámicas diarias son muchas veces incompatibles y, por otro lado, porque la estructura escolar es muy rígida para albergar diferentes tipos de formas de ser joven. En el club donde trabajo, tenemos líneas prioritarias de intervención dentro de la cual aparece la educativa. Seguimos con la convicción de garantizar el acceso a la educación como prioritario dentro de nuestro club y renovamos año tras año convenios escolares con instituciones, públicas y privadas, con diferentes modalidades (Secundario de Nivel, Cenma y PIT)”.

El caso Talleres. En tanto en Talleres explican: “La escolarización es la base esencial de la preparación para el alto rendimiento deportivo”. En ese marco vale resaltar este dato: sobre una población de 500 jugadores, el 98 por ciento asiste regularmente al colegio.

En barrio Jardín tienen un equipo de profesionales multidisciplinario que acompaña la tarea de contención, inclusión y seguimiento. Actualmente, está en vigencia un convenio con el Ministerio de Educación de la Provincia para el desarrollo del Programa de Inclusión y Terminalidad Educativa (PIT) y del Programa Semipresencial para Adultos. Con este programa Guido Herrera, Juan Ramírez, el ‘Mono’ Irusta y Javier Gandolfi, entre otros, finalizaron el secundario.

También existe un Programa de Desarrollo para las jugadoras del equipo femenino albiazul. Complementariamente a la escolarización, el club lleva adelante un Programa de Desarrollo Profesional para Juveniles que incluye contenidos vinculados a la formación integral del jugador que se prepara para el alto rendimiento deportivo. Implica aprender inglés y el abordaje de ejes temáticos referidos a aspectos legales, contables, económicos, jurídicos, comunicación y medicina deportiva.

Talleresinferiroes

  • ENFOCADOS EN EL ESTUDIO
  • —¿Cómo hacen cuando un pibe les dice que no quiere seguir estudiando porque quiere dedicarse de lleno a su sueño de ser futbolista?
  • En Talleres. “Generamos un espacio de contención que articula los espacios profesionales del club, junto a la familia y el colegio, porque es la única manera de generar una red que permita visualizar que la escolarización es una herramienta básica para una formación integral del jugador, que le permita construir una personalidad con equilibrio y capacidad de aprendizaje necesaria para la responsabilidad y la exigencia en un deporte colectivo como el fútbol, en una institución como Talleres”, explicó Miguel Cavatorta, responsable de la comunicación de la ‘T’.
  • En Belgrano. María Isabel Leonardo narró: “Se trabaja fuerte en la idea de la educación como derecho y la necesidad de que forme parte del proyecto de vida. Además de resaltar la escuela como el lugar privilegiado de acceso al conocimiento que excede al fútbol y que tiene que ver con sus procesos de socialización. También se lleva adelante una línea de orientación vocacional y acompañamiento en procesos de inscripciones a propuestas de formación superior, y formación en oficios, que tiene que ver con brindar herramientas, información y acompañamiento para que puedan dar continuidad a sus trayectorias educativas. Todos estos procesos e intervenciones del área no están exentos de tensiones entre lo institucional educativo y lo deportivo; del ‘pivoteo’ constante para la garantía de ambos derechos, el acceso a la educación y la práctica deportiva de su elección”.

En esta Nota