viernes 09 de diciembre de 2022
CóRDOBA PIDE NUEVA PERICIA

El único condenado por la muerte de David Moreno espera decisión de la Corte

El policía Hugo Cánovas Badra sostiene que él no disparó el arma homicida. El nombre de David estará en la placa que hoy se colocará en Casa Rosada para recordar a los muertos del 2001.

19-12-2021 00:46

La Justicia de Córdoba determinó que hubo un único responsable por el homicidio de David Moreno en la convulsionada tarde del 20 de diciembre de 2001. Si bien hubo otra condena -a la policía Alejandra Adán- fue a prisión condicional y por falso testimonio.

El policía Hugo Cánovas Badra es el único sentenciado a 12 años y ocho meses de prisión por la muerte del adolescente. Actualmente, cumple la condena en la cárcel de Cruz del Eje. La sentencia la dictó en 2017 —después de 16 años del hecho— la Cámara 1ª del Crimen.

Cánovas Badra la recurrió, pero el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) rechazó sus argumentos y confirmó el fallo condenatorio.

Sin embargo, no se da por vencido. El 3 de febrero de este año, abogados del policía presentaron a la Corte Suprema de Justicia de la Nación un estudio interdisciplinario que realizó el abogado experto en reconstrucción virtual Federico Baudino, por encargo de la familia Cánovas Badra. Es una reconstrucción analítica con tecnología que no existía al momento de los hechos. El experto sugiere hacer una nueva pericia interdisciplinaria porque, según la nueva interpretación, la posición de Cánovas Badra y del adolescente asesinado no coincidiría con la trayectoria, distancia y velocidad de los disparos. El policía procura dar vuelta el fallo que lo sentenció a prisión.

Cómo sucedió. La tarde del 20 de diciembre, un grupo de vecinos comenzó a reunirse frente al supermercado que estaba a tres cuadras de la casa de la familia Moreno, en Argüello, creyendo que entregarían bolsones con alimentos. Allí apareció la Guardia de Infantería y se produjo la represión. David Moreno, apenas adolescente, había ido por curiosidad. Fue alcanzado por balas de plomo, una de las cuales le atravesó el cuello causándole la muerte.

La herida sigue abierta. Mientras el policía, único condenado por el asesinato del adolescente, dice que no fue el responsable del disparo mortal, la familia sigue con la sensación amarga de injusticia. En los primeros años la Justicia demoró en admitir a los padres de David como querellantes, no se indagó la responsabilidad funcional del operativo fatídico y las cúpulas de la Policía no fueron investigadas.

A las 11:30 de hoy Luis y Rosa Moreno —padres de David— estarán en Casa Rosada donde el Presidente, Alberto Fernández, colocará una placa con los nombres de las víctimas del 2001. “Hablaremos con el Presidente sobre el proyecto de resarcimiento presentado por Néstor Kirchner en 2004 y que no pasó de la Cámara de Diputados”, acotó Rosa a PERFIL CÓRDOBA.

En esta Nota