Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 06 de diciembre de 2019 | Suscribite
CóRDOBA / Rugby
domingo 4 agosto, 2019

El vuelo de la Lechuza

Urú Curé celebra un título que se hizo esperar 58 años. Tres generaciones de riocuartenses unidas por el festejo del primer campeonato en la Unión Cordobesa. 

Hugo Caric

Soltó el festejo. Urú Curé debió esperar 58 años para dar su primera vuelta olímpica en la Unión Cordobesa de Rugby. El título se le había negado en las finales de 2015 y 2016.   Foto: CEDOC PERFIL
domingo 4 agosto, 2019

El festejo se hizo esperar. Urú Curé celebró su primer campeonato en la Unión Cordobesa de Rugby (UCR) después de 58 años y un montón de kilómetros recorridos.

Las vueltas del destino quisieron que la consagración del club de Río Cuarto -cuyo nombre significa “lechuza solitaria” en guaraní- fuera ante Córdoba Athletic, el mismo equipo al que había derrotado en aquel lejano debut del 15 de mayo de 1961.

“Poder verlo al equipo campeón, ante el mismo rival de ese primer partido y con mi nieto adentro de la cancha, es algo que excede todo lo que pude haber soñado”, afirma Juan Manuel “Cacho” de Rivas, integrante de la histórica formación inicial y titular de la entidad entre 1969 y 1979.

“Estuve en Alta Gracia viendo la final junto a Carlos San Millán y Luis Ferreyra, los otros sobrevivientes del equipo del ’61, así que fue una tarde de muchas lágrimas y emociones”, cuenta este abogado de 79 años. 

“Este título se demoró bastante, pero pudo haberse dado antes. El club ha progresado mucho y hoy está absolutamente consolidado”, refiere quien también fue capitán de Urú Curé en un recordado enfrentamiento ante el seleccionado argentino, Los Pumas, en 1971. 

“Viajamos 14 jugadores de Río Cuarto y al equipo lo completamos allá. Había llovido mucho. En ese tiempo usábamos una camiseta gris clara”, cuenta De Rivas sobre la primera excursión a Córdoba.

“Si contamos todos los kilómetros recorridos entre 1961 y 2019, podemos decir que los jugadores de Urú Curé ya hemos dado la vuelta al mundo”, enfatiza.

Lechuza de nacimiento

Martín Bonino tiene 23 años, juega de medio centro y se reconoce “muy contento” por el título que logró en su segunda temporada en mayores. “Juego desde los 14 años pero soy lechuza desde que nací”, sostiene el nieto de “Cacho” y el hijo de Cecilia De Rivas, ex hockista de Urú Curé.

“El club creció muchísimo en los últimos tiempos. Hoy tenemos todas las comodidades y eso tiene mucha influencia en lo deportivo”, destaca Martín, quien hace pocos meses se recibió de contador público y tiene como “fanático número uno” a su padre Daniel.

“Muchos jugadores estudian o trabajan. Yo empecé hace poco en una empresa. Estoy bien. Nunca aspiré a ser rugbier profesional”, puntualiza. 

El próximo 10 de agosto el flamante campeón de la UCR iniciará su participación en el Torneo del Interior A, donde compartirá la Zona 4 con Tucumán Lawn Tennis, Mar del Plata Rugby y Trébol de Uruguay. “Cuesta dejar atrás los festejos y dar vuelta la página, pero ya estamos entrenando con un nuevo objetivo: clasificar al Nacional de Clubes A”, asegura Bonino.

Todo a pulmón


“Este título era muy deseado y por fin se dio. Le cumplimos el sueño a tres generaciones”, sostiene Cristian “el Tero” Gaggio (47), el presidente de Urú Curé. “Me tocó pelear por este logro como jugador y entrenador, y hoy me toca alcanzarlo como dirigente”, destaca.

“Esto es fruto del esfuerzo que hacen todos los miembros de esta gran familia que es el club. Hemos pasado de todo… Más de una vez tuvimos que empujar el colectivo para poder llegar a tiempo a jugar en Córdoba”, comenta.

“Acá es todo a pulmón. El club no recibe subsidios y se gestiona con las cuotas de los socios, las publicidades y otras actividades. La mayoría de los fondos se destinan a obras, mantenimiento y traslados, y después están los gastos de servicios y los sueldos de profesores y médicos”, subraya Gaggio.

En la actualidad Urú Curé tiene 800 deportistas federados en rugby y hockey, y analiza incluir al tenis en su oferta deportiva. 

Haciendo memoria


El fin de semana pasado, en coincidencia con la primera consagración de Urú Curé como campeón cordobés, Página/12 publicó la noticia sobre un pedido que organismos de Derechos Humanos harán a la Unión Argentina de Rugby (UAR) en procura de un “reconocimiento institucional” para los rugbiers detenidos-desaparecidos durante el último gobierno de facto.

 
Un relevamiento de la militante social sanjuanina Carola Ochoa da cuenta de 152 víctimas del terrorismo de Estado en el rugby. En su libro “Deportes, Desaparecidos y Dictadura”, el periodista Gustavo Veiga consigna 220 casos que involucran a deportistas. En las dos investigaciones figuran dos ex jugadores de “La Lechuza”: Juan Carlos Perchante y Ricardo Leandro Tissera. 


“Siempre los tenemos presentes y hay fotos de ellos en el club, aunque nunca les hicimos un homenaje formal”, afirma el ex jugador y dirigente Juan Manuel de Rivas. “En nuestra entidad tenemos dos casos más: Raúl Bauducco y ‘el Calandria’ (Lidio) Miguez””, añade el letrado que ocupaba el cargo de secretario de gobierno de Rio Cuarto antes del Golpe de 1976.

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4835

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.