domingo 20 de junio de 2021
CóRDOBA Hugo Pizzi
17-01-2021 00:41

“En las fiestas clandestinas, el 12% de jóvenes termina infectado de Covid-19”

El profesional destacó que se trata de un promedio, a partir de los testeos que realiza el Ministerio de Salud. “La situación se complica cada vez más a nivel mundial”, destaca.

17-01-2021 00:41

Las fiestas clandestinas se han convertido en una de las principales preocupaciones de los gobiernos, teniendo en cuenta el alto riesgo de contraer Covid-19 por parte de quienes participan en ellas, en la mayoría de los casos adolescentes.

“El Ministerio de Salud ha comprobado que entre el 10% y el 12% de los jóvenes que asisten a las fiestas clandestinas terminan contagiados de Covid-19”, sostuvo el infectólogo Hugo Pizzi, uno de los asesores del Gobierno de la Provincia.

El profesional indicó que al realizarse los allanamientos en las fiestas, personal del ministerio realiza los hisopados para comprobar el porcentaje de presentes que poseen el virus y “los números son muy elevados. Es algo preocupante”.

“Es un problema grave porque este grupo, por lo general, no tiene independencia económica. Entonces, van a las fiestas, buscan el virus y después vuelven a sus casas, donde viven con sus padres y hermanos en la mayoría de los casos, pero otros conviven con tíos o abuelos”, añadió Pizzi. “No tienen el más mínimo concepto de comportamiento. Desafían a una situación que tiene en vilo al mundo”, completó.

Con todo, el médico puso de manifiesto que no son solo los jóvenes los que no cumplen con las normas. “Hemos visto en la televisión a gente mayor de 30 años, que también plantean desafíos a una situación que se está empezando a desbordar y de la cual es difícil hacer una previsión, aunque sí plantear un escenario complejo”, puntualizó Pizzi.

Combo. A la hora de analizar el momento actual que atraviesa Argentina, y Córdoba en particular, respecto al avance del coronavirus, Pizzi señaló que es imposible abstraerse de lo que sucede en el mundo. “La llegada de la cepa británica se descubrió en las últimas horas, pero data de diciembre, por lo que es muy probable que ya tenga cierto grado de desarrollo”, señaló el especialista, poniendo de manifiesto que “está comprobado que este tipo de cepas nuevas ataca a los jóvenes y a los niños de 10-11 años. Antes estábamos convencidos de que al carecer de la hormona de la angiotensina (ligado a la presión arterial) pensamos que era un grupo que estaba indemne y no es así. Lo mismo sucede con la franja etárea de los 30 años: en Alemania se han realizado autopsias a personas jóvenes que no tenían ningún tipo de antecedentes”.

—Están quienes dicen: aguantemos enero y en febrero ajustamos. ¿Está de acuerdo? 
—He asesorado y estuve entre los profesionales que participaron en los protocolos aquí en Argentina, a cargo de Presidencia, Córdoba, La Rioja y Perú los protocolos son muy buenos, pero no todos los cumplen. Están hablando de por qué no empiezan las clases y hay un protocolo para teatros y cines: hay cosas que son paradojales.

—No son solo los jóvenes los que no cumplen los protocolos.
—La persona que se cuida no va a tener mayores problemas, lo mismo que aquella que sigue los protocolos. El problema radica en la otra línea: en los imprudentes, en el que carece de sobriedad, el desafiante, el que siempre cree que le va a pasar al otro. Y respecto a los chicos, que es cierto que tratan de minimizarlo, se les echa la culpa de todo lo que pasa, pero estamos hablando de mayores de 32 años que, y esto está comprobado en todo el mundo, son los que más se mueven y los que menos cumplen las reglas.

En esta Nota