26th de February de 2021
CóRDOBA MUJERES EN TECNOLOGÍA
20-12-2020 00:32

“Hay que mover la conversación hacia qué hay detrás de la brecha de género”

Lo dice Soledad Salas, quien junto a Laura Minuet son parte de MeT, una organización que se propone formar y visibilizar a mujeres del área tech, y que no paró durante la pandemia.

20-12-2020 00:32

En marzo, antes del aislamiento, Córdoba se convirtió en una de las sedes del Women in Data Science (WiDS 2020). Una actividad que lleva cinco años y cuyo propósito es presentar a mujeres que trabajan la ciencia de datos.

Las embajadoras locales fueron Soledad Salas y Laura Minuet, promotoras de Mujeres en Tecnología (MeT), una organización que fomenta la participación de mujeres, personas trans y de género no binario en tecnología y potencia su desarrollo.

Nueve meses después de aquel encuentro público, la pandemia redefinió su tarea. Pasó de llamarse MeT Córdoba a simplemente MeT. La virtualidad de las formaciones ofrecidas les amplió el público a personas de todo el país.

Al evaluar este tránsito, Lauta Minuet, cientista de datos, explica que más gente se capacitó: “La pandemia nos llevó a salir de Córdoba Capital, por ese lado fue gratificante. Y el cambio fue de nombre, porque agrupamos a comunidades del país en la capacitación”.

Por su parte, Soledad Salas, fundadora de Mujeres en Tecnología y directora de innovación educativa en la Universidad Siglo 21, agrega: “Tomamos conciencia de la responsabilidad que tenemos como comunidad de género y tecnología del interior, nos sentimos comprometidas”.

“Fue un cambio de estrategia para federalizar la propuesta. Nos empezaron a llamar desde otras provincias con la intención de crear programas de capacitación a partir de la ley de economía del conocimiento. Saben que la brecha de género es un problema. En las provincias aún más graves que en los centros donde hay clústeres tecnológicos, donde también de por sí la brecha es amplia”, completa Soledad.

—¿Cuál es el tamaño de esa brecha?

—Soledad: Los últimos estudios marcan que en Argentina hay un 14% de mujeres trabajando en la industria tecnológica en roles técnicos, en otros roles puede subir al 20% o 23% en Córdoba. Lo mismo pasa en las universidades y en el ecosistema emprendedor vinculado a la tecnología, un 12%. Es bastante amplia y no mejora, sino que es estable.

—¿Qué lineamientos deben seguir los gobiernos y las empresas para achicarla?

—Soledad: Hay que mover la conversación hacia la brecha, sabemos los números, me parece que nos falta mover la conversación hacia lo que hay detrás de la brecha, que la sostiene a nivel cultural. Porque, en general, tampoco se admite, se dice que las empresas de tecnología son muy modernas y no tienen problemas de género, de sexismo o discriminación hacia las mujeres y las disidencias, pero los hay. Son necesarias políticas más concretas de cambio cultural o de cupo.

—¿Por qué, aunque parezca una obviedad, hay que fomentar la contribución, la formación de mujeres en esta área del conocimiento?

—Laura: Porque la diversidad hace que los análisis no sean sesgados: al trabajar con un equipo diverso, mis análisis de datos serán más ricos. Hoy en MeT trabajamos así, no solo por género, sino también en profesiones: también con psicólogas, periodistas. Lo rico también es la parte teórica, yo soy muy técnica, y está buenísimo porque hace a la diversidad, pero no solo en datos, sino en cualquier ambiente.

—¿Cómo incentivar a las niñas para que elijan este tipo de carreras?

—Laura: Si bien podemos ir a hablar a las escuelas, deben existir centros tecnológicos que las involucren, la bajada debe darse a nivel político. Cuando hablo con adolescentes no se ven haciendo esto porque la matemática se enseña mal desde base, no atrae. Te alejan con los estigmas sociales de que las mujeres no son buenas en ciencia y matemática, a nuestra carrera, en la Tecnológica, ingresaron menos mujeres: de un 16% ahora son menos, porque los ambientes no cambian, y las nuevas generaciones buscan otras cosas, de la era del disfrute. Sí hay muchas autodidactas, un 50% de las que se acercan a nuestras capacitaciones lo son.

—Soledad: La responsabilidad está en las familias, en las escuelas, en todas las instituciones. El Estado tiene mucho por hacer en cuanto a las políticas educativas. Las chicas, muchas veces incluso desde profesores universitarios reciben chistes o comentarios estereotipándolas hacia ciertas tareas y no otras. Por otro lado está la necesidad de visibilizar referentes mujeres y disidencias en tecnología y economía del conocimiento.

Último datos

Según el Monitor TIC del Córdoba Technology Clúster, las mujeres representan el 23% de los trabajadores de la industria del software cordobés, 15% en roles técnicos y solo 3 a 4% en puestos directivos o titulares de las empresas.

Mapeo nacional

El lunes 21 a las 12, MeT presentará los resultados de una encuesta que se pregunta qué tan inclusivo es el ecosistema tech. El estudio fue realizado en conjunto con otras organizaciones y se propuso abordar la situación actual de la participación de las mujeres, personas trans, de género no binario y disidencias en el sector TIC. La presentación en vivo puede seguirse a través del canal de YouTube de MeT www.youtube.com/c/ MeTComunidad

Último datos

Según el Monitor TIC del Córdoba Technology Clúster, las mujeres representan el 23% de los trabajadores de la industria del software cordobés, 15% en roles técnicos y solo 3 a 4% en puestos directivos o titulares de las empresas.

En esta Nota