jueves 19 de mayo de 2022
CóRDOBA MACRO CRUJIENDO
17-04-2022 00:56

Inflación descontrolada: come salario, frena distribución y eleva incertidumbre

El dato de inflación de marzo fagocita el salario y acentuará la tendencia regresiva de la distribución del ingreso. Se llegó al pico de ‘Incertidumbre económica’ que mide la UCA.

17-04-2022 00:56

“La inflación está paralizando la economía en la Argentina”, disparó Ceyla Pazarbasioglu, directora de Estrategia del FMI. La economista turca no vaciló en el diagnóstico, apenas pocas horas después de conocerse una inflación de 6,7% para marzo, 16,1% para el primer trimestre y una suba acumulada de 55% en 12 meses. Para la economista turca es claro que “la inflación es más dura para las personas más vulnerables” y remarcó: “Es imperioso domesticarla”.

Pero el Gobierno no puede. O no sabe. O no quiere, como plantean algunos analistas, a la vista de que el proceso inflacionario también hace su trabajo licuando gasto público. Sea la razón que sea, lo cierto es que hoy estamos más lejos que hace unos meses en esto de tratar de domesticar un síntoma crónico de la economía argentina. 

“Ojalá no sea más del 60%, me parece que vamos a más. Hoy creo que si es el 60%, la sacás barata”. La definición de un funcionario de peso en el gobierno de Schiaretti tiene dos valoraciones importantes: buena parte del arco político y técnico no ve a un gobierno con la capacidad y las herramientas para bajar la inflación. La otra lectura no es menor, para varios funcionarios estamos en el límite, antes de una escalada inflacionaria con impacto y desenlace social de dimensiones difíciles de contener y predecir.

El 6,7% de marzo, aún con el impulso del contexto internacional, no es anecdótico ni sorpresivo. Tampoco gratuito en términos de peso simbólico e histórico. Y comienza a pegarse en la memoria fresca de la irresuelta crisis del 2001. La suba de marzo fue la más alta en 239 meses. Es decir, desde abril de 2002, postsalida de la Convertibilidad y tras una mega devaluación, dos condiciones monolíticas que hoy no están presentes.  

Salario comido. Desde 2013 los salarios han perdido un 25% de su poder adquisitivo. Se trata de una estadística que analiza la performance de los salarios registrados. En el caso de los informales el guarismo es mucho peor. Días antes de conocerse la inflación de marzo, los analistas consultados para el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central ya hablaban de una inflación anual en torno al 60% para 2022. 

Un mes antes, la estimación oscilaba el 55%. Se trata de valores que difícilmente puedan ser alcanzados por la mayoría de los asalariados, con lo que este año el poder adquisitivo volvería a caer otro peldaño frente al aumento de precios. 

17-04-22INFLA2

Distribución en retroceso. Aquí otro efecto de la escalada inflacionaria. Lo detallan los economistas Pablo Manzanelli y Cecilia Garriga, del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (Cifra) de la CTA, al remarcar que uno de los hechos más notables fue la debilidad que encontró el proceso de recuperación de los salarios reales a pesar de la reducción del desempleo. 

“La caída del salario promedio anual de los trabajadores registrados en el sector privado fue del 2,3% en 2021, en tanto que la de los no registrados fue del 7,1%. La perspectiva es negativa si se tiene en cuenta la aceleración del proceso de inflación en febrero y marzo de 2022 (4,7% y 6,7%, respectivamente). 

Bajo esas circunstancias, se acentúa la tendencia regresiva en términos de la distribución del ingreso que se inició en 2018. La caída en la participación de los asalariados en el ingreso fue del 48% al 43,1% entre 2020 y 2021, cuando en 2017 era de 51,8%”. 

Pico de incertidumbre. El Índice de Incertidumbre Económica que publica el Centro de Analítica Económica y Empresarial de la Universidad Católica Argentina tuvo en marzo su pico histórico: llegó al 69.9. Este Índice describe las opiniones económicas transmitidas por usuarios argentinos en la red social Twitter. El valor superó el máximo histórico observado en agosto de 2019. Este aumento está en gran medida explicado por un incremento en las menciones de la palabra “inflación”, uno de los componentes del Índice. 

“Este Índice es un intento por resumir las opiniones económicas y es un intento centrado alrededor del concepto de incertidumbre. La idea de incertidumbre es una idea importante en economía, tiene que ver con nuestra capacidad para anticipar qué va a pasar. La incertidumbre es relevante porque en la medida en que uno tiene incertidumbre va a invertir menos, va a consumir menos, va a tener conductas más defensivas, caen los niveles de actividad, los mercados financieros empiezan a funcionar más imperfectamente, es un concepto crucial en ese sentido”, explica a PERFIL CÓRDOBA Daniel Aromí, director del centro de la UCA. 

Desde la institución explicaron que el evento atípico que afectó el valor del índice está relacionado con la frase “guerra a la inflación”. Esta frase, pronunciada por el presidente Alberto Fernández, resultó muy contagiosa y, de esta manera, afectó sensiblemente el valor del índice. 

“Usamos una técnica de procesamiento de lenguaje natural para identificar las 100 palabras más cercanas al concepto de incertidumbre. Al automatizarlo, entre esas 100 palabras está la palabra inflación. Y en el caso argentino, el concepto de inflación es uno de los componentes más cruciales de la incertidumbre y más aún estos días. Ya venimos estudiando hace tiempo que la frecuencia en el uso de la palabra inflación ayuda a anticipar los valores en el siguiente mes y esto es lo que sucedió en estos días, hubo un nivel récord de la frecuencia de la palabra inflación como de la incertidumbre. 

–¿Qué otros factores tienen que ver con la incertidumbre?
–En algunos países y en algunos casos, la política económica está vinculada a la incertidumbre, en otros tiene que ver con crisis financieras. Hay veces que la incertidumbre es externa, se vincula con shocks en los precios de los commodities, también hay incertidumbre asociada a desastres naturales. Puede haber distintos canales. En el caso de Argentina, cuando miramos las 100 palabras, aparece como componente importante la inflación y también palabras que refieren a la política económica, hay una colección heterogénea de palabras que usamos para detectar la incertidumbre. En marzo, la inflación cobró mucho protagonismo y más la frase de la “guerra contra la inflación”. La información de hoy (miércoles 14, el día en que se conoció el dato de inflación de marzo) nos sugiere que no es casualidad que se haya vuelto tan popular esta frase porque hay una percepción de que la inflación está volviéndose un problema cada vez más serio.

En esta Nota