24th de February de 2021
CóRDOBA Cómo funciona el organismo
31-05-2020 00:47

Laboratorio Central: punto clave en la lucha contra el coronavirus

PERFIL CORDOBA ingresó a la institución madre para diagnosticar Covid-19 en la provincia. Trabajan 80 personas desde temprano y hasta medianoche. Triplicaron su capacidad de análisis en pocas semanas.

31-05-2020 00:47

“No se puede combatir un incendio con los ojos vendados. No podemos de tener esta pandemia si no sabemos quién está infectado”. La frase pertenece a Tedros Adhanom, director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y pone el foco en cuál es una de las principales armas en la lucha contra el Covid-19: el análisis.

En Córdoba, el Laboratorio Central de la Provincia cumple un rol clave en esta idea de poder ver, seguir y hasta anticiparse a los movimientos del nuevo coronavirus. Desde que comenzó la pandemia, el Laboratorio logró triplicar los diagnósticos que se hacían habitualmente en el lugar. En la actualidad, se procesan entre mil y mil doscientas muestras diarias y en épocas de alta demanda, como cuando estallaron los brotes del Hospital Italiano o del Mercado Norte, llegaron a analizar hasta tres mil, transformando a Córdoba en la provincia que más testeos realiza en el país.

PERFIL CORDOBA ingresó al Laboratorio y presenció cómo se trabaja en uno de los puntos neurálgicos de la batalla contra esta nueva enfermedad. “En el Laboratorio hacemos todo tipo de diagnósticos de alta complejidad, los cuales incluyen por ejemplo estudios de VIH, hepatitis B y todas las enfermedades respiratorias. Además, somos un laboratorio de referencia nacional que recibe muestras de 16 provincias argentinas para analizar la fármacoresistencia para VIH”, explica Gabriela Barbás actual secretaria de Prevención y Promoción de la Salud de la Provincia y una de las históricas directoras del Laboratorio.

“No es la primer pandemia que nos toca afrontar. En 2009 nos pasó con la influenza H1N1 y con el dengue. Estamos acostumbrados a recibir un alto volumen de muestras, pero nunca como ahora. Creo que ningún laboratorio en el mundo afrontó una pandemia así. Nuestra principal preocupación en febrero era el brote de dengue, se analizaron muchas muestras pero no con los valores que estamos manejando las últimas semanas”, agregó Barbás.

Día extenso. La jornada laboral en el Laboratorio Central comienza temprano. Desde antes de las ocho de la mañana la circulación en el lugar comienza a aumentar. Bioquímicos, biólogos, técnicos y tecnólogos se cruzan en un movimiento incesante que se estirará hasta la medianoche. A causa de la pandemia, desde el Gobierno provincial bajó la orden de sumar un turno a la noche y aumentar el número de empleados. Así, triplicaron la capacidad de respuesta de los recursos humanos. En la actualidad son unas 80 personas las que trabajan en la institución.

En el lugar el lujo no abunda: un calentador modesto sirve para calentar el agua con que cada uno de los materos preparará su propia infusión. Sin embargo, sobra la pasión por el trabajo y la conciencia por el rol que les toca asumir en un momento tan trascendental para Córdoba y para el mundo entero. “Nosotros trabajamos por convicción. Buscamos dar el mejor diagnóstico con la máxima calidad posible y nuestro objetivo es garantizar la equidad y la máxima calidad”, expresa Barbás, quien no se olvida de su predecesora, la doctora Analía Cudola, quien estuvo antes como directora, durante 15 años. “Ella le puso una impronta muy importante al Laboratorio Central buscando garantizar la máxima calidad y en el proceso, adquiriendo tecnología. Trabajamos todo con códigos de barra, tenemos el último sistema informático y también un gran equipamiento en materia de biología molecular”, sostiene.

Logística. La técnica que se utiliza cuando se habla de hisopados se denomina Reacción en Cadena de la Polimerasa en Tiempo Real o PCR en tiempo real, uno de los métodos de laboratorio más utilizados y exactos para detectar el nuevo coronavirus en el mundo. La bioquímica Susana Guignard, una de las responsables del Laboratorio, explicó que un análisis demora alrededor de seis horas desde que se abre hasta que se termina de ejecutar. “En la calle a la persona se la hisopa; ese hisopo se guarda en un tubo con solución fisiológica. Ese tubo tiene que ir en otro envase más grande, el cual se guarda en una conservadora. A esa especie de conservadora se la llama el ‘triple envase’ y es el lugar donde se coloca todo el material infeccioso”, detalló la profesional. “Cuando esas muestras llegan al laboratorio, dichas cajas se abren en una habitación especial y se manipula con guantes, gafas, cofia y todas las normas de bioseguridad necesarias para esta tarea. Se descontamina la caja y luego comienza todo el proceso de análisis. Nosotros tenemos la gran ventaja de que a todas las muestras se le cargan los datos con código de barra y eso permite un ahorro de tiempo importante”, añade.

Calidez humana. Respecto a las sensaciones en el Laboratorio Central en la actualidad, Guignard describió que se viven con mucha satisfacción y alegría los días en que no hay nuevos casos en la provincia. “Es inevitable que eso pase. Rescato la calidad de los profesionales y de las personas que trabajan aquí. Nunca imaginábamos que nos iba a pasar esto. El laboratorio consta de distintas áreas y las personas están haciendo guardia para Covid-19 en lo que haga falta. Es inevitable que se mezclen los sentimientos. Pasamos 12 o 14 horas en el laboratorio. Estamos más tiempo acá que con nuestras familias y celebramos con mucha alegría las buenas noticias”, destacó la profesional.


 


EN NÚMEROS

◆ En el Laboratorio Central se están analizando un promedio de 1.200 muestras.

◆ Durante el brote del Mercado Norte, tal vez el momento de mayor tensión desde la irrupción del Covid-19, se analizaron hasta 3.000 muestras diarias según detallan los directivos del lugar. “Fue clave el trabajo articulado entre distintas instituciones y la búsqueda activa de casos. Debimos cerrar barrios por un caso, o por cinco casos para tener una ampliación diagnóstica precisa. Intentamos ponernos adelante de las situaciones. Esto nos permitió controlar los brotes que hemos tenido”, precisa Gabriela Barbás, quien remarcó que el gran esfuerzo del Laboratorio va de la mano de otras instituciones y laboratorios que acompañan en su tarea al Central.

◆ El informe del último viernes contabilizaba hasta el momento 37.556 testeos por PCR desde el inicio de la pandemia, lo que representa 100,1 test cada 10.000 habitantes en la provincia.

◆ El promedio es ampliamente superior al número de testeos en el país. Incluso puede equipararse con lo realizado en Uruguay, que con una población similar a la provincia de Córdoba registra hasta el momento 41.469 test diagnósticos. Sin embargo, también vale decir que los números aún están lejos de la cantidad de testeos que se realizan en los países modelo de Europa.

En esta Nota