miércoles 29 de enero de 2020 | Suscribite
CóRDOBA / TRAFICO DE ARTE
domingo 8 diciembre, 2019

Por año, roban en Córdoba entre 6 y 10 obras relevantes

Delitos Culturales, Interpol y la Agencia Córdoba Cultura trabajan mancomunadamente para reducir los robos.

por Guillermina Delupi

OPERATIVOS. Piezas recuperadas recientemente en un operativo realizado por Delitos Culturales en la ciudad de Alta Gracia. Foto: Cedoc Perfil
domingo 8 diciembre, 2019

Mucho antes de que aparecieran leyes como la 25.743 de Protección del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico o la Ley 24.633 de Circulación Internacional de Obras de Arte y hasta la creación del Comité Argentino de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Bienes Culturales, José de San Martín, en 1822, estableció las primeras normas sobre el recupero y protección de las tumbas sagradas de los incas. 

La preocupación por este tipo de delitos tiene su fundamento: un ranking a nivel mundial sobre los ilícitos más lucrativos señala que el tráfico de armas ocupa el primer puesto, secundado por drogas; en tanto, el tercer lugar es ocupado por el robo de piezas culturales.

Si bien no hay cifras específicas -uno de los principales problemas tiene que ver con la clasificación de los objetos por parte de los juzgados, que contabilizan relojes y televisores junto a piezas de arte-, un rápido recorrido por robos sucedidos en los últimos años en Córdoba pone de manifiesto que estos hechos representan cifras de varios millones.

Por caso, el robo al Museo Ambato en La Falda es significativo, cuando se sustrajeron unas 600 piezas de arte precolombino valuadas en 400 millones de dólares (más tarde encontraron 50 de ellas en la casa del coleccionista Matteo Goretti, quien sostuvo haberlas comprado de buena fe).

En cuanto a pinturas, vale recordar el robo de un Malanca valuado en 30.000 pesos, sustraído de una casa en el Cerro de las Rosas; las 26 obras de Cerrito recuperadas en 2015 (sobre un total de 40) en barrio Pueyrredón, o la treintena de pinturas secuestradas en barrio Colón, la mayoría de ellas de José Malanca, en enero de 2018. 

En octubre de este año, la galería céntrica Nodo 940 sufrió el robo de nueve obras de artistas contemporáneos, de las cuales fueron recuperadas cinco y el resto está con pedido de captura en Interpol. 

Más allá de su valor comercial, cobra especial relevancia el valor de piezas que integran el Patrimonio Cultural de Córdoba. En este sentido, desde la Provincia señalan que lo que más se recupera son colecciones arqueológicas, en segundo lugar, cuadros y, por último, esculturas. “En lo que hace a colecciones arqueológicas hemos llegado a recuperar, en un solo operativo, 3.000 piezas contra el recupero de 25 cuadros, por dar un ejemplo. Por otro lado, hablar de valores es muy relativo porque si en un robo de piezas arqueológicas se encuentra una máscara de la cultura Alamito, eso puede llegar a representar hasta 500.000 dólares”, señalan.

Y arrojan un dato: si hablamos de esculturas y piezas arqueológicas, en los últimos 10 años se han robado entre seis y 10 grandes obras por año; todas relevantes para el Patrimonio de la Provincia.

A pesar de que muchas veces estos robos están vinculados a oportunistas, lo cierto es que en la mayoría de los casos son adjudicados a grupos organizados que roban por encargo. De hecho, en Córdoba se han desmantelado células que operaban para estos fines.
“Los últimos grandes robos fueron a pedido y, la gran mayoría, por los controles que hay en Córdoba terminan en Buenos Aires. Muchos aparecen en San Telmo, por la presión que genera la división de Delitos Culturales acá”, señalan fuentes del sector.

En este sentido, la mayor concentración de allanamientos donde se recuperan objetos y bienes culturales es en las zonas de Punilla y Calamuchita y muchas veces estos robos están relacionados con periodos de cosechas en el campo “porque muchos compran obra de arte para no pagar impuestos y ahí empiezan a aparecer quienes ofrecen obras, haciendo crecer este mercado”, precisa una fuente especializada.

Casos llamativos. “Recientemente detuvieron a una persona que venía desde Catamarca, un discípulo del maestro Amor, que traía vírgenes y santos. También hay una alerta en Córdoba porque se está atacando mucho a pequeñas capillas en Paraguay, donde roban objetos de los jesuitas y de la cultura guaraní del 1800”, agrega. 


Ciberpatrullajes y escuchas contra los delitos culturales

Córdoba es la única provincia del país que cuenta con una División de Delitos Culturales. Trabajan de manera conjunta con la Agencia Córdoba Cultura y su personal ha sido capacitado por Interpol. 

A cargo del comisario inspector Jorge Garay desde hace dos años y medio, la división se dedica a rastrillar las redes en busca de personas que ponen a la venta bienes del patrimonio cultural; también desarrollan trabajos de inteligencia y escuchas para detectar anomalías.

“Hemos detectado células que se dedicaban a la comercialización de este tipo de bienes con procedimientos positivos, la detención de estas personas y el recupero de las obras”, detalla Garay.

La dependencia existe desde 2007 y ha sido impulsora de un grupo interprovincial para fomentar que otras provincias creen sus propias divisiones especializadas. En efecto, han logrado que La Rioja presente su proyecto para la creación de una policía cultural.
Además, como el registro de obras de arte y de patrimonio cultural se hace en Buenos Aires (depende de Secretaría de Cultura de la Nación) iniciaron un registro local donde hacen constar todas las obras que se han sustraído y las envían a Interpol con pedidos de secuestro internacional.

“Esta semana (por la que pasó) hicimos tres procedimientos: uno en capital, otro en Alta Gracia y el último en Santa María de Punilla, en los que hemos logrado recuperar patrimonio cultural”.

Las provincias más afectadas por este tipo de ilícitos son Catamarca, La Rioja, Jujuy, Salta, Tucumán y el sur (Neuquén en materia paleontológica).

 

Cómo denunciar
Antes de adquirir una obra de arte, hay que verificar que esta no tenga pedido de secuestro, explica el comisario Garay.
En efecto, ingresando a la página web de Interpol, pueden realizarse búsquedas que aseguren que la pieza no haya sido robada.

“La gente a veces encuentra un elemento antiguo, bonito, a buen precio y lo compra de buena fe, sin darse cuenta está alimentando el tráfico del patrimonio cultural”, sostiene Garay.

En Córdoba, las denuncias pueden realizarse en la División Delitos Culturales (Colón 1250), por mail en 1417delitosculturales@gmail.com o bien a los teléfonos: (0351) 4287143/63.

 


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4889

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.