jueves 24 de junio de 2021
CóRDOBA LA "10" DE MESSI DE NEWELL'S
06-06-2021 00:24

Un manto sagrado en San Vicente

Mario Pereyra jugaba en General Paz Juniors y en la década de 1990 enfrentó, en un torneo infantil, al mejor jugador del mundo. Y se quedó con su camiseta.

06-06-2021 00:24

A Mario Pereyra viajar con sus recuerdos hasta aquellos tiempos le produce alegría y melancolía. Así lo expresa en sus dichos, entonaciones y acciones. Es que, con la clase ’87 de General Paz Juniors forjaron un equipazo, que aun hoy se recuerda en el ámbito del fútbol cordobés y, fundamentalmente, una amistad que llega hasta la actualidad entre los integrantes de ese equipo. Y fue justamente uno de esos compañeros-amigos el que le dijo que en su casa tenía un “manto sagrado”.

Para entender esa historia, y confirmarla, hay que ir hasta fines de la década de 1990, cuando ‘Chupete’ Pereyra era un niño y jugaba en el elogiado equipo ‘albo’, que incluso en 1998 jugó el preliminar de la recordada final entre Talleres y Belgrano, en el viejo Chateau Carreras.

Andaban tan bien que fueron invitados a Rosario a jugar un amistoso con Newell’s, donde se quedaron en casa de los jugadores de ese equipo rosarino. ‘Chupete’ junto a Juan Ingaramo (actualmente reconocido músico y esposo de la actriz Violeta Urtizberea) y Fernando Melo (hoy periodista de Canal Doce) se hospedaron en la casa de Lucas Sbaglia, primo de Antonella Rocuzzo. Y el ‘Pescadito’ Usorach y Paolo Ferreira en la casa de un niño llamado... Lionel Messi. Todos pegaron buena onda. Al tiempo se volvieron a cruzar en un torneo infantil. Los dos equipos eran buenos en serio y se enfrentaron en la final. Previo a ese partido, los DT de ambas escuadras acordaron intercambiar camisetas para que quedara en el recuerdo.

“Nos habíamos hecho amigos de los de Newell’s, fundamentalmente con Lucas. Después de los partidos seguíamos jugando a la pelota en el predio. Cuando jugamos la final me mandaron a marcar al 10. En el primer tiempo lo marqué bien, y en el segundo le dije a Lucas: 'Te voy a quitar a vos la pelota', y él me contestó: '¡Qué me vas a quitar la pelota, muerto!'. Entonces, cuando la tiene él, yo lo voy a marcar y se la da a Messi. No lo agarró nadie. Se gambeteó a todo el equipo. Ganaron y salieron campeones. Cuando terminó el partido yo quería la camiseta de Lucas, pero todos éramos amigos de él, y como había marcado al 10, se la cambié al que nos había hecho el gol. La camiseta de ellos era linda, él era el capitán y tenía cinta scoth como si fuera el brazalete. La que le dimos nosotros estaba hecha bolsa”, le relata entre risas Pereyra a PERFIL CÓRDOBA.

Pasó el tiempo. ‘Chupete’ usaba esa camiseta ‘leprosa’ en los picados en barrio San Vicente hasta que se olvidó de esa casaca. Transcurrieron muchos años y cuando la adolescencia se extinguía, surgía mundialmente en tierras europeas Lionel Messi. Y el que se dio cuenta fue Ingaramo.

-“‘Chupete’, vos tenés la camiseta de Messi. Él era el 10 de Newell’s, el chiquito ese cuando fuimos a Rosario”, tiró la bomba el ‘Negro’.

¿Y dónde estaba esa camiseta? Mario Pereyra ni lo recordaba. Empezaron a buscar. Hasta que apareció mamá Claudia con el ‘manto sagrado’. “Yo no sabía que era la de Messi hasta que me dijo Juan. Ni sabía dónde estaba y la remera sobrevivió gracias a mi vieja. No se hizo m... por poco (sic). Ella nunca la tiró. La guardó y está intacta”, cuenta, sabiendo que tiene una pieza única. A tal punto que ya aparecieron fanáticos del capitán de la Selección argentina y del Barcelona con intenciones de comprársela.
—¿La venderías?
—En un momento lo pensé, pero no. Me hubiese gustado que mi papá me regalara una camiseta de Maradona. Por eso se la quiero dejar a mis hijos.

—¿Y si Messi la quiere recuperar?

—Y, yo le diría que me devuelva la mía de Juniors...

Messi NOB

Fanático de Messi

El fútbol jugado es algo del pasado para Mario Pereyra, pero Lionel Messi es su gran vínculo, junto a sus hijos Juan Cruz y Joaquín, que juegan en Universitario. ‘Chupete’ se hizo fanático de Messi. “Sufro mucho por Messi”, cuenta quien actualmente se desempeña en un taller de chapa y pintura en barrio San Vicente.

 

En esta Nota