viernes 24 de septiembre de 2021
CóRDOBA ALEJANDRO TAYLOR, DESDE LA CÁRCEL
22-08-2021 00:39
22-08-2021 00:39

“Vendimos paquetes educativos financieros para entender el mercado de criptoactivos”

Por primera vez habla uno de los imputados de la causa Onecoin. Cuestiona la extensa prisión preventiva que lo mantiene encerrado desde diciembre pasado. ¿Qué vendían? ¿Es un sistema piramidal?

22-08-2021 00:39

El 23 de diciembre del año pasado, en vísperas de Nochebuena, Alejandro Taylor llegó a Córdoba y se presentó en los tribunales. Días antes, el fiscal de Delitos Complejos Enrique Gavier lo había imputado junto a una decena de personas por presunta asociación ilícita. Los acusó de perpetrar estafas con la venta de paquetes de educación financiera. Según la denuncia inicial de un damnificado, con esos paquetes les ofrecían claves token para obtener la criptomoneda Onecoin, instalada a nivel mundial por la empresa Onelife, a través del denominado sistema Ponzi o piramidal; pero la moneda virtual nunca tomó estado público.

El origen de la empresa está en Bulgaria. En la pesquisa que se lleva adelante hay, actualmente, 14 personas detenidas e imputadas por el mismo delito y otros tres permanecen prófugos. La hipótesis de la fiscalía es que Taylor y el contador cordobés Gustavo Amuchástegui serían las cabezas de la organización que se caracterizó por atraer clientes y público a través de reuniones citadas en hoteles de categoría.

Enrique Gavier
FISCAL ENRIQUE GAVIER.

Taylor nació en Buenos Aires pero reside en Río de Janeiro. Desde que llegó a Córdoba y se presentó en la Justicia, continúa detenido en el complejo carcelario de Bouwer y cuestiona la extensa prisión preventiva que lo mantiene encerrado. El 2 de agosto último falleció su padre.

Amigos y familiares se comunicaron con este medio para señalar que su prolongado encarcelamiento atenta contra dos derechos fundamentales: la libertad y la presunción de inocencia. Fuentes de la fiscalía alegan, en cambio, que existe “riesgo procesal”.

PERFIL CÓRDOBA realizó una entrevista telefónica a Taylor. Hoy, su preocupación pasa por los ocho meses de encierro. Con su firma, elevó una petición a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) cuyo contenido alude a ese tema y pide que se analice su situación.

Sostiene que la prisión preventiva es una condena anticipada. Sin antecedentes penales, habiendo demostrado arraigo y posibilidad de depositar fianzas y habiéndose presentado luego de que fuera imputado y se ordenó la detención, considera que es inexplicable su permanencia en la cárcel. También respondió a numerosas consultas sobre el contenido de la investigación.

—¿Usaban el sistema Ponzi?

—No. Nosotros pertenecemos a un sistema de venta directa. El Ponzi no tiene producto, nosotros teníamos un producto digital que tiene tanto valor como un antivirus, que es un producto digital. Un seguro es intangible, pero es un producto al fin. Vos tenés productos y servicios. Si son existentes, escapan al sistema Ponzi o al que llaman piramidal.

—¿Qué vendían?

—Paquetes de educación financiera. Hace cinco años que yo vendo y la empresa desde 2014 viene enseñando al planeta entero –en más de los 190 países– sobre el mundo de los criptoactivos. Hoy se habla de billeteras virtuales, cripto monedas, el fin del dinero físico. Nosotros hace seis años venimos educando a la gente sobre eso.

—¿A cuánto vendían los paquetes?

—Hay paquetes de educación financiera que van desde los 165 euros hasta un combo de paquetes que puede llegar a valer 48 mil euros.

—¿Quién cobraba? ¿Dónde está el dinero que pagaron los clientes?

—A eso lo cobraba la empresa, te daba la activación de la cuenta y con ese código de cuenta se podía acceder a los paquetes de formación. En la compañía gané mucho dinero vendiendo los paquetes, pero hace dos años dejé la compañía y gané muchísimo más dinero con lo que aprendí. Para que tengas una idea: yo compré bitcoin cuando valían US$ 97 y he vendido a US$ 58 mil.

—¿Qué se aprende?

—A entender cómo funcionan los mercados de los criptoactivos. Cómo funcionan los stakings (NdR: Es el acto de dejar bloqueadas criptomonedas en depósito para recibir recompensas), los master nodos, el trading, tenemos cinco niveles de cursos de One Forex para aprender a comprar y vender divisas, todas actividades lícitas. Por ejemplo, si querés estudiar Medicina en EE UU, vas a Harvard. Eso te va a costar un cuarto de millón de dólares; pero nadie discute que después de la residencia y la especialización, tu carrera de médico puede estar garantizada con más de un millón de dólares de ganancias. Yo compro, aprendo, recomiendo, vendo y enseño a otros a vender también. Herbalife hace eso, Omnilife también, pero con productos físicos. Network Information Service (NIS) y otras hacen lo mismo con productos o servicios digitales. Microsoft vendía, en un tiempo, servicios digitales con network marketing.

—Si todo es tan claro y lícito, ¿por qué están detenidos e imputados? ¿Hay estafas?

—Muy simple. Con la compra del paquete educativo recibías de regalo una cantidad de token. La compañía tiene una plataforma de e-commerce donde vos podías comprar productos y servicios dentro de esa plataforma, con esta moneda de un circuito cerrado. Por ejemplo, con una tarjeta de un banco sumás puntos y podés canjearlos. Acá operaba del mismo modo. A partir de ahí, como pasó con bitcoin, seguramente habrá habido alguna o algunas personas que pudieron haber realizado una actividad que no es legal o haber utilizado este medio de pago para recaudar dinero. Estoy convencido de que es eso lo que pasó. La compañía tiene al hermano de la fundadora, Konstantin Ignatov, detenido en Nueva York hace dos años y medio porque ingresó a Los Ángeles diciendo que iba a hacer turismo y fue a hacer negocios. Le impusieron nueve imputaciones. Con una carga punitiva de 90 años, ahora está con prisión domiciliaria, con una sola causa: por mentir que entraba para hacer turismo y no por negocios.

—En el caso de esta causa en Córdoba, ¿hay gente que invirtió en los paquetes y no recibió nada?

—(Piensa) Imposible que hayan activado una cuenta y no hayan recibido nada. Si las personas activan la cuenta, reciben el paquete educativo. Si no lo estudian es como comprarse un auto, guardarlo en el garage y no usarlo. Corre por cuenta del comprador. En los términos y condiciones está todo explicado.

—Se dijo que “vendían humo”. ¿Dónde está la plata que ganaron?

—Te hago una pregunta a la inversa: en 2006 ya había gente haciendo OneLife. Yo me dedico hace 21 años a hacer network marketing, sé hacer negocios en redes, estudié la compañía, el negocio y tomé la decisión de hacerlo. La realidad es que vendimos 25.700 paquetes en Argentina a más de 20 mil personas. Nos detuvieron por una sola denuncia que se presentó el año pasado y nos imputaron por asociación ilícita. En Córdoba esa figura es un deporte magistral. Desde que caímos, las únicas personas que testimoniaron en contra fue el que hizo la denuncia original y uno de los policías.

—¿Por qué los denunció esa persona?

—¿Vos conocés alguna empresa que de 25 mil clientes no tenga un cliente insatisfecho? ¿Por qué no entraron más denuncias? Porque la gente cree en la moneda, porque la moneda existe. En Ucrania tiene estado parlamentario un proyecto para declararla de uso nacional. Lo que nosotros vendemos es un paquete de educación financiera. Los que consideraron esto como una inversión, mal compraron o fueron mal informados en su venta, lo cual dudo porque en todas los términos y condiciones está explicado qué es lo que estás comprando, es otro tema. Una cosa es que hayan usado la compañía o la moneda para estafar gente y otra es que la compañía o la moneda sean inexistentes. Hay una pericia judicial forense que dice que la moneda es existente y la empresa también.

DETENIDOS

◆ Adolfo Gustavo Amuchástegui ◆ Eduardo Alejandro Taylor ◆ Edgar Nicolás Moreno ◆ Mónica Gabriela Blasco ◆ Mariana Noel López (con prisión domiciliaria) ◆ Manuel Vicente Peralta Guevara ◆ Andrés Matías López ◆ Ricardo Beretta ◆ Ariel Eduardo Morassut ◆ Daniel Cornaglia ◆ Aldo Leguizamón ◆ Nancy Díaz ◆ Hernán Pizarro ◆ Rodrigo Domínguez

PROFUGOS

◆ Ruja Ignatova (búlgara) ◆ Konstantine Ignatov Plamenov (búlgaro, detenido en EE UU) ◆ José Gordo (español)

En esta Nota