sábado 31 de julio de 2021
CULTURA muestra
10-07-2021 02:07

Las artesanías que arriban al museo

El jueves 8 quedó inaugurada la tercera edición de BienalSur, con una primera exposición en el Museo de Bellas Artes Lola Mora, en Salta. El evento se extenderá por 23 países, con más 400 artistas invitados.

10-07-2021 02:07

Creada en 2017 por Anibal Jozami, rector de la Universidad Tres de Febrero (Untref), y Diana Wechsler, director general y artística, la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo del Sur (BienalSur) volvió a lanzarse al mundo desde la ciudad de Salta el jueves pasado, cuando quedó inaugurada la exposición “La escucha y los vientos. Relatos e inscripciones del Gran Chaco” en el Museo de Bellas Artes Lola Mora. La bienal, que en su segunda edición, en 2019, había ampliado notablemente sus horizontes y abierto el juego a más países y más obras, en esta nueva ocasión redobla la apuesta: hasta diciembre de este año, con obras de 400 artistas invitados, llegará a capitales como Bogotá, Tokio, Málaga, París, Berlín, Cuzco, Manama (Barhein, en el golfo Pérsico), Jeddah (a orillas del Mar Rojo, en Arabia Saudita) y la ciudad del Vaticano.

El confín entre arte y artesanía es neto y la confluencia entre ambas es rara porque habitan casa distintas: rara vez las artesanías se exponen en museos de bellas artes, su ámbityo natural suelen ser los museos etnológicos. El artesano no persigue los objetivos personales y profesionales del artista: más humildemente, lo que busca es vender su mercancía, por lo general a precios moderados. El gran acto irreverente de esta inauguración consiste en exponer en un museo de Bellas Artes las artesanías textiles de dos grupos del Chaco: el Colectivo Thañí (wichí) y el Grupo Orembiapo Maepora (chané). 

Con curaduría de la argentina Andrea Fernández y la alemana Inka Gressel, las cuarenta piezas seleccionadas se presentan como una contralectura del concepto tradicional del museo. Articulado fundamentalmente a través de textiles, pero también de pequeñas cerámicas, paisajes sonoros, escritos y ensayos audiovisuales, el evento da cuenta de producciones que en la práctica habitual no responde al canon eurocéntrico y sus manifestaciones traen mensajes vinculados a las luchas por la memoria y los territorios, así como sus relatos e inscripciones.

Una de responsables de curaduría de la muestra inaugural, Andrea Fernández, señaló que la escucha es “la acción clave para conocernos y comprendernos”, y es por esa razón que se hace hincapié en lo sonoro en la muestra los textiles de las mujeres del pueblo wichí. En la inauguración, algunas de las integrantes de las etnias expositoras hablaron en su lengua originaria, una muestra de la distancia que separa a esa cultura, contradecida instantes después con el díalogo emprendido entre el espectador y las obras expuestas, de una belleza cautivante y globalizadora.

Para esta nueva edición de BienalSur se evaluaron más de 5.500 proyectos. Tal como explica la entidad en un comunicado, el foco fue puesto “en la conciencia ecológica, las constelaciones fluidas, los modos de habitar, los mundos digitales y las políticas del arte”. En palabras de su director general, 

Aníbal Jozami, “BienalSur lejos de imponerse sobre culturas, instituciones o colectivos, busca escuchar, aprender y trabajar de manera situada, sin perder la perspectiva global para sostener, activar y contribuir a restaurar los hoy tan necesarios lazos comunitarios”.

En la inauguración también ofrecieron sus palabras la directora del Museo de Bellas Artes Lola Mora, Marcela López Sastre; el embajador de la República de Alemania en Argentina, Ulrich Sante; Diana Wechsler, director general y artística de BienalSur; y Sabrina Sansone, la bailarina y acróbata devenida desde diciembre de 2019 titular de la Secretaría de Cultura de la provincia de Salta.

*Desde Salta.

En esta Nota