sábado 24 de julio de 2021
DOMINGO RUTINA Y ACTIVIDAD FISICA
06-09-2020 03:40

Alimentación saludable y sana

06-09-2020 03:40

Alimentarse es solo el primer tiempo de la nutrición. Pero ¿qué es nutrirse? Nutrirse es un proceso que incluye un conjunto de funciones cuya finalidad es proveer al organismo de energía y nutrientes necesarios para mantener la vida, promover el crecimiento, reemplazar las pérdidas y asegurar la continuidad de la especie.

Este proceso consta de tres tiempos: Alimentación. Metabolismo. Excreción.  La alimentación es el único tiempo de la nutrición en el que interviene nuestra voluntad. Comprende varios pasos: elegir el alimento, prepararlo, masticarlo y deglutirlo. El metabolismo comienza con la absorción de nutrientes y tiene por finalidad su utilización para proveer energía y materiales de construcción, de renovación y de reserva a nuestro organismo. La excreción es el conjunto de funciones que tiene por finalidad eliminar aquellas sustancias de desecho. (…)

Alimentarse significa brindar al organismo alimentos con sustancias nutritivas indispensables para mantener la salud. Los alimentos brindan nutrientes, que son los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas, que proporcionan la energía (llamada también calorías o kilocalorías) y los materiales básicos que el cuerpo utiliza para crecer y estar sanos. También contienen en menor cantidad vitaminas, minerales y agua necesarios para el buen funcionamiento corporal. ¡Los alimentos no aportan solo nutrientes! También tienen sustancias que actúan sobre la fisiología, brindando innumerables beneficios para la salud.   No todos tenemos las mismas necesidades de cada uno de estos nutrientes; varían mucho con la edad, la actividad y también el sexo.

Nutrientes aportados por los alimentos:  Hidratos de carbono: Son fuente de energía para tus músculos y cerebro. Cuando el ejercicio es muy intenso, son los principales proveedores de energía para que el músculo pueda contraerse y moverse. La mayor parte de la energía de tu alimentación debería provenir de los hidratos de carbono, como cereales, legumbres, pan, frutas y verduras. Grasas: Son la reserva más importante de energía en el cuerpo. Durante actividades como dormir o leer, las grasas son las encargadas de brindar energía a nuestro organismo; también, en actividades de muy larga duración, como una caminata de dos horas. Las grasas que provienen de los animales, por ejemplo, la manteca y las carnes, contribuyen a las enfermedades cardiacas, mientras que las grasas que provienen de los vegetales, que se caracterizan por ser líquidas (llamadas aceites), no son perjudiciales para la salud. Por ello, se sugiere consumir aceites crudos diariamente y frituras hasta dos veces a la semana. Las grasas aportan el doble de calorías que los hidratos de carbono y las proteínas. Proteínas:  Su función principal es construir y reparar los tejidos. La unidad más pequeña de la proteína es el aminoácido. Las carnes de pescado, pollo y vacunos, el huevo, los lácteos y las legumbres son los alimentos con mayor cantidad de proteínas. Vitaminas y minerales: Las vitaminas y los minerales están distribuidos en todos los alimentos. Por eso, cuanto mayor sea la variedad de alimentos que consumamos, mayor variedad de vitaminas y minerales vamos a recibir. Se necesitan en pequeñas cantidades: por eso se los denomina micronutrientes. No brindan energía. Agua: El contenido de agua de los alimentos varía; por ejemplo, las legumbres secas tienen poca, y el tomate, mucha. La función del agua en el organismo es importantísima, regulando la temperatura del organismo, transportando nutrientes por la sangre, eliminando residuos del organismo por la orina, etcétera.

¿Cómo armar la alimentación saludable y diaria? -Incluyendo alimentos de todos los grupos en las diferentes comidas. -Variando los alimentos dentro de cada grupo. -Respetando las proporciones. ¿Por qué es tan importante realizar cuatro comidas diarias? Cada uno de nosotros, de acuerdo con la edad, la forma de vida, las actividades y otros factores, necesita diariamente cantidades suficientes de cada tipo de alimentos. Por otro lado, nuestro cuerpo gasta energía en forma permanente, aun al dormir, por eso es importante tener en cuenta la distribución. Es decir, empezar con un desayuno y comer a lo largo del día, repartiendo los alimentos en varias comidas, un mínimo de cuatro comidas son las recomendadas para favorecer la digestión sin perder la vitalidad. cantidad agua.  ¿Eres físicamente activo o deportista?   Empecemos describiendo los términos; se considera actividad física cualquier movimiento corporal provocado por una contracción muscular cuyo resultado implique un gasto de energía. A la actividad física se la puede clasificar como: 1. Actividad física no estructurada: incluye las actividades de la vida diaria como limpiar, caminar, jugar con niños. 2. Actividad física estructurada o ejercicio: se considera al programa planificado y diseñado para mejorar la condición física (capacidad cardiovascular y respiratoria, fuerza, flexibilidad, composición corporal) y la salud.El deporte nació como actividad física con una finalidad de recreación y pasatiempo, y a lo largo del tiempo ha ido incorporando nuevos elementos que lo caracterizan. La competencia, las relaciones sociales, el bienestar psicofísico, son factores que describen a la práctica deportiva. Entonces, ¿qué los diferencia? Lo único que los diferencia son los objetivos.

¿De dónde proviene la energía que el cuerpo utiliza durante la actividad física? El sol es el encargado de brindar la principal fuente de energía a la tierra. La energía solar es recibida por las plantas, que utilizan carbono, hidrogeno y nitrógeno de su hábitat y a partir de esto sintetizan nutrientes, como son los hidratos de carbono, las grasas o las proteínas. Cuando los humanos consumimos alimentos, los procesos digestivos se encargan de transformarlos en compuestos simples que pueden ser absorbidos y transportados a las células. 

*/** Autoras de Energía sin límites, editorial El Ateneo (fragmento).

En esta Nota