lunes 19 de abril del 2021
ECOLOGíA Fundación Vida Silvestre
16-11-2020 15:32

¿Cómo lograr finanzas sostenibles y amigables con el planeta?

Una manera de fomentar la incorporación de la sustentabilidad en las compañías sería que las entidades financieras tuvieran un tratamiento diferencial para aquellos clientes que demuestren ser sostenibles.

Pablo A. Cortínez*
16-11-2020 15:32

El papel del sector financiero en la economía global es crucial. En Argentina, la profundidad financiera ronda el 10% del PIB (la región alcanza 45%). No obstante la transformación que el negocio bancario ha tenido en los últimos años, otorgar préstamos continúa siendo una de las principales funciones. Para originar créditos, los bancos realizan un análisis a fines de determinar qué tan probable es que la empresa prestataria devuelva en tiempo y forma el préstamo recibido.

A efecto de determinar si un solicitante es sujeto de crédito, los bancos generalmente utilizan criterios de elegibilidad crediticia que incluyen tanto parámetros netamente cuantitativos como otros parámetros con rasgos más bien cualitativos. Entre los primeros se cuentan los ratios de solvencia, liquidez, endeudamiento. Con relación a los segundos, suele ser práctica común el análisis del Carácter; Capacidad, Capital y Colateral que presenta la compañía. Un análisis más integral involucra identificar los riesgos; cuantificarlos; luego ponderarlos versus otros riesgos; aplicar alternativas para morigerarlos; y finalmente monitorear su evolución durante la vida del préstamo.

Lo que aún tiene un largo camino por recorrer en el sector financiero es la incorporación de otro tipo de criterios, tales como los ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG según sus siglas en inglés), criterios que pueden conducir a pérdidas financieras, en caso de no ser identificados y gestionados. No contar con este tipo de análisis implica, como mínimo, soslayar la sostenibilidad (en sentido amplio) de un proyecto o empresa en el mediano y largo plazo, dado que una empresa podría ser solvente y rentable en el corto plazo y, sin embargo, enfrentar dificultades a plazos mayores. Esto, a modo de ejemplo, debido a falta de competitividad por cuestiones directa o indirectamente relacionadas con el ambiente; o bien podrían enfrentar problemas de imagen y reputación por contingencias ambientales. No obstante lo dicho, el criterio ambiental es generalmente utilizado por bancos locales cuando así lo exigen ciertas líneas de bancos del exterior o de bancos de desarrollo.

En los últimos años, esto se viene transformado en algo más usual, que puede resultar una excelente base para luego refinanciar esa cartera vía emisión de un Bono Verde.

Una manera de fomentar la incorporación de la sustentabilidad en las compañías sería que las entidades financieras tuvieran un tratamiento diferencial para aquellos clientes que demuestren ser sostenibles. Un claro win – win. La pregunta recurrente es quién y cómo se determina si un potencial cliente corporativo es sostenible. La clave podría estar en ciertas certificaciones de sostenibilidad. El caso más conocido en nuestro país es la certificación FSC, para productos de origen forestal. Otras certificaciones: para el caso de la soja existe RTRS; y para pescado la certificación MSC. ¿Y para la carne vacuna? Un grupo de stakeholders, entre los que se encuentra Vida Silvestre, está en proceso de generar un esquema análogo.

Hace tiempo que la falsa dicotomía entre rentabilidad y sostenibilidad quedó atrás. Existe suficiente evidencia al respecto, como la que surge de comparar la rentabilidad bruta en dólares del índice MSCI de Mercados Emergentes ESG Leaders con su par business as usual, es decir, con empresas que no utilicen ESG. En un periodo de 12 años hasta 2019, la rentabilidad del primer índice superó en un 50% la del segundo.

Incorporar criterios adicionales a las finanzas tradicionales parece ser también un buen negocio de mediano plazo.

 

*Pablo A. Cortínez es economista. Focal Point de Finanzas Sustentables en Fundación Vida Silvestre Argentina

 

En esta Nota