31 oct 2020
ECOLOGíA |Ecosistema amenazado
miércoles 2 septiembre, 2020

La tasa de deforestación en Argentina es una de las más altas de Sudamérica

las últimas tres décadas, se perdieron cerca de 8 millones de hectáreas y el 87% de estos desmontes sucedieron en el parque chaqueño, el segundo foco de deforestación más grande de Sudamérica después del Amazonas.

ECO HOUSE*

Las últimas tres décadas, se perdieron cerca de 8 millones de hectáreas de bosques Foto: CEDOC
miércoles 2 septiembre, 2020

Los bosques argentinos son el patrimonio natural más amenazado. Brindan a la población múltiples y vitales servicios ecosistémicos. Sin embargo, es posible que perdamos estos recursos en el corto plazo. Según estimaciones de la FAO, las últimas tres décadas, se perdieron cerca de 8 millones de hectáreas y el 87% de estos desmontes sucedieron en el parque chaqueño, el segundo foco de deforestación más grande de Sudamérica después del Amazonas.

Este contexto se ve incluso más agravado frente a los intensos incendios que ya han afectado a más de 175.000 hectáreas en 12 provincias de todo el país.

Importancia de su preservación.  Con cada hectárea de bosque que desaparece, se pierden servicios ecosistémicos irremplazables que contribuyen al bienestar de las personas y las comunidades.

Así se ve la deforestación del Gran Chaco desde el espacio

Estos servicios se dan en múltiples niveles: los que se pueden consumir directamente, conocidos también como recursos naturales -alimentos, agua, fuentes de energía,  materiales de construcción, entre otros-; los que regulan las condiciones en las que habitamos y en las que llevamos a cabo nuestras actividades, o servicios de regulación; los que brindan experiencias placenteras para las personas, llamados también servicios culturales; y los servicios de apoyo como la polinización o la dispersión de semillas por parte de insectos y animales. Estos últimos son fundamentales para que todo lo mencionado anteriormente sea posible.

Los bosques, como todo ecosistema, brindan una variedad de servicios enorme y, por tal motivo, su preservación es fundamental. A continuación, algunos de los principales:

  • Son fuente de biodiversidad. Refiere a la variedad y la variabilidad de organismos vivos que se encuentran en un entorno, e incluye a todo tipo de seres vivos: desde las bacterias más simples a los organismos más complejos como los animales y las plantas. La biodiversidad, a la vez, desempeña un papel fundamental en el correcto funcionamiento de los ecosistemas y en la multitud de bienes y servicios que generan como el ciclo de nutrientes y el ciclo del agua, la resistencia a las especies invasoras, la polinización de las plantas y el control de plagas.
  • Proveen materia prima. La gran diversidad de plantas, animales y microorganismos que albergan los bosques ofrece también una gama enorme de alimentos, fuentes energéticas, materiales de construcción y medicinas, entre otros.
  • Regulan el clima. Los bosques ofrecen numerosos servicios de regulación que benefician a todo el planeta. Por ejemplo, los bosques tropicales juegan un papel importante en la temperatura y en la humedad relativa del ambiente a través de sus efectos. Los árboles, por su parte, absorben una proporción importante de la energía proveniente de la radiación solar y la transforman a través de la fotosíntesis. Además, son los mayores depósitos de carbono del mundo después de los océanos. 
  • Protegen a los suelos de la erosión. A través de las raíces de los árboles y las interacciones que generan con otras plantas, animales e insectos, los bosques ayudan a que el suelo tenga mejor estructura y se erosione menos. En las laderas de las montañas y las pendientes de los ríos y arroyos, por ejemplo, los árboles contribuyen a mantener el terreno en su lugar actuando como barreras naturales contra inundaciones o desbordes de los cauces naturales.
  • Son reguladores hídricos. Tienen un rol fundamental en el ciclo del agua y en el mantenimiento de las fuentes y caudales: absorben el agua de lluvia y la vuelven a liberar a la atmósfera progresivamente a través de la transpiración a la vez que previenen tanto inundaciones como sequías. En línea con lo mencionado, un estudio del INTA demuestra que una hectárea de bosque absorbe 300 mm de agua de lluvia, mientras que una hectárea de pastura para ganado absorbe 100 mm y una hectárea de soja absorbe nada más que 30 mm. 

Por qué la deforestación global provocará un colapso irreversible en la humanidad

A lo mencionado se suma el hecho de que aún no terminamos de conocer en su totalidad la cantidad de servicios que este tipo de ecosistemas brinda; sin embargo, la pérdida de áreas boscosas es cada vez mayor.

Por tanto, si los bosques nativos proveen servicios indispensables y vitales para la sociedad como la conservación de la biodiversidad, la regulación del clima y la fijación de carbono, la formación y conservación de suelos, la regulación hídrica, la provisión de materias primas como alimentos, agua, fuentes de energía, materiales de construcción o medicinas, la preservación y la defensa de la identidad cultural, entre otros, no hay justificación para permitir su destrucción.

En el contexto de emergencia climática y ecológica que nos atraviesa, es necesario y urgente tomar las medidas pertinentes para detener de manera inmediata el avance de esta actividad y propiciar las condiciones para compensar y reparar en el mediano y largo plazo los desequilibrios que la mano del hombre ha generado en estos ecosistemas tan ricos y beneficiosos para nuestra calidad de vida.

*ECO HOUSE es una asociación civil sin fines de lucro cuyo objetivo principal es promocionar el desarrollo sostenible a través de la educación, el voluntariado, la política y la certificación ambiental.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5165

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.