viernes 24 de septiembre de 2021
ECONOMIA panorama complejo de cara a las legislativas
15-08-2021 03:15
15-08-2021 03:15

Alertan por endeudamiento en pesos y más emisión

El Banco Central inyecta recursos en la economía para financiar el déficit fiscal y el “push electoral” en la previa de las PASO. Economistas advierten que la maquinita pone presión sobre los precios. Revés en colocaciones de deuda.

15-08-2021 03:15

La vorágine electoral está generando una nueva bola de nieve. Como ha ocurrido desde hace años en el país, los períodos electorales marcan un desborde del gasto público, del endeudamiento y de la emisión monetaria, que termina siendo en pocos meses una olla a presión sobre la inflación y el dólar.

Precisamente, ese es el panorama actual que se empieza a observar de cara a la evolución de la economía en el segundo semestre, donde hay un fuerte desvío del gasto y un considerable aumento del déficit que lleva a que el Gobierno tenga que cubrirlo acelerando la colocación de deuda y la emisión monetaria.

En los hechos concretos, se observa que la deuda en pesos ajustada por CER y convertida en divisa al tipo de cambio oficial está creciendo a un ritmo de casi 4% mensual, es decir que en este momento ese ratio se ubica por encima de la inflación.

Además del incremento de las colocaciones de deuda y de la emisión monetaria, hay que considerar la tendencia ascendente que va mostrando el déficit cuasi fiscal, es decir lo que debe pagar el BCRA para realizar sus absorciones de liquidez.

Para muchos especialistas, este combo podría resulta peligroso y explosivo para la inflación y, por ende, para los salarios, teniendo en cuenta que vienen muy retrasados desde hace tres años con respecto a la suba del costo de vida.

Alarma. Este panorama hace que consultores económicos enciendan las luces de alerta. Jorge Vasconcelos, vicepresidente del Ieral, entidad de estudios económicos de la Fundación Mediterránea, destacó a

PERFIL que “desde fines de 2019 a junio de este año, la deuda ajustada por CER equivalente en dólares al tipo oficial subió de 24.500 millones a 51.800 millones de dólares”.

“Además de esta deuda, también hay que considerar la situación del déficit cuasi fiscal del Banco Central. Y allí se puede observar que las Leliq más los pases bancarios pasaron del equivalente de 21 mil millones a 39 mil millones de dólares desde fines de 2019 hasta mediados de 2021”, remarcó Vasconcelos. Para el especialista, esta situación es para seguir de cerca, al considerar que si por “algún motivo se pierde la capacidad de hacer un rollover de la deuda, allí no hay muchas opciones”. “Hay dos opciones en ese caso. Defaultear la deuda o cubrirla con emisión monetaria. Es decir, que hay como una presión inflacionaria subyacente que no está en la superficie”, expresó.

Hasta fin de año el Tesoro deberá cubrir un rojo primario de $900 mil millones

Viendo este panorama, Daniel Marx, ex secretario de Finanzas, sostiene que el problema del Gobierno es el déficit en función de un aumento del gasto que hace que se tenga que recurrir especialmente a la emisión monetaria para solventarlo. “El tema son las condiciones con las que se está endeudando. Está claro que el mercado le está pidiendo más tasa para las colocaciones que se están haciendo”, resaltó Marx.

El especialista consideró que el Ejecutivo tendría herramientas como para renovar el interés de los inversores por las colocaciones en pesos y evitar que se vayan hacia el dólar. Además, admitió que “es un problema” cómo evolucionan las colocaciones de deuda y emisión y alertó que  hacia fin de año habrá que hacer frente a los pagos del FMI, “algo que aún no está claro cómo se encarará”.

El problema es el déficit. El economista y consultor Camilo Tiscornia enfatizó que “lo que se debe entender es que en última instancia la deuda del Estado siempre es el resultado del desequilibrio fiscal”. “Sin dudas que la deuda en pesos viene creciendo a un ritmo que preocupa y no crece más porque hay más emisión monetearia que financia el déficit”, explicó.

Tiscornia subrayó que los resultados de las últimas colocaciones de deuda que hizo Hacienda no le han efecto favorable y que se puede percibir un mayor desinterés de los inversores por financiar al Tesoro. Además, recalcó que lo que no se cubre con títulos de deuda “se tiene que hacer con mayor emisión monetaria”.

“Se está generando una bola de nieve sobre la inflación. No se logra cubrir el déficit con financiamiento genuino. Hay que tener en cuenta que se aplicaron nuevos impuestos y se aumentaron otros, se reestructuró la deuda privada y aun así no se logra cubrir el déficit. Y encima ahora lo están aumentando en el segundo semestre. Todo esto implica mayor peligro de fuerte suba de la inflación hacia adelante”, enfatizó Tiscornia.

Números que pesan.  Este cuadro de situación contiene números que le dan una dimensión exacta al desafío del equipo económico que comanda el ministro Martín Guzmán. De acuerdo al último informe de Equilibra, de aquí  a fin de año el Tesoro deberá cubrir un rojo primario de $ 900 mil millones. En ese sentido, el informe señala que el mercado de deuda aportará $ 340 mil millones y el BCRA los $ 560 mil millones restantes. “En todo el año, el 65% del financiamiento vendría de la asistencia del BCRA y un 35% del mercado de deuda”, resalta el informe.

“El pago de intereses por los pasivos remunerados del Central sumó casi $ 230 mil millones solo en los últimos dos meses. A este ritmo, en todo el año sumaría $ 1,37 billones, equivalentes a un 3,2% del PBI, en línea con el registro de 2019.

Por último, el informe detalla que, “sin considerar la absorción vía Leliq y pases, la base monetaria crecería unos $ 940 mil millones hasta fin de año, cerrando diciembre un 58,4% por encima de 2020.

Para que la base cierre el año creciendo en línea con la inflación (estimada en 47,5%), se deberían absorber $ 267 mil millones. El stock de pasivos remunerados del BCRA cerraría el año en torno a $ 4,12 billones, equivalentes al 9,6% del PBI y el 113% de la base monetaria”.

Se viene otra prueba de fuego

Con el antecedente de hace dos semanas, donde el Gobierno logró captar solo el 64% del monto que necesitaba para hacer frente a los vencimientos de deuda en pesos, el miércoles el Ministerio de Economía realizará una nueva colocación de títulos para cancelar los compromisos que se vienen. Tras el llamado a licitación, operadores del mercado consideraron que Economía tomó nota de la última subasta y por eso, para el miércoles, incluyó bonos contra encajes, buscando generar más interés de los inversores.

Se licitan una letra del Tesoro Nacional en pesos a descuento el 20 de octubre; otra similar con vencimiento el 31 de diciembre; una tercera también con el mismo vencimiento; otra letra ajustada por CER a descuento con vencimiento el 31 de enero de 2022 y un bono del Tesoro Nacional en pesos a tasa fija del 22%, con vencimiento el 31 de mayo de 2022.

En esta Nota