martes 28 de septiembre de 2021
ECONOMIA Economia
23-08-2021 15:21
23-08-2021 15:21

Argentina recibió este lunes US$ 4.334 millones en DEGs del FMI

La directora del FMI, Kristalina Georgieva destacó que el reparto de DEGs por US$650.000 millones es "la mayor asignación en la historia".Y pidió "prudencia" en su uso.

23-08-2021 15:21

La Argentina recibió este lunes 3.055 millones de Derechos Especiales de Giro, el equivalente a US$ 4.334 millones, en concepto de una nueva asignación que el Fondo Monetario Internacional comenzó a distribuir  hoy entre los países miembros, según su cuota de participación en el organismo, informó el Ministerio de Economía.

Según indicó, "Argentina tiene una cuota del 0,67% de participación en el organismo, por lo que le corresponden al día de hoy US$ 4.334 millones".

La cartera económica recordó que los DEGs "son activos de reserva internacional creados por el FMI en 1969, no son una moneda pero funcionan como tal, y pueden conservarse como reservas internacionales o utilizarse para cambiar su composición, convirtiéndolos a monedas de libre uso". 

"Su valor se calcula ponderando un conjunto de las siguientes monedas: dólar estadounidense, euro, renminbi chino, yen y libra esterlina", puntuaizó Economia, y aclaró que "los DEGs no se devuelven, no constituyen un préstamo, no solo no generan deuda sino que aumentan los recursos y las herramientas del Estado".

Este desembolso le permitirá a Argentina reforzar las reservas del Banco Central, aunque unos US$1.800 millones ya se utilizarán para pagar un vencimiento de deuda  con el propio FMI que deberá afrontar el el 22 de septiembre. 

Llegan los US$ 4.355 millones en DEGs del Fondo Monetario Internacional

El FMI pidio prudencia

Por su parte, la directora-gerente del FMI Kristalina Georgieva indicó que el organismo internacional comenzó este lunes la distribución de los Derechos Derechos Especiales de Giro (DEG) por US$650.000 millones entre sus países miembros para amortiguar los efectos económicos de la pandemia, y destacó que “se trata de la mayor asignación de la historia”, al tiempo que pidió “prudencia” en la utilización de esos recursos.

“Hoy entra en vigor la mayor asignación de derechos especiales de giro (DEG) en la historia del FMI, equivalente a aproximadamente US$650.000 millones. Esta asignación es una importante inyección de ánimo para el mundo, y si se utiliza con prudencia, una oportunidad única para combatir esta crisis sin precedentes”, manifestó Georgieva.

La directiva sostuvo que “los DEG son un recurso muy valioso y son los países miembros los que tomarán la decisión sobre la mejor manera de utilizarlos”.

En ese contexto, Georgieva pidió que “a fin de que los DEGs produzcan el máximo beneficio para los países miembros y la economía mundial, estas decisiones deben ser prudentes y bien informadas”.

También aseguró que la asignación “proveerá liquidez adicional al sistema económico global suplementando las reservas externas de los países y reduciendo su dependencia en deuda doméstica o externa más cara”.

“Los países pueden utilizar el margen de maniobra que proporciona la asignación de DEG para respaldar sus economías e intensificar la lucha contra la crisis”, agregó.

Según explicó, “los DEG se distribuyen a los países miembros en proporción a su cuotas relativas en el FMI, esto significa que alrededor de US$ 275.000 millones se destinarán a países de mercados emergentes y en desarrollo, de los cuales los países de bajo ingreso recibirán aproximadamente US$ 21.000 millones, lo que equivale hasta el 6% del PIB en algunos casos”.

En ese marco, Georgieva subrayó que “el FMI alienta a los países con sólidas posiciones externas a canalizar parte de los DEG en forma voluntaria hacia los países más necesitados”, en sintonía con la postura que viene planteando el ministro de Economía Martín Guzmán, quien cuestiona que las naciones que recibirán más liquidez son aquellas que menos lo necesitan, lo que no contribuye a reducir las desigualdades, profundizadas durante la pandemia, sino que acentúa las asimetrías entre los países.

Guzmán pidió en el G20 mecanismos para reasignar DEGs a países de ingresos medios y bajos

En ese sentido, la directiva ratificó que “el FMI está estudiando con los países miembros la posibilidad de crear un nuevo servicio financiero —el Fondo Fiduciario para la Resiliencia y la Sostenibilidad— que podría canalizar DEG para ayudar a los países más vulnerables en su transformación estructural y a afrontar, entre otros aspectos, los desafíos relacionados con el cambio climático. Otra posibilidad sería canalizar DEG para respaldar el financiamiento otorgado por los bancos multilaterales de desarrollo”.

Asimismo, el FMI difundió un documento de 45 páginas con lineamientos y recomendaciones, desde el tratamiento contable y estadístico de esos fondos, con énfasis en la “transparencia” y advertencias de que si bien son fondos de ayuda, su uso imprudente implica “riesgos” en términos de políticas fiscal y monetaria, sostenibilidad de la deuda y obligaciones a afrontar en el futuro.

Georgieva expresó que “para respaldar a los países y garantizar la transparencia y rendición de cuentas, el FMI proporcionará un marco para evaluar las implicaciones macroeconómicas de la nueva asignación, su tratamiento estadístico y gobernanza, y cómo podría afectar a la sostenibilidad de la deuda”. 

“El FMI también presentará evaluaciones periódicas sobre las tenencias, transacciones y negociación de DEG, incluido un informe de seguimiento sobre el uso de los DEG dentro de dos años”, dijo.

ALIVIO

Un informe de Facimex Valores, resaltó que la llegada de los DEGs "se trata de un refuerzo clave para las reservas netas en un momento crucial para el plan económico preeleectoral, ya que estimamos que entre septiembre y noviembre habrá que cubrir una brecha de financiamiento externo de US$ 3.200 millones".

La herencia económica que el Gobierno posterga para después de las elecciones

"La brecha se explica principalmente por los vencimientos de deuda con el FMI, con una amortización de capital de US$1,900 millones en septiembre y pagos de intereses de US$ 400 millones  en noviembre. También pesará la baja estacional de las exportaciones a medida que vaya perdiendo fuerza la liquidación del agro, lo que se reflejaría en mayores ventas de divisas del BCRA en meses usualmente negativos en términos de intervención", evaluó.

En esta coyuntura, el informe subrayó que "el desembolso de hoy permitiría seguir afrontando los servicios de deuda con el FMI en la antesala de un nuevo acuerdo y sostener el ancla cambiaria en la recta final hacia la elección, sin que esto implique una caída en las reservas netas".

Al respect, estimó "que las reservas netas (restamos encajes, swaps y repos) se ubican en US$ 7.600 millones y, gracias al arribo de los DEGs, llegarían a las elecciones por encima de los niveles actuales".

Sin embargo, de acuerdo a los cálculos de la consultora Equilibra, "difícilmente el BCRA pueda resignar menos de US$ 20 millones diarios en promedio para intervenir en el dólar financiero de acá a las elecciones".

Así, proyectó que "con una menor oferta de agro-divisas y mayor presión dolarizadora minorista en el MULC, tendremos que acostumbrarnos a un Central cerrando ruedas con posición consolidada (intervención en el mercado oficial y en el financiero) vendedora" 

"Esperamos que las reservas netas cierren el año en US$ 5.300 millones, más de US$ 1.000 millones por debajo del stock actual", concluyó.