viernes 30 de julio de 2021
ECONOMIA Estudio de Kantar
23-07-2020 23:30

Diez claves del consumo pospandemia

Sin muchedumbres y con más e-commerce, pago electrónico y exigencias más fuertes de limpieza en espacios públicos. Apuesta por la vida sana.

23-07-2020 23:30

A partir de la pandemia del coronavirus, se prevé más e-commerce, gastos más restringidos a lo esencial, un consumidor que evita más los espacios cerrados y las muchedumbres, usa más medios electrónicos de pago, le presta más atención a la limpieza de espacios públicos y cocina más en casa y elige evitar medios de transporte masivos, entre otros puntos, según las 10 claves para entender al consumidor argentino realizado por Kantar.

1. Las cosas cambiarán, pero no tanto y no necesariamente para mal. Se espera que vengan cosas tanto buenas como malas, aunque con ciertos rasgos individualistas: pensamos que nos va a ir mejor como individuos que como sociedad. La generación sub-35, la más afectada económicamente, es un poco más escéptica de cara al futuro.

2. Las decisiones de compra serán más planificadas. Muchos países, incluida la Argentina, tendrán caídas de 2 dígitos en su PBI, y la recuperación llevará muchos meses. Las familias priorizarán productos y servicios esenciales. Así lo señaló el 87% de los consultados. La mayor planificación tendrá efecto en la dinámica de canales, y limitará las decisiones impulsivas, aunque esto no implique que no haya lugar para la indulgencia y la gratificación.

Las marcas deben adaptarse a los cambios en el consumo por la pandemia

3. La conectividad seguirá cambiando la forma en la que compramos. Los consumidores seguirán adoptando medios de pago que no impliquen contacto físico o uso de efectivo. Los pagos con Código QR crecieron más de 140% entre mayo y julio. El 72% prevé comprar más por e-commerce. "Se rompen las barreras para confiar en servicios digitales que resuelvan necesidades con eficacia, lo que modificará el proceso de decisión y obligará a muchas industrias a repensar el rol de los puntos de contacto físicos", indica Kantar.

4. Los consumidores buscarán cuidarse más a sí mismos y a los demás. El concepto de salud se vuelve más amplio (abarca lo físico y lo emocional) y mantenerlo, que era algo dado por sentado para la mayoría, se convierte en un desafío y una necesidad. El 77% buscará mejorar su estado de salud y el 85% adoptará hábitos más saludables.

5. La vida cotidiana será cada vez más digital. La conectividad se sumará a más aspectos desde la planificación financiera o la educación formal, hasta temas más livianos como recetas de cocina, juegos online y apps de delivery.

El plan de Anne Krueger para la economía en pandemia

6. A problemas globales, más soluciones locales. En Argentina y el mundo, los consumidores prestarán más atención al origen de los productos, con foco en la trazabilidad, priorizando lo cercano y lo seguro. Veremos una preferencia por productos locales y aquellos con un origen certificado, cuyas condiciones de transporte y comercialización se adapten a expectativas más altas de cuidado e higiene. El 74% prestará más atención al origen y trazabilidad.

7. Se redefinirá el concepto de cercanía y el cuidado del espacio. Un 79% prevé evitar las muchedumbres. Se da más importancia al hogar como un espacio propio para el desarrollo, y se saca provecho de balcones, terrazas, patios, etc. La revalorización de las actividades al aire libre (incluso las más triviales) contrasta con ciertos reparos para volver a enfrentar un mundo de muchedumbres, sostiene el estudio de Kantar.

El 63% de los empresarios espera un segundo semestre peor que el primero

8. Recuperar ciertas costumbres dependerá de la confianza. En un escenario de mayor conciencia sobre la responsabilidad individual en el cuidado de la salud, se reforzarán las medidas de higiene personal y se mantendrá la exigencia de limpieza en espacios comunes. Un 57% visitará menos bares y restaurantes y el 88% será más exigente con la limpieza en espacios públicos. 

9. Se incrementarán las decisiones de movilidad sustentable. Tres de cada cuatro argentinos afirma que sus decisiones cotidianas pueden tener un impacto concreto en el entorno en el que viven. Más allá de las acciones de limpieza, reciclado y huertas orgánicas, la movilidad urbana será más verde, impulsada por los beneficios para el cuerpo y el ambiente, pero también como una forma de evitar focos de contagio, como subtes y micros repletos de gente.

10. Los consumidores mantendrán hábitos que dejaron huellas positivas. Los consumidores inician un periodo de crecimiento de las “experiencias transformadoras”: desde ordenar la casa “estilo Mary Kondo” hasta aprender un idioma online. Un 67% prevé hacer más cursos y la misma cantidad está “aprendiendo nuevas recetas”. 

PV / DS