jueves 29 de julio de 2021
ECONOMIA por la extensa cuarentena en amba
20-06-2020 02:54

Economía busca ajustar el gasto para bajarle un punto al déficit fiscal este año

A la reconversión de asistencia a empresas, que pasan de subsidio a créditos, salvo en las pymes, suman recortes en gastos no esenciales para viáticos y servicios.

20-06-2020 02:54

La pandemia pegó en la economía local, lo que llevó al Gobierno a incrementar el gasto público entre 3,5 a 4 puntos del PBI, pero en estos últimos días el Ministerio de Economía advirtió sobre el aumento del déficit fiscal y planteó la necesidad de tener una suba de partidas más acotadas. De esa forma, buscan achicar el rojo entre 0,5% y 1% del PBI.

Los números muestran que de un déficit primario en las cuentas públicas del 0,5% se pasó a mayo a un nivel que oscila entre el 3 y el 3,5% del PBI, lo que significa unos $ 900 mil millones de pesos aproximadamente, al cierre de mayo. Por eso el equipo de Martín Guzmán plantea la necesidad “imperiosa” de atenuar el aumento del gasto y mantener todo el esquema de ayuda social, pero sin generar otro salto en el desequilibrio presupuestario como el que se ha observado hasta mayo.

De allí es que han comenzado a adoptar algunas medidas de ahorro, tendencia que continuaría en julio. El programa de Ayuda al Trabajo y la Producción se seguirá implementado en forma más acotada, priorizando las pymes y el resto con un manejo ya no de subsidio sino de créditos. A la vez, se está analizando reducción de gastos en algunos rubros de la administración pública que no son esenciales como algunas partidas en el sector diplomático.

Los números muestran que de un déficit primario en las cuentas públicas del 0,5% se pasó a mayo a un nivel que oscila entre el 3 y el 3,5% del PBI

Otra de las ideas que están barajando pero que aún no fue adoptada es reducir partidas de bienes, servicios y viáticos en sectores que en este momento prácticamente no están funcionando por la cuarentena.

Se estima que podría haber un ahorro que oscilaría alrededor de 0,5% a 1% del PBI, el cual se podría reorientar a las necesidades más urgentes impuestos por el Covid-19. Eso representa unos US$ 4.000 millones de dólares, menos de la diferencia que está en discusión con los bonistas en la negociación de deuda. “Hay que tener en cuenta que la pandemia nos ha provocado una caída de la recaudación impositiva muy complicada”, comentó una fuente del gabinete económico.

Ingresos. La recaudación tributaria en los últimos dos meses se ubicó en más de 20 puntos por debajo de la inflación, en la comparación interanual. La proyección del Ministerio de Economía para este año es de una caída de la actividad del 6,5% y un déficit primario del 3,1 por ciento. Las consultoras económicas advierten que el déficit primario de este año se ubicaría en un piso de 5% y algunas lo calculan hasta en un 7% del PBI.

El Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) advirtió en su último informe que el desequilibrio se ubicó en 890.000 millones de pesos en lo que va del año, situándose en torno al tres por ciento.

Según el documento, “entre marzo y mayo la caída de la recaudación fue de 25% interanual, mientras que el gasto creció 20% interanual para el mismo período. Esto deterioró el resultado fiscal de la APN alcanzando un déficit de $ 890.000 millones de pesos y rondando el 3% del PBI en lo que va del año”.

La recaudación tributaria nacional cayó un 28,3% por la crisis del coronavirus

“La pandemia Covid-19 y el aislamiento social obligatorio produjeron una caída de la actividad económica y un incremento del gasto por la decisión del Estado nacional de reforzar el servicio de salud, incrementar la protección social, brindar apoyo a las empresas y asistir a las provincias”, señaló Cippec.

El informe agregó que “con los mercados cerrados por la renegociación de la deuda, el Banco Central tuvo un rol central en el financiamiento del tesoro nacional: desde marzo hasta fines de mayo las transferencias de utilidades y adelantos transitorios del BCRA a la Administración Pública Nacional totalizaron los $ 800.000 millones de pesos”.

Según el autor del documento, el economista José Gasparín, “las cuentas públicas muestran el activismo del Estado nacional para enfrentar la pandemia, pero al mismo tiempo ha expuesto aún más nuestras debilidades en materia fiscal”.

La caída en los recursos tributarios explicó el 60% de la pérdida de los ingresos; a su vez, los aportes y contribuciones a la seguridad social cayeron un 20% para el mismo período, explicando el 25% de la caída en los ingresos del Estado.

Impuestos en cómodas cuotas

El oficialismo promueve una moratoria impositiva que permite que entren todos los contribuyentes, pymes y los grandes, además de autónomos y monotributistas. El proyecto llegó a la Cámara de Diputados.

“Antes de presentarlo, se lo hice conocer a la administradora federal, Mercedes Marcó del Pont, y al secretario de Políticas Tributarias, Roberto Arias. El Poder Ejecutivo puede promover este proyecto o usarlo como aporte, lo importante es brindarle herramientas al contribuyente”, afirmó el diputado Marcelo Casaretto.

Fuentes del sector legislativo y del área impositiva se apuraron para anticiparon esta semana los lineamientos de la propuesta. Se explicó que tenía el aval de Casa Rosada aunque en presidencia la noticia sorprendió a algunos colaboradores presidenciales, que aseguraron que no estaba decidido el momento de la presentación.

En el proyecto se amplían los períodos se puede incluir la deuda vencidas hasta el 31 de mayo de 2020 y se dan más cuotas para las deudas por cargas sociales: son 60 cuotas para las pymes y 48 cuotas para las grandes.

Por otra parte, también se dan más cuotas para impuestos: son 120 cuotas para las  Pymes y 96 cuotas para las grandes empresas. De acuerdo con el detalle de la norma que deberá debatirse en el Congreso, la primera cuota vence el 16 de noviembre de este año.