lunes 18 de octubre de 2021
ECONOMIA Congreso de Alacero
10-11-2020 17:10
10-11-2020 17:10

Paolo Rocca: "Para dar un salto en el empleo se necesita confianza y solidez institucional"

El CEO del Grupo Techint consideró que hay una "oportunidad histórica" por el cruce de China y EE.UU. pero faltan definiciones. Necesidad fiscal e impuestos.

10-11-2020 17:10

El sector del acero latinoamericano se reunió para analizar sus perspectivas en un encuentro donde el CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, planteó que "América latina tiene una oportunidad histórica para la reindustrialización" y consideró que puede dar "un salto en el empleo" pero advirtió que para que eso pase, "se necesita confianza y solidez en la calidad institucional".

Las declaraciones fueron en el marco del Congreso de Alacero, donde dialogó con el economista Dani Rodrik sobre los cambios en la globalización, entre otros. "La prueba más evidente del atraso industrial de la región es el consumo de acero per cápita, que es de 90/100 kg por habitante mientras que los desarrollados están en 300 kg/habitante y China 600 kg/habitante. Reindustrializarse permitiría "un salto para el empleo industrial, que es fundamental para el desarrollo del país y la movilidad social, pero a su vez necesita confianza, solidez en la calidad institucional de nuestros países", remarcó el empresario. 

Rocca habló de forma general sobre la región entre la que Argentina se encuentra inserta, donde los problemas son comunes. "Se necesita una agenda productiva. Las restricciones fiscales de la región pueden tener un impacto impositivo. La industria del acero está en medio de un desafío ambiental -genera un 7% de emisiones de CO2- y de industrialización, de cambio tecnológico. Podemos contribuir a un ‘reset’ de la política impositiva, de la calidad institucional en distintos países", planteó.  

Alberto Fernández-Paolo Rocca: cambio de estrategia con los empresarios

"América latina tiene una oportunidad histórica para la reindustrialización. Ha tenido un déficit en el proceso industrial y falta capacidad de exportación, en un contexto en el que China, potencia emergente, se está enfrentando a Estados Unidos, potencia dominante, este conflicto o esta competencia marca nuestro siglo. Pero la redefinición de la cadena de valor en este contexto da a América latina una oportunidad importante", agregó el titular de la multilatina con base en Luxemburgo.

El resultado de las elecciones de EE.UU. fue ineludible, con la victoria del Demócrata Joe Biden y su vice Kamala Harris y la salida de Donald Trump. El economista y profesor de Harvard Dani Rodrik consideró que "la hiperglobalización -como se vio en los '90- es insostenible" y remarcó que "Trump fue más un síntoma que la causa".

"Hay una tensión entre la especialización y las políticas globales de diversificación", planteó Rodrik, que consideró que se necesita un nuevo estilo de acuerdos comerciales, que encontraron sus límites como barreras y responsabilidad regulatoria. "Los sistemas políticos locales no son adecuados para responder a los intereses nacionales. Esas son tres tensiones que están detrás de la globalización", remarcó y llamó a pensar "qué modelo de globalización se quiere".

La propuesta china a Alberto Fernández que preocupa a Estados Unidos

Expandir la clase media. Mientras que Rocca ve la posibilidad de dar el salto a través de más industria, Rodrik coincidió: "¿De dónde vendrán los empleos para la clase media? No tenemos buenos modelos que podemos usar. Es un mundo donde la tecnología alteró la forma de producción y la mano de obra que puede ser absorbida. Para generar empleo y crecimiento robusto los países latinoamericanos tienen que basarse en el crecimiento y la expansión de la clase media, no puede enfocarse solo en los sectores exportadores. La reducción de la pobreza no ha sido del todo eficaz. Se necesita una combinación de políticas del mercado laboral activo -que sean empleables- y políticas industriales, con servicios". 

El politógolo Andrés Malamud consideró que "para las cadenas regionales de valor, va a ser difícil que se mantengan con autonomía" y recordó que China pasó a ser el principal destino para las exportaciones pero también el principal origen de las importaciones. Aunque, en diálogo con los representantes del sector del acero, reconoció que "no es lo mismo exportar autos a Brasil que soja a China". 

PV