lunes 21 de junio de 2021
ECONOMIA Economía
16-11-2020 20:18

Inflación, ajuste y dólar, el mayor desafío de Guzmán según especialistas

Advierten sobre el riesgo de emisión de diciembre para cubrir el déficit fiscal, y alertan sobre aceleración inflacionaria. Plantean dudas sobre la capacidad del Gobierno para realizar ajuste.

16-11-2020 20:18

De cara a la negociación de un nuevo programa con el FMI, el ministro de Economía Martín Guzmán viene dando en las últimas semanas señales de moderación fiscal y monetaria que junto a mayores regulaciones a los importadores e intervención en el mercado cambiario mediante la venta de bonos de organismos oficiales habían logrado bajar la brecha cambiaria. Sin embargo, para las consultoras, en fin de año se concentra “el mayor desafío de la conducción económica”.

El dato de inflación de octubre de 3,8% encendió la alarma, y los analistas preven una aceleración de los precios en la última parte del año que “puede despertar el apetito por el dólar”.

Inflación

En materia inflacionaria, la consultora LCG proyectó que “hacia adelante podría impactar el desarme progresivo de algunos programas como Precios Máximos, y la autorización de aumentos a las prepagas durante diciembre”, a lo que se suma “la intención de comenzar a descongelar tarifas, considerando que el Presupuesto para 2021 asume subsidios que se mantienen como porcentaje del producto, y eso implicaría un incremento de tarifas al mismo ritmo que el PBI nominal”.

El Indice de Precios al Consumidor GBA de Ecolatina trepó 4,3% entre la primera quincena de noviembre y el mismo período de octubre, con lo cual calcula que la inflación de este mes oscilarán entre 3,5 y 4%.

“La eliminación de algunos precios máximos en alimentos no básicos se combinará con aumentos en el resto de bienes no esenciales y con algunos servicios privados en los próximos meses. Considerando que las negociaciones paritarias volverán a pautarse, de mínima, a principios del próximo año, lo más probable es ver una continuidad en el deterioro del poder adquisitivo”, analizó.

En este sentido, el director de Ecolatina, Lorenzo Sigaut Gravina, aseguró que “hacia adelante la clave para que la inflación vuelva a desacelerarse pasa por estabilizar el frente cambiario: las escasas reservas netas y la elevada brecha muestran que la probabilidad de un salto cambiario no es despreciable".

Emisión y Déficit

Algunos analistas plantean dudas sobre si se logrará cubrir el déficit fiscal del último bimestre del año tomando más deuda en el mercado local y depender menos de la  emisión monetaria como aspira Guzmán, dado que en las últimas dos licitaciones el gobierno no tomó todo lo ofertado para no convalidar tasas más altas. 

Asi, hay analistas que descreen que se vaya a cortar la asistencia financiera de la entidad monetaria al Tesoro porque argumentan que Economía anunció que no se iba a solicitar asistencia en lo que resta del año en forma de Adelantos Transitorios, pero no dijo nada sobre no recurrir a las utilidades del Banco Central por $400 mil millones, lo que implicaría más emisión monetaria en un escenario donde ya hay exceso de pesos lo que termina presionando sobre precios o sobre el dólar.

Tienen dudas además de si se concretarán finalmente las señales de mayor ajuste fiscal que exigirá el FMI en un nuevo acuerdo que busca patear por lo menos cuatro años y medio el pago de vencimientos por US$44 mil millones por el costo político que representa.

“Mientras, en lo básico, el organismo exige un sendero de ajuste fiscal, la CGT salió en la semana a marcar la cancha y avisó que no es posible desarmar toda la asistencia social  implementada durante la pandemia. La suerte política de Alberto Fernández dependerá en gran medida de encontrar un equilibrio entre ambas visiones. ¿Podrá?”, se preguntó la consultora Analytica en su último informe.

En este contexto, la consultora sostuvo que el último bimestre “se consolida como el mayor desafío para la conducción económica: A pesar de haber logrado colocar la brecha cambiaria en las últimas semanas por debajo de 100%, la inflación retornó a los niveles de 2019, en torno al 4% mensual”

“La dinámica inflacionaria de los últimos meses del año instala un nuevo piso más alto para 2021. En un contexto de aceleración de los precios, aumento del costo de endeudamiento –los adelantos en cuenta corriente pasaron del 20% en setiembre al 32% este mes- y expectativas de devaluación aún elevadas, el gobierno está obligado a implementar un ajuste de las cuentas fiscales”, remarcó.

No obstante, en la consultora señalaron a PERFIL que “se abre un interrogantes de si se acelera la inflación, considerando el nivel de deterioro de empleo y salario real, cuánto margen tiene el gobierno para avanzar en un ajuste en una economía que ya está en recesión”.

En sintonía, un análisis de Consultatio Plus evaluó que “desde el punto de vista monetario, el dato de inflación de octubre no solo fue un baldazo de agua fría, sino que dejó al desnudo la poca predisposición del Gobierno a usar la tasa de interés como instrumento de política”. 

“Pero la reticencia a la suba de tasas no es únicamente responsabilidad del BCRA, sino también de Hacienda, que en la última semana mostró una vez más la dificultad para obtener financiamiento neto en el mercado a este nivel de tasa de interés”, destacó.

Por el lado fiscal, opinó que “se hizo un paso hacia adelante y dos para atrás: si bien es verdad que se confirmó la eliminación del IFE para diciembre, el Gobierno presentó un proyecto de movilidad jubilatoria que no es compatible con la sustentabilidad fiscal en el mediano plazo”.

“Por el lado político, las declaraciones de la CGT respecto de la posibilidad de que se quiten programas de ayuda social refleja la resistencia que podrían tener las acciones de consolidación fiscal de cara a fin de año. Esto le agrega incertidumbre a la idea de que el volantazo de Guzmán tendría el respaldo pleno de todo el arco oficialista, incluyendo el kirchnerismo”, juzgó.

En esa misma línea, el informe subrayó que “la sorpresa fue que el bloque del diputado Máximo Kirchner llamó a una sesión especial para tratar el impuesto a las grandes fortunas, algo que ya parecía haber quedado archivado, y que formaba parte del ‘giro ortodoxo’ del Gobierno”.

En la recta final de 2020, para la consultora LCG “la principal dificultad se encuentra en los requerimientos de financiamiento que supone el déficit fiscal esperado para los próximos dos meses ($ 700 mil millones en noviembre-diciembre), esto demandará una expansión de Base Monetaria que deberá ser esterilizada vía pases y leliqs incrementando nuevamente la hoja de balance del BCRA”

“La señal de  Guzmán, cancelando Adelantos Transitorios y comprometiéndose a no usar esta vía de financiamiento en lo que resta del resto, vista en perspectiva es una gota en un océano. El efecto que tiene opera por el canal de las expectativas más que por un saneamiento importante de la hoja de balance del BCRA.. Para que tenga verdadero efecto en sanear el mercado de pesos deberá tener una conducta contractiva que choca con las necesidades fiscales del 2021. Habrá que ver si con gestos y señales alcanza para mantener la calma durante los próximos meses”, reflexionó.

En este marco, el economista Santiago Gambaro dijo a Perfil que “el mercado lo que analiza es el financiamiento del déficit, no necesariamente el número en sí. Analiza si eso se financia con instrumentos de deuda o con emisión monetaria. Eso va a ir dependiendo paulatinamentee de como van ocurriendo las renovaciones de vencimientos y las nuevas colocaciones de títulos públicos”.

“Los dos meses que quedan son importantes porque hay vencimientos muy grandes. La licitación de la semana pasada no fue particularmente buena. Para cumplir con el cronograma pautado se requiere colocar más que lo que vence, Y en la última licitación eso no se logró porque los inversores buscaban una mayor tasa”, explicó.

En materia de deuda, un informe de PPI indicó que "esta semana tendremos la anteúltima licitación del mes el día jueves, donde dada la ausencia de vencimientos semanales, el Tesoro buscará comenzar a cubrir los pagos de la próxima semana de $175.000 millones. La prueba de fuego, igualmente, vendrá en diciembre. En un mes mucho más desafiante, los vencimientos se aproximan a los $448.000 millones”.

Asimismo, previno que el dato de inflación de octubre “puede despertar el apetito por el dólar”.

Para la consultora FMyA Economía volvió a dar señales de mayor orden fiscal, posiblemente para mostrar acercamiento en la negociación con el FMI, pero estas señales, de confirmarse, tendrán costos, sacar el IFE con Pobreza, Tarifas en aceleración inflacionaria”

“Más allá de que estas señales de orden fiscal son bienvenidas, seguimos pensando que la calma financiera tiene vida corta si el BCRA sigue vendiendo dólares. Se sabe que el BCRA se quedó sin reservas liquidas, por lo que las ventas que hace hoy en día: o salen del oro o son ventas contra deuda”, concluyó.