martes 21 de septiembre de 2021
ECONOMIA Economia
08-06-2020 18:32
08-06-2020 18:32

El riesgo país cayó 37% desde el gobierno presentó el canje en abril

Desde la presentación de la oferta de canje el 17 de abril, el riesgo país ya bajó 1.500 puntos básicos, equivalente a un 37%, según indicó un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda

08-06-2020 18:32

El riesgo país aceleró en la últimos días su caída y este lunes otra vez perforó el umbral de los 2.500 puntos. Se ubicaba en la jornada en torno a los 2.472 puntos frente a los 2.539 del cierre del viernes, con la atención del mercado puesta esta semana en conocer la oferta final a los acreedores. 

La expectativa favorable del mercado a que se logre finalmente  un acuerdo con los bonistas  se acentuó luego de que el gobierno el lunes pasado prorrogó hasta el 12 de junio el plazo para ingresar al canje de deuda lo que generó en el mercado la expectativa de que se logre finalmente un acuerdo con los acreedores por la reestructuración.

Desde la presentación de la oferta de canje el 17 de abril, el riesgo país ya bajó 1.500 puntos básicos, equivalente a un 37%, según indicó un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda, por la apuesta del mercado a que se llegue a una solución. 

“La baja del riesgo país tiene su causa en una mejora generalizada de los bonos argentinos que subieron por las especulaciones realizadas por el mercado en torno a un posible acuerdo del gobierno nacional con los acreedores. El 4 de mayo se encontraba en 3.614 puntos básicos y el 1 de junio en 2.615 puntos básicos”.

En ese clima de mayor optimismo, el análisis destacó que los bonos argentinos subieron hasta un 50% desde el inicio de la renegociación de la deuda.

En contraposición, advirtió que “las consecuencias de un riesgo país alto son mayor costo financiero para la nación que emita deuda en moneda extranjera bajo legislación de Estados Unidos y para aquellas firmas que necesiten tomar préstamos para expandir su producción. A su vez, puede retrasar potenciales inversiones.

También un informe de PPI remarcó que en la última semana "las paridades de los bonos se mantuvieron el torno al 40/41%, y en una especie de wait & see (esperar y ver), y con el riesgo país reflejando una baja del 4%", y evaluó que “el optimismo se sostiene en el mercado local por las buenas expectativas que se mantienen respecto de la reestructuración de la deuda”.

No obstante, advirtió que “igual, los tiempos ya comienzan a pesar, y se buscará esta semana una nueva oferta”.

“En este clima, rumores sobran, y seguirán sobrando dentro de un juego de ajedrez que estaría en sus últimos movimientos y que no solo se explican por lo económico-financiero, sino también por lo político. La expectativa es que la propuesta por parte del Gobierno -que contaría con el respaldo del FMI- se aproxime más a los US$50, no tan lejos de los US$53/55 de la última contraoferta de algunos acreedores -considerando una exit yield del 10%”, planteó. 

El analista Gustavo Ber coincidió en que “en relación al canje de deuda, las miradas se dirigen hacia el valor presente neto de la nueva propuesta - así como la estructuración financiera y legal - a fin de poder maximizar las adhesiones que se alcanzarían por parte de los acreedores”.

“Dicho resultado es crucial ya que definirá si la participación será suficiente para activar las CACs (Claúsulas de Acción Colecitva) del 66% en los titulos 2016, y del 85% en los bonos del canje 2005, a fin de evitar ¨holdouts¨ que conlleven litigios judiciales en Nueva York y así dificulten reabrir el crédito externo para el sector privado”, agregó.

Enmienda Esta semana es de definiciones, el ministro Guzmán está trabajando en ultimar los detalles de la enmienda a la oferta que, según comentaron fuentes a PERFIL, se presentaría entre jueves o viernes, y que deber ser enviada a la SEC, la Comisión de Valores de los Estados Unidos.

Al presentar una nueva oferta, el Gobierno puede extender el plazo que vence este viernes 12 de junio el período para que los bonistas  puedan adherir a la propuesta. El mínimo son diez días, pero se prevé que será mayor. En el canje anterior de deuda, el período de aceptación fue de dos meses y medio. 

En una entrevista con diario  PERFIL, Guzmán aseguró que “no vamos a patear el problema de la deuda para adelante, comentó que "estamos trabajando con los acreedores para acercarnos lo máximo posible a un punto que le sirva a Argentina" a la vez que remarcó que una rápida resolución "es lo mejor para todas las partes". 

El titular de la cartera económica también adelantó la semana pasada que luego de enviar la oferta enmendada a la CNV de Estados Unidos, se planteará una reestructuración de la deuda en dólares bajo ley local en términos equitativos.