lunes 10 de mayo de 2021
EDUCACIóN El 12 de agosto la UBA cumple 199 años
09-08-2020 08:25

Barbieri:"La UBA es una referencia en ciencia, investigación y tecnología"

En un contexto signado por la pandemia, la Universidad de Buenos Aires inicia el camino a su bicentenario con el desafío de estar a la altura de las necesidades actuales y seguir siendo reconsiderada a nivel internacional. A pocos días de celebrarse un nuevo aniversario de la institución, el Suplemento Educación dialogó con el rector Alberto Barbieri sobre este presente inesperado y los objetivos de cara al futuro.

09-08-2020 08:25

Nacida en 1821, la Universidad de Buenos Aires (UBA) inicia su camino hacia el bicentenario.  En efecto, el próximo miércoles 12 de agosto celebrará su 199º aniversario en un contexto particular marcado por la pandemia del COVID19, con acciones vinculadas, entre otras, con el trabajo del Hospital de Clínicas como centro de referencia, el apoyo de los voluntarios en las tareas de asistencia y la labor de científicos e investigadores en los laboratorios desarrollando equipamiento y participando, junto a sus pares de la Universidad de Wisconsin, en la elaboración de una vacuna.

El rector Alberto Barbieri destacó el papel que están desempeñando los docentes, investigadores, estudiantes, graduados y personal nodocente, y manifestó que la UBA está “a la altura de las circunstancias”. En diálogo con el Suplemento Educación, el rector profundizó sobre este presente inesperado y los próximos desafíos de la institución, y resaltó, entre otros temas, el esfuerzo de las 103 carreras para adaptarse rápidamente a la nueva realidad, el proyecto de paridad de género aprobado por el Consejo Superior que debe respetarse en las listas de candidatos y candidatas de los distintos claustros, y el trabajo permanente orientado a “retribuirle a la sociedad el esfuerzo que hace para que la UBA siga formando profesionales con educación de calidad, manteniéndonos a la vanguardia del desarrollo científico”.

 

Con este aniversario, la UBA inicia el último tramo en el camino hacia el bicentenario en un contexto inesperado que resignificó el rol de la universidad pública en la comunidad. ¿Cómo encontró la pandemia a la UBA y cómo evalúa el rol de la universidad en este contexto?

Como rector, siento un profundo orgullo del papel que están desempeñando las y los docentes, investigadoras e investigadores, estudiantes, graduados y graduadas y personal no docente de esta universidad. Frente a esta pandemia mundial, la UBA se ubicó a la altura de las circunstancias y rápidamente puso a disposición de las autoridades nacionales los hospitales que de ella dependen. El de Clínicas, se ha convertido en un centro de referencia. Por tal motivo, ampliamos el número de camas de terapia intensiva y se agilizaron fondos presupuestarios para la compra de insumos. En el mismo sentido, el hospital odontológico, que mantiene abiertas sus puertas las 24 horas los 365 días del año, habilitó más pisos para atención de las urgencias y sus trailers fueron dispuestos en puntos de la ciudad para que la gente pudiese donar sangre sin tener que exponerse en un centro asistencial.

También experimento mucho orgullo cuando veo, ante semejante flagelo, cómo se ponen en acción todos los resortes de nuestra universidad. Nuestros investigadores e investigadoras, junto a sus pares de la Universidad de Wisconsin, están desarrollando una vacuna contra el Covid-19. De la misma manera, las facultades de Ingeniería, Medicina y Veterinaria pusieron manos a la obra para el diseño de respiradores y de cubrecaras, mientras que la Facultad de Psicología ofrece tratamientos gratuitos y desarrolla encuestas para evaluar el impacto emocional de la pandemia.

Además, miles de alumnos voluntarios participaron en campañas de vacunación a través del programa “UBA en Acción”, colaboraron en la asistencia de personas que debían permanecer en hoteles para cumplir la cuarentena (“UBA Solidaria”), están los que se involucraron en el seguimiento telefónico a los pacientes recuperados y otros ponen el hombro en tareas en barrios vulnerables.

Siempre sostuve que la virtualidad no podrá reemplazar a la presencialidad, ese contacto tan enriquecedor cara a cara entre alumnas, alumnos y docentes. Valoro el esfuerzo de las 103 carreras para adaptarse rápidamente a esta nueva realidad, lo que demuestra que estamos a la altura de las circunstancias. Hoy por hoy, la UBA es la universidad con más alumnas y alumnos on line del mundo.   

La UBA continúa destacándose en los rankings internacionales y en paralelo avanza en cuestiones como la paridad de género establecida para las próximas elecciones y la incorporación paulatina del lenguaje inclusivo en distintas facultades. ¿Podríamos decir, entonces, que la UBA es una buena síntesis entre tradición y vanguardia?

Que los rankings internacionales reflejen que la UBA forma parte del 1% de la elite, entre las universidades de todo el mundo es un motivo de orgullo. A pesar de que los rankings no muestran enteramente la realidad de una universidad, sí permiten saber cómo estamos parados en un mundo del conocimiento cada vez más competitivo. Y en ese mundo que cambia día a día, acompañamos a la sociedad en los nuevos paradigmas que aparecen. En tal sentido, la UBA fue la universidad que tomó la delantera y ya venimos aplicando el Protocolo contra la Violencia de Género u Orientación Sexual. El año pasado presenté un proyecto de paridad de género que deberá respetarse en la lista de candidatas y candidatos a representantes de los claustros de profesoras, profesores, graduadas, graduados y estudiantes.

De cara al futuro y pensando en los desafíos que vienen, ¿cuáles son sus próximos objetivos para la UBA?

La pandemia nos obliga a adaptarnos a una nueva realidad que no esperábamos. Sin embargo, la UBA tiene la virtud de saber adaptarse a las circunstancias en un mundo de permanente cambio. La innovación en la enseñanza y la formación docente son dos pilares en los que ponemos foco para enfrentar los desafíos del siglo XXI.

Es necesario repensar la universidad en función de lo que esta sociedad del conocimiento y avance tecnológico requiere de ella. Este amplio replanteo de la UBA debe darse desde todas las áreas, teniendo en cuenta nuestro pasado virtuoso y nuestro origen, que dio la posibilidad a esta universidad de ser una referencia en el campo de la ciencia, la investigación y la tecnología.

Nuestra prioridad es seguir siendo reconsiderados a nivel internacional y estar a la altura de las necesidades de nuestra sociedad. Debemos continuar por la senda de la formación de futuras generaciones, con educación de calidad, manteniéndonos a la vanguardia del desarrollo científico, y así retribuirle a la sociedad el esfuerzo que ella siempre hizo para que la UBA siga formando profesionales de excelencia. Este es un aniversario distinto por lo que estamos viviendo, pero igualmente no nos distraemos de nuestro objetivo, que es el de contribuir a la construcción de una sociedad más justa e inclusiva.

 

En esta Nota