Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
miércoles 16 de octubre de 2019 | Suscribite
EDUCACIóN / Pequeños curiosos
domingo 18 agosto, 2019

Filosofía con niños y niñas

No comprendemos a la Filosofía de modo individual, sino por el contrario, como un trabajo de pensar juntos, de intercambiar, de sentirnos interpelados por la perspectiva del otro y llegar así a nuevas posiciones o, mejor aún, a nuevos interrogantes.

Por Grupo El Pensadero*

Foto:
domingo 18 agosto, 2019

Los niños son curiosos, atentos, miran, investigan, experimentan, se sorprenden de todo lo que hay a su alrededor. La infancia parece un momento ideal para despertar o incentivar el pensamiento. ¿De qué se trata la Filosofía con niños y niñas? ¿Cómo se coordinan esos espacios? ¿Qué pueden aportar estos encuentros a los más pequeños?

La Filosofía traspasa los límites de la universidad y se propone ofrecer herramientas para la vida cotidiana trabajando con chicos, padres y docentes filosofando desde la infancia. Hay diferentes maneras de entender la Filosofía y de encarnar su práctica. Hablamos de “encarnar” porque el desafío que nos proponemos desde el 2013 con El Pensadero al hacer Filosofía con niños y niñas, es filosofar con los chicos y las chicas, reflexionar e interrogarnos colectivamente.

Pensamos a la filosofía como un cruce de la infancia y el tiempo: no consideramos que los niños sean adultos potenciales, sino que los colocamos en el centro como agentes de pensamiento, como plenos cuestionadores. Siguiendo a Walter Kohan, nos interesa ver el tiempo de la infancia como un modo de preguntarse, de extrañarse sobre el mundo, y no como una etapa de la vida.

Filosofía para niños (Philosophy for Children) surge como programa a fines de los años 60 en Estados Unidos, por iniciativa de Matthew Lipman, un profesor de Lógica preocupado por las grandes dificultades que tenían sus estudiantes para aprender la materia. Entendió necesaria la preparación en Filosofía desde edades más tempranas, donde los niños pudieron adquirir de manera más sólida, ciertas habilidades de pensamiento. Se dedicó entonces a la escritura de “novelas filosóficas” que abordan diversos temas “clásicos” de la tradición de la historia de la Filosofía occidental y están dirigidos a las distintas edades de los estudiantes.

Con el paso del tiempo, en los años 90, varios argentinos se interesaron por el programa de Lipman y resignificaron su legado de distintas maneras. Desde El Pensadero nos interesa resaltar en particular la figura de Walter Kohan, filósofo y educador argentino que elaboró su propuesta de Filosofía con niños a partir de ciertas críticas a esas implicancias ideológicas que contenía la propuesta antecesora.

Kohan centra su reflexión repensando el programa de Lipman específicamente en el contexto de América Latina. Considera que no es posible “importar” la práctica de ese programa en nuestro suelo, ya que las diferencias sociopolíticas conforman subjetividades completamente distintas.

Concretamente, nuestro surgimiento como grupo se da en el 2013, cuando el programa Filosofía y territorio, impulsado por el Departamento de Filosofía y dependiente del Departamento de Extensión universitaria de la UBA, convocó a un grupo de graduados y estudiantes avanzados a dar forma a un proyecto que se ocupara de la relación entre la filosofía y los niños.

Desde ese momento, vimos en Kohan un punto de partida ineludible y, al mismo tiempo, empezamos a generar una impronta propia y decidimos pensar comunitariamente nuestra práctica. Actualmente, somos 19 profesores con distintos perfiles y trayectorias académicas, lo que nos permite siempre construir desde las diferencias, pero sosteniendo siempre el punto común que nos impulsa: llevar la enseñanza de la Filosofía con niños a la escuela pública. Buscamos promover la difusión de este programa en más espacios porque consideramos que existe un derecho a la filosofía y también, una necesidad.

Además, nos interesa abordar los temas o problemas filosóficos con los niños teniendo en cuenta su puesta en práctica en los diferentes ámbitos, ya que consideramos fundamental, para la práctica filosófica y su vivencia, la vinculación con la materialidad, con el carácter productivo y con la vida cotidiana de los infantes.

Organizamos y coordinamos talleres para niños, adolescentes (y, en algunas ocasiones, adultos) en diferentes contextos de educación formal y no formal: escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, eventos como la Feria del Libro de Buenos Aires y la Feria del Libro Infantil y Juvenil, el Festival Filbita, el Festival Villa María Vive y Siente (provincia de Córdoba), la noche de la Filosofía, la Noche de las Ideas, el Museo del Juguete de San Isidro, entre otros.

Además, brindamos talleres de capacitación docente sobre el programa de Filosofía con niños, su enseñanza en los diferentes niveles escolares y contexto, así como su relación con otras áreas como la literatura.

Cada año nos planteamos un desafío específico. En el año 2014, llevamos adelante un ciclo de charlas con especialistas de los ámbitos de Educación, Filosofía e Infancia. En el 2015, organizamos el Primer Congreso Latinoamericano de Filosofías e Infancias. Desde 2016, realizamos cada año un encuentro Intercolegial con estudiantes de 6° grado de escuelas públicas y de gestión privada de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, partiendo de distintos ejes temáticos. Además, desde el 2015 trabajamos en las Juegotecas de la Ciudad de Buenos Aires, brindando ciclos de talleres de Filosofía a los niños que asisten a esos espacios en los distintos barrios de la Ciudad.

En 2019 se nos presentó un importante desafío que continuamos desarrollando: fuimos convocados por la Dirección de Políticas socioeducativas de la Provincia de Buenos Aires, para planificar y brindar talleres de Filosofía con niños de 5° y 6° grado en el marco de la jornada escolar extendida, que está comenzando a implementarse en algunas escuelas del conurbano bonaerense. Este trabajo significa para nosotros la primera oportunidad de poder ocupar un espacio curricular en la escuela pública.

Los distintos desafíos nos aportaron nuevas perspectivas para reflexionar y constituir nuestro trabajo docente. Nos interesa especialmente mencionar que la construcción del grupo se da en un clima colaborativo y amistoso, porque consideramos que la amistad tiene mucho que ver con la práctica filosófica y con el vínculo pedagógico. No comprendemos a la Filosofía de modo individual, sino por el contrario, como un trabajo de pensar juntos, de intercambiar, de sentirnos interpelados por la perspectiva del otro y llegar así a nuevas posiciones o, mejor aún, a nuevos interrogantes. Viendo a la enseñanza como un dar o un donar conocimientos y saberes, creemos que sería imposible lograrlo sin la mediación del afecto, del vínculo de amistad con esos otros y otras que, en nuestro caso, son los infantes.

 

 

*Grupo de estudio, difusión, trabajo y producción sobre filosofía e infancia


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4784

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.