sábado 30 de mayo de 2020 | Suscribite
EQUIPO DE INVESTIGACIóN / Denuncia de corrupción
miércoles 8 abril, 2020

Quiénes son los empresarios que se beneficiaron con los sobreprecios de Desarrollo Social

Cuatro firmas pertenecen a grupos que ya habían tenido negocios sospechosos con gobiernos provinciales y municipales. Solo una se dedica a la producción de alimentos. Las irregularidades durante la gestión de Vidal. Alberto anuló el pago autorizado por Arroyo.

Ministerio de Salud y Desarrollo Social. Foto: Noticias Argentinas
miércoles 8 abril, 2020

Dos de las seis empresas que se vieron beneficiadas por las compras de alimentos que anunció el Ministerio de Desarrollo Social a precios superiores a los que se consiguen en supermercados, pertenecen al mismo grupo: el de Víctor Lusardi, un gigante proveedor del Estado que tiene contratos en la esfera nacional, de la Ciudad de Buenos Aires, de la Provincia y de varios municipios. Se trata de las firmas Forain y Teilem.

Entre las restantes, Copacabana, una de las que más dinero iba a recibir, tuvo como titular a Osvaldo Assisa, secretario de la Unión Argentina de Proveedores del Estado. También hay otras dos vinculadas entre sí: Sol Ganadera y Alimentos Generales, que coinciden en su dirección y en los apellidos de sus representantes, Toscano. Por último está la empresa rosarina MH Accurso, que es la única que se dedica a la producción de alimentos.

En base a la información obtenida por el Equipo de Investigación de Perfil Educación sobre las compras del Ministerio de Desarrollo Social que se conocieron el lunes, y que tras el escándalo fueron suspendidas ayer por Alberto Fernández, Forain y Teilem, obtuvieron 162 millones de pesos entre las dos, del total de 541 millones de pesos que iba a desembolsar la cartera de Daniel Arroyo en arroz, fideos, lentejas y azúcar por encima de su costo en supermercados.

Lusardi controla el Grupo L y otras empresas como Cookmaster, dedicada a proveer comida a municipios y a la provincia de Buenos Aires. Con la gestión bonaerense de María Eugenia Vidal, los Lusardi llegaron a ser responsables de gran parte de la provisión de los comedores escolares y también del servicio penitenciario con más presos del país. También tuvieron negocios en varios municipios del Conurbano. Ya en la gestión de Daniel Scioli, de la que Daniel Arroyo fue ministro de Desarrollo Social entre 2007 y 2013, las empresas de Lusardi proveían comida a hospitales y cárceles.

 

daniel arroyo periodismo puro 20200307

Y en la misma esfera bonaerense aparece otra curiosidad. La administración de María Eugenia Vidal fue denunciada por una compra de cajas de Navidad en 2016 por un supuesto sobreprecio de 19 millones de pesos, sobre un total de 33 millones de pesos para esa compra. Entre las empresas adjudicatarias estaban Teylem y Copacabana, que también figura entre las beneficiadas por Desarrollo Social con la compra de alimentos. La presentación ante la Justicia había sido realizada por el diputado kirchnerista Rodolfo Tailhade, pero fue desestimada.

Desarrollo Social había contratado a Teylem por 56 millones de pesos para proveer 340 mil unidades de aceite Índigo de un litro y medio, que pagó 166 pesos cada una, mientras que una primera marca como Cocinero se consigue a 145 pesos. La misma firma iba a recibir 23 millones de pesos por 340 mil kilos de arroz de las marcas Don Marcos y Molinos Ala, a 68 pesos la unidad. A Forain, del mismo grupo, le habían comprado en 57 millones de pesos un total de 340 mil kilos de lentejas secas, a 168 pesos la unidad de paquetes de 400 gramos. Y 28 millones de pesos por 340 mil envases de fideos semolados, a precios unitarios de 84 pesos, lo que representaría un posible sobreprecio del 51 %, pero en diálogo con C5N Arroyo dijo que se trató de un error administrativo porque en realidad las unidades eran por kilo.
 


“En el marco de la emergencia sanitaria, esto fue una contratación directa, no una licitación. Quiere decir que un funcionario del Ministerio de Desarrollo Social invitó arbitrariamente a participar a estas empresas que son del mismo grupo. Parece mucha casualidad”, destacó la ante el Equipo de Investigación la abogada Silvina Martínez, que denunció los sobreprecios ante la Justicia. “El Estado nacional tiene cientos de proveedores. Demoraba solo un par de horas para mandar mails y conseguir precios que se ajusten a los establecidos por el Gobierno o a las recomendaciones de la SIGEN”, agregó.

Dos de las empresas fueron  de una compra de cajas navideñas de la gestión de María Eugenia Vidal que fue denunciada en la Justicia

Copacabana, que iba a recibir 132 millones de pesos de la cartera de Arroyo, pertenece a la familia Assisa. Osvaldo Assisa, que fue su presidente, ahora es el secretario de la Unión de Empresas Proveedoras del Estado y figura como representante de esa firma. El actual presidente de la compañía es Eduardo Assisa. Copacabana tiene una larga lista de antecedentes como proveedora del Estado Nacional y de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, casi siempre en el rubro de alimentos, a pesar de que no los fabrica. 

La empresa iba a vender a Desarrollo Social aceite por 53 millones de pesos, a un precio por unidad de 157 pesos de la marca Ideal, aunque según los precios máximos, no debería pagarse más de 98 pesos por ese producto. También 340 mil kilos de azúcar en paquetes de un kilo de la marca La Muñeca, por un total de 25,5 millones de pesos, a un precio por unidad de 75 pesos la unidad, cuando la líder del segmento, Ledesma, cuesta 60 pesos.

En tanto, las firmas Alimentos Generales y Sol Ganadera, que estuvieron a punto de cobrar 48 millones de pesos y 81 millones de pesos, respectivamente, tienen sus oficinas en el mismo lugar: avenida Corrientes 1327 piso 4. Federico José Toscano figura como apoderado de Alimentos Generales, y gerente de Sol Ganadera. Roberto Ricardo Toscano y Susay Anahí Toscano también figuran en los directorios, respectivamente.

A Sol Ganadera el Estado Nacional le iba a pagar 53 millones de pesos por 340 mil unidades de aceite y 28 millones por 340 mil paquetes de fideos semolados de 500 gramos cada uno a un precio unitario de 85,76 pesos. Alimentos Generales, en tanto, iba a cobrar 25 millones de pesos por 340 mil kilos de azúcar La Muñeca en paquetes de un kilo a un precio por unidad de 75,20 pesos y 23 millones de pesos por 340 mil kilos de arroz en bolsas de un kilo, marca Ñangapiri, a 68 pesos la unidad

 


La sexta empresa es MH Accurso, con domicilio en Rosario. Según se presentan en su sitio web, la firma "produce, envasa, comercializa, exporta e importa legumbres y cereales de calidad". Fue fundada en 1963 y su oferta al Ministerio de Desarrollo Social fue para la compra de lentejas. Iba recibir 57,8 millones de pesos por 340 mil kilos de lentejas secas en envases de 500 gramos, a 170 pesos la unidad.

“Hemos hecho una compra extraordinaria de alimentos porque aumentó de 8 millones a 11 millones la cantidad de personas que van habitualmente a comedores y escuelas, por los trabajadores informales que se quedaron sin ingresos”, sostuvo Arroyo en diálogo con C5N. Y justificó: “Azúcar y aceite están por encima de los precios testigo de la Sigen porque no contemplaban la logística. Se evaluó que claramente había que comprarlo igual porque estamos en emergencia”. Arroyo no respondió a las reiteradas consultas que le hizo el Equipo de Investigación.

El presidente Alberto Fernández reconoció ayer que algunas de las firmas “fueron proveedores de la provincia en la gestión anterior” y decidió suspender el pago. “Yo no voy a permitir que se pague lo que no se tiene que pagar y no voy a permitir que alguien aproveche la situación que vive Argentina para llenar sus bolsillos”, manifestó. Pero decidió respaldar al ministro Arroyo.

En la tarde de ayer también se conoció que Arroyo le pidió la renuncia al secretario de Articulación de Política Social del ministerio, Gonzalo Calvo, quien habría autorizado la compra. Calvo se desempeñó como secretario de Seguridad del Municipio de Almirante Brown con la gestión del intendente Mariano Cascallares, pero fue removido de su cargo luego de que se difundiera un video en el que supuestamente negociaba el pago de una coima en su oficina. Junto con él, otros catorce funcionarios de su equipo dejaron el Desarrollo Social.
 

Arroyo y Grabois

El dirigente social Juan Grabois había sido uno de los más críticos de las contrataciones de Desarrollo Social. "Estas son las cosas que me enferman y no se pueden dejar pasar. Algún hdp compró fideos al TRIPLE de lo que valen y de la peor calidad. Nosotros compramos a $28 el paquete vs $84. Es una estafa a los pobres. Confío en que Alberto Fernández va a ponerle los puntos al responsable", escribió en Twitter. Y tras conocerse las salidas de funcionarios, agregó una felicitación al presidente: "El que las hace las paga. Sea negligencia o deshonestidad, hay que trazar una línea roja y combatir a los corruptos, los irresponsables".

Tal como contó ayer Perfil, el Ministerio de Desarrollo Social tiene una fuerte interna entre los diferentes sectores que lo componen, entre ellos las organizaciones sociales que tienen a Grabois como uno de sus referentes, y los intendentes del conurbano bonaerense, que habían designado nombres en la cartera.


El Equipo de Investigación es dirigido por Rodrigo Lloret y está integrado por los mejores egresados del Posgrado en Periodismo de Investigacion y la Escuela de Comunicación de Perfil Educación.

Mail: equipo@perfil.com / Twitter: @EquipoPerfil


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5011

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.