viernes 29 de mayo de 2020 | Suscribite
ESPECTACULOS / Dante Spinetta
sábado 21 marzo, 2020

"La música mantiene inmortal a mi padre"

El ex-Illya Kuryaki analiza el pasado y presente del rock nacional y de los ritmos urbanos como el trap. Su recuerdo de su papá, el mítico Luis Alberto Spinetta.

Analía Melgar

Conciencia. Su última tema y video, “Aves”, busca concientizar junto al Incucai sobre lo positivo de la donación de córneas. Foto: sergio piemonte
sábado 21 marzo, 2020

A los 43 años, Dante Spinetta oscila entre el tono de un sabio asentado en la experiencia de los años, y un espíritu impetuoso con vocabulario y gestualidad de la estética juvenilista del rap. Esa dualidad también está en “Aves”, el single que lanzó hace poco mantiene la frescura de la experimentación musical, y a la vez, fomenta la donación de córneas (hay 1700 personas que esperan trasplante en nuestro país), como parte de la campaña de Incucai llamada “Por tus ojos”. En el sitio portusojos.com se puede acceder a las magias y desarrollos virtuales y digitales creadas por el veinteañero Tomás “Tokyyto” Posse para illustrar la poderosa campaña de concientización. Tokyyto declaró en la presentación: “El filtro que cramos consiste en una representación gráfica del videoclip de Dante, donde los ojos son cubiertos, se tapan, y así es como se podría decir que iluminan en dos instancias diferentes”. El videoclip que acompañó la creación de Dante Spinetta fue generado por la agencia Wunderman Thompson y Sony y busca explotar, dirá Spinetta, el concepto chamánico que sostiene que se puede observar el mundo a través de los ojos, precisamente, de una ave. El mismo músico declaró que todo fue “hecho con mucho amor”.

—¿Qué repercusiones viene teniendo “Aves”, la canción que has generado para informar junto a Incucai?

—Podría haber sido como cualquier otra canción, como hecho artístico, pero esto va más allá. Hay una generación más joven que no sabe qué es Incucai. El tema se puso en boca de muchos. Me escribió gente que está esperando ser operada, con un re agradecimiento. Uno sabe que la música genera cosas positivas. Pero esto puede cambiar la vida de alguien. Ser un granito de arena en ese engranaje, un eslabón para que suceda un cambio real, es re grosso. Me siento muy bendecido.

—¿Algo en tu reflexión tiene que ver con cierta madurez y puntualmente con el derrotero de la vida?

—Hay situaciones que llegan a uno cuando uno está listo para poder tomarlas. Hay un momento en la vida en que te das cuenta de lo que realmente importa. Kobe Bryant y su hija [jugador de la NBA que murió en accidente de helicóptero en enero de 2020]: siendo el rey, de golpe chocás, pum, desaparecés y queda toda una familia partida. El mundo es un lugar super frágil; nada te garantiza la felicidad. Hay que estar agradecido y tener las bases en lo que importa, que para mí sigue siendo la familia, los amigos, que son las cosas que conforman nuestra alma, historia, corazón. La plata, todo lo demás, va y viene. Las cosas que nos conforman son parte de nuestra alma, de nuestra historia, de nuestro corazón.

—¿Cómo se te representa justo después del lanzamiento de un albúm inédito suyo este mismo año el recuerdo de tu padre, Luis Alberto Spinetta, y su legado en la música nacional?

—El padre de uno es el padre de uno, más allá de quién sea… Spinetta y su música. Pero tengo la suerte de tener muchas palabras, muchas músicas, muchas cosas para seguir escuchándolo. De alguna manera, la música lo mantiene inmortal.

—¿Te ponés a escucharlo en algún momento o evitas su música por la carga emocional que representa para vos como hijo?

—Lo pongo en mi casa. Y haber hecho el disco Ya no mires atrás, con mis hermanos… te metés en el asunto… La música, el arte tienen esa cosa de mantener a las personas vivas, de alguna manera.

—¿Cuál dírias que es la canción de tu papá que dírias hoy es, por usar un término un poco cruel, tu “favorita?  

—“Diadema”, que esta en el último disco.

—¿ “Aves” va a integrar un disco?

—No sé si “Aves” va a formar parte del disco en el que estoy trabajando en este momento.

 —¿Te sigue importando la unidad que es un disco en este momento donde parecía que manda más el hit en Youtube o las plataformas para escuchar música?

—Estoy empezando a armar un disco; saldría, con mucha suerte, en el segundo semestre. Por más que todo se comunica con singles, el disco me gusta porque es un concepto, es un momento. Además encontrás esas canciones que no son corte de difusión, pero quizás son las mejores de tu carrera. Siempre voy a estar a favor del disco más allá de lo que ande o no comercialmente.

—”Verano hater”, lo hiciste junto a Duki. ¿En qué consiste la movida del trap según tu mirada, sobre todo considerando que es un género que suele ser vapueleado enormemente al mismo tiempo que define algo bastante crucial en la música hoy?

—El trap es música urbana, una nueva movida de lo urbano, un nuevo subgénero, como el “boom bap” o el “reggeatón”. Hay pibes muy talentosos como Duki, como Neo Pistea, como Ysy A, y otros alternativos que mezclan trap con otras músicas, como Ca7riel y Paco Amoroso, o como Wos, que es más hip hop. Me pone muy orgulloso ser parte de la columna vertebral de la historia de la de la música urbana en América, con Illya Kuryaki [junto a Emmanuel Horvilleur]. Con Emma, hablamos de que el año que viene se cumplen 30 años de que salió Fabrico cuero: thirty mather facker years, Hace treinta años sacamos el primer disco de rap cuando el rap estaba super mal visto. No hablo metafóricamente: algunas veces tenías que salir corriendo para que no te cagaran a trompadas. Hoy cualquier barrio, cualquier villa está pegada al trap, pegada al rap, pero en ese momento, posta, tenías que salir corriendo o cagarte a trompadas. Desde ese momento, ha crecido mucho: no solamente por Kuryaki o yo como solista; también por un montón de músicos que no han llegado a ser masivos pero que fueron parte de la calle, rapeando en los trenes, llevándolo a la gente. Hay toda una historia detrás en el rap en la Argentina.

—¿Sentís bronca por haber tenido que pelearla en los inicios?

—Bronca no me agarra, porque con Kuryaki hemos tenido un reconocimiento increíble. Hemos llenado estadios en toda América. Hemos hecho todas; está escrito, ya está. Y los pibes me lo dicen: “Yo arranqué con vos, sabelo. La primera filmación que tengo es ‘Abarajame’ cuando soy chiquitito”. Obviamente, son momentos e industrias distintos, pero yo no me quejo porque siempre he recibido el cariño que me merezco. Sigo yendo a tocar a todos lados y apunto a hacer buena música, cosas de calidad, seguir vigente. Hace mucho había gente que dudaba de la música urbana; yo estaba seguro que iba a pasar esto: me pone recontento, por el contrario de generarme bronca. Cuando firmamos el primer contrato por Fabrico cuero, había un quia, un tipo más grande en EMI, que en una reunión nos dijo: “Ah, ¿esto del rap? ¿Qué va a durar? ¿Un año, dos años? Ustedes son como una moda”. Con Emma lo miramos y nos cagamos de risa. Y después, toda la historia, todo lo que pasó y sigue pasando. 

 

Mujeres, rebeliones y regiones en la música

—¿Cuál es la presencia de mujeres en tu ámbito musical?

—Bueno... Está Cazzu rompiéndola. Dakillah, contratada en Sony. Hay cantantes de R&B, como Chita o Nathy Peluso. Cada vez va a haber más.

—Pero parecen ser necesarias iniciativas de cupos femeninos en festivales de música, en especial en el rock…

—Bueno…para mí, empezar a ver los proyectos según si son de mujeres o de hombres no va. Escuchás Joni Mitchell, Lauryn Hill, Erykah Badu porque son increíbles. No para llenar un cupo interno. Obviamente hay una parte del sistema que tiene que ver, capaz, con el machismo y cierta cosa de no darle el lugar que se merece. En el rock ha pasado. Artistas como Fabiana Cantilo o Hilda Lizarazu debieron haber sido tratadas diferente. Pero hay una generación de mujeres que van a salir a romper todo y eso está bueno. Está bueno también por mi hija que va a ser la que más rompa todo. Vidu [Vida] acaba de cumplir catorce, es una piba muy talentosa que desde muy chiquitita sabe que le gusta el arte y va por ese camino.

—¿Cómo está posicionada musicalmente la Argentina en el mundo?

—Argentina está muy bien vista musicalmente desde siempre. Siempre nos ha costado llegar a ciertos lugares, más por una cuestión geográfica, al estar muy lejos del núcleo de la industria, que de talento. Pero el talento argentino ha sido siempre punta de lanza. El rock argentino es el mejor en habla hispana. Corta: es así. No existe ni un Charly ni un Fito ni un Spinetta. Si escuchás la música de los años 70 de otros países de habla hispana, estaban en pañales al lado de mi viejo y de Charly.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5010

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.