domingo 02 de octubre de 2022
INTERNACIONAL su primera promesa de gobierno

Bachelet promulga ley tributaria para financiar educación pública

La medida, resistida por los grandes grupos corporativos, aumenta los impuestos a las empresas y genera incentivos de inversión y ahorro.

27-09-2014 01:17

Agencias
Santiago de Chile
En el que, según los analistas locales, es el primero de los ejes claves de su programa de gobierno, la presidenta Michelle Bachelet promulgó ayer la Ley de Reforma Tributaria que modifica el sistema impositivo de ese país por primera vez en décadas.
Entre otros cambios, la reforma aumenta los impuestos a las grandes empresas, en forma gradual, de 20 a 27%. El objetivo es aumentar en unos 8.300 millones de dólares la recaudación para asegurar la financiación de los gastos comprometidos en el programa presentado por Bachelet para este nuevo mandato, y que apuntan principalmente a financiar la reforma del sistema de educación pública para mejorar la calidad de la enseñanza, garantizar su gratuidad y terminar con el lucro del sector.
Se trata de una de las grandes deudas pendientes de su gobierno anterior. “Estamos cumpliendo un compromiso de campaña que hice ante cada ciudadano, que la agenda de este gobierno estaría en disminuir las injustas brechas que separan a nuestros compatriotas y que dificultan nuestro crecimiento, nuestra competitividad y la inserción en el mundo de nuestro proyecto social”, dijo la presidenta tras firmar la nueva ley en el palacio de La Moneda.

Alcances. Entre los cambios que establece la reforma se cuentan nuevos incentivos para el ahorro y la inversión de capitales locales y extranjeros; más ganancia para el Servicio de Impuestos Internos (SII); y un alza en los impuestos al tabaco, las bebidas gaseosas azucaradas y el alcohol. Además, se instalará un gravamen a la reventa de inmuebles nuevos y otro a la limitación al uso del crédito especial en el IVA a la construcción.
Al mismo tiempo, se elimina un beneficio que permitía a las compañías tributar sólo por las utilidades retiradas y no las efectivas, y se derogará un estatuto que da un sistema impositivo especial a las inversiones extranjeras, que será reemplazado por una norma que se encuentra aún en estudio.
Estas dos medidas están vigentes desde 1980 y son, según el gobierno de Bachelet, “obsoletas”.
A pesar de que en Diputados la iniciativa fue despachada sin mayores modificaciones, frente a las fuertes presiones de los bloques de legisladores de derecha en el Senado se introdujeron múltiples cambios al proyecto original. Los grandes grupos empresarios presentaron fuertes objeciones ante la medida, que constituye uno de los primeros triunfos de Bachelet.

Dudas por la nueva bomba que dejó un muerto
Tras la bomba que puso en alerta a la población en Santiago y dejó 14 heridos en la estación Escuela Militar del subte de esa ciudad, un nuevo artefacto explosivo –esta vez, en el barrio Yungay, muy cerca del centro de Santiago– detonó la madrugada del jueves, y dejó un muerto, que fue identificado horas más tarde. Está confirmado que la víctima, Sergio Guillermo Landskron Silva, de 29 años, manipuló el explosivo y murió producto de las graves quemaduras que le provocaron las llamas, pero no se ha establecido aún si se trata de quien pretendía utilizarla o era un transeúnte que encontró el paquete en la calle y lo levantó.
El fiscal chileno Claudio Orellana dijo que “se está indagando si este incidente tiene alguna relación con el ocurrido en el metro”.

En esta Nota