martes 11 de mayo de 2021
INTERNACIONAL Por insultos y amenazas
17-02-2021 15:44

Choque de poderes en Brasil: la Corte ordena la detención de un diputado bolsonarista

Daniel Silveira, un ex policía y aliado de Bolsonaro, publicó un video en el que insulta a los ministros del Supremo Tribunal Federal y asegura que deberían darles "una paliza".

17-02-2021 15:44

La Corte Suprema brasileña en pleno avaló hoy la detención ordenada por uno de sus ministros de un diputado bolsonarista que llamó “delincuentes”, “bobos”, “tontos” y “vagabundos” a sus miembros y profirió amenazas contra ellos.

Daniel Silveira, un ex policía que cumple su primer mandato en la Cámara Baja del Congreso de Brasil, fue detenido anoche por la policía federal en su casa de Petrópolis, en el estado de Río de Janeiro, con una orden emitida por el juez de la Corte Suprema Alexandre de Moraes.

"En este momento, 23 horas y 19 minutos, la policía federal está aquí en mi casa con una orden de arresto emitida por Alexandre de Moraes", dijo Silveira en un video publicado en Twitter mientras se desarrollaba la redada. “Quiero que sepa usted se está metiendo en una pulseada que usted no puede ganar. Nadie me va a hacer callar”, le advirtió el diputado al juez.

El video en cuestión (en portugués):

El arresto se produjo poco después de que Moraes emitiera una resolución en la que aseguraba que Silveira violó la constitución al pedir el cierre de la Corte Suprema.

La repercusión importante de los dichos de Silveira en video posteado ayer en las redes sociales se explica en la gravedad del contenido y su proximidad con el presidente Jair Bolsonaro, que durante 28 años fue diputado federal por el distrito de Rio de Janeiro y en 2018 fue electo presidente por el Partido Social Liberal (PSL), el mismo al que pertenece Silveira.

De buenas relaciones con los hijos del mandatario, Silveira fue electo en 2018 por el PSL. Antes de llegar al Parlamento ganó notoriedad nacional ese año por haber roto una placa con el nombre de la ex concejal asesinada Marielle Franco y en enero de este año defendió la toma del Capitolio norteamericano por parte de seguidores de Donald Trump.

En el video, Silveira también defendió la dictadura militar brasileña de 1964-1985, que Bolsonaro a menudo elogia, a pesar de su historial de violaciones de derechos humanos, y dijo que los jueces de la Corte Suprema merecían "una paliza”, porque "no sirven para una m..."“no tienen carácter, escrúpulos ni moral", dijo.

Brasil y un nuevo conflicto: la batalla por las jeringas

El video contra los miembros de la Corte forma parte de una campaña de desprestigio contra el tribunal superior por parte de partidarios y aliados de Bolsonaro.

Los aliados del presidente de extrema derecha afirman que la Corte y el Congreso están conspirando para bloquear su agenda y han organizado protestas pidiendo la disolución de ambos.

El año pasado, la Corte Suprema ordenó una investigación sobre los líderes de las protestas, acusados de planear el derrocamiento de las instituciones democráticas de Brasil y Silveira está entre los investigados. El máximo tribunal también estudia una denuncia contra Bolsonaro por la gestión de la pandemia.

Moraes escribió en su decisión que, si bien la constitución de Brasil garantiza la libertad de expresión, eso no incluye "actos criminales destinados a dañar una rama del gobierno y el Estado de derecho democrático".

Científicos piden juicio político a Bolsonaro por "negacionismo" del coronavirus

En una medida inusual, el magistrado ordenó a la policía detener al congresista "de inmediato y sin importar la hora, dado que se trata de un caso de delito flagrante".

Si bien no había dudas de que los once ministros del STF confirmarían la prisión, hay dudas sobre lo que hará la Cámara de Diputados, ya que la legislación determina que el Poder Legislativo tiene la atribución de decidir sobre el arresto de un legislador en funciones arrestado in fraganti.

El presidente de Diputados, Arthur Lira, declaró que “en esta hora quiero decir que voy a conducir este hecho con serenidad y conciencia de mis responsabilidades, me voy a guiar por la única brújula en el régimen democrático, la Constitución”.

Lira, que pertenece al oficialista Partido Progresista, de derecha, dijo que va a defender “el diálogo y la opinión mayoritaria de la institución que represento”.

En el PSL, partido derechista al que pertenece Silveira, las opiniones están divididas: un grupo propone la expulsión del congresista y otro sector, ligado a Bolsonaro, rechaza la expulsión y el arresto del congresista.

 El bloque de diputados oficialistas, integrado por varias fuerzas partidarias, tiene más del 50 % de la Cámara, de 513 miembros.

 

SF