viernes 27 de enero de 2023
INTERNACIONAL Operativo para frenar una ola delictiva desorbitada

Haití: 10 muertos en choques con fuerzas de ONU

Bandas armadas imperan en distintos puntos de Puerto Príncipeí. La situación se acerca alo incontrolable. Tropas de Minustah, compuesta por 40 países, entre ellos la Argentina, mantuvieron intensos combates durante el día.

22-12-2006 13:15

Puerto Príncipe - Al menos 10 personas murieron y varias resultaron heridas el viernes durante un operativo de las tropas de paz de Naciones Unidas para desmantelar a las bandas armadas y de secuestradores en el populoso barrio haitiano Cité Soleil.

La portavoz de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), Sophie Boutaud, se limitó a indicar que una "operación importante" de ese organismo se había desarrollado hoy para contrarrestar los altos niveles de delincuencia.

Boutaud detalló que el operativo, en el que participaron elementos de la Minustah y agentes de la Policía Nacional, comenzó a las 4.30 horas y se prolongó durante varias horas en los diferentes sectores del empobrecido barrio de Cité Soleil, consignó la agencia noticiosa DPA.

La funcionaria se abstuvo de emitir comentarios sobre los más de 10 civiles que murieron durante los enfrentamientos armados entre los miembros de las patrullas y las bandas de Cité Soleil, y cuyos cuerpos permanecían tendidos, aún en la tarde, en las calles o en sus casas.

Además de los muertos hubo más de 20 personas heridas, algunas de bala, que fueron atendidas en el Hospital Sainte Catherine Labouré, que maneja el organismo internacional Médicos Sin Fronteras en el centro de Cité Soleil.

Testigos citados por las radios locales Metropole y Kiskeya aseguraron que los enfrentamientos ocurrieron cuando decenas de hombres armados, bajo las órdenes de los líderes de las bandas, atacaron a las patrullas de la Minustah, que viajaban en camiones blindados, y de la Policía.

"El objetivo de esta operación de envergadura forma parte de una estrategia de lucha contra la inseguridad y contra la reciente ola de secuestros" en Puerto Príncipe, explicó la Minustah en un comunicado difundido esta noche.

El documento tampoco hace referencia al número de cadáveres que quedaron en las calles tras el operativo y se limita a indicar que "durante esta operación, que duró varias horas, se registraron algunos intercambios de disparos".

Tras los enfrentamientos, cientos de residentes de Cité Soleil salieron a las calles para protestar contra la violencia y para exigir la retirada de la Minustah, compuesta por unos 8.000 militares y policías de unas 40 naciones.

El jueves, el jefe de la Minustah, el guatemalteco Edmond Mulet, advirtió que había conseguido "luz verde" del gobierno haitiano para que las patrullas de la Policía Nacional participaran en operativos conjuntos con las tropas de paz en los barrios más peligrosos.

El barrio Cité Soleil, que con más de 300.000 habitantes es el más pobre y densamente poblado de Puerto Príncipe, es considerado como el bastión de los grupos armados que exigen la retirada de la Minustah y como guarida de los secuestradores.

"Trabajamos con las autoridades haitianas para hacer frente al problema de los secuestros; me comprometo a mejorar la seguridad en el menor plazo", indicó Mulet, quien manifestó su indignación por el reciente secuestro de una veintena de niños, que fueron raptados en un ómnibus escolar.

Al encabezar una ceremonia en el Palacio Nacional para entregar juguetes a niños pobres con motivo de la Navidad, el presidente René Preval consideró que "el más bello regalo que les puedo prometer es que los secuestros se acaben".

Los haitianos viven desde comienzos de noviembre el resurgimiento de la ola de secuestros que comenzó en 2004, en medio de la crisis de violencia e ingobernabilidad en la quedó el país tras la renuncia forzada del presidente Jean Bertrand Aristide.

Entre las más recientes protestas contra la falta de resultados en la lucha contra los secuestradores, una mujer murió el miércoles cuando una turba irrumpió en la comisaría policial del barrio capitalino Delmas para exigir que les entregaran a tres presuntos raptores con el objetivo de lincharlos. 

En esta Nota