sábado 18 de septiembre de 2021
INTERNACIONAL La familia pide resultados
09-12-2020 11:01

Paraguay: el exvicepresidente Amancio Denis lleva tres meses secuestrado

El político ya retirado, de 74 años, fue capturado en su estancia por la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

09-12-2020 11:01

El exvicepresidente de Paraguay Amancio Óscar Denis está secuestrado desde el 9 de septiembre pasado por la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Las hijas del exmandatario le reclamaron al Gobierno la falta de resultados en la búsqueda de su padre, después de tres meses sin novedades sobre su paradero.

Denis fue aprehendido la tarde del 9 de septiembre en su estancia Tranquerita, en el departamento de Concepción, junto a su chofer Adelio Mendoza. Este último fue liberado días después. Los captores fueron identificados como miembros de la organización guerrillera EPP, que surgió en 2008 y se le atribuyen 64 muertes y secuestros. El grupo armado actúa específicamente en el norte de la región oriental del país.

Tras el secuestro, la organización guerrillera exigió a la familia víveres para ser destinados a comunidades indígenas para liberar al político ya retirado. Los tres camiones con alimentos y otros productos básicos fueron rechazados por los indígenas y campesinos, quienes defendieron a Denis y a otras personalidades que fueron privadas de su libertad. Por su parte, el ministro del Interior de Paraguay, Euclides Acevedo, afirmó que era imposible liberar a los presos Alcides Oviedo Brítez y Carmen Villalba como reclamaba la guerrilla.

Denis, de 74 años, padece diabetes, hipertensión y dislipidemia, por lo que cada día debe tomar varios medicamentos y recibir cinco o seis comidas. Su salud genera mayor preocupación a la familia y a su médico personal, en un contexto de pandemia por coronavirus.

Alerta en la frontera con Paraguay: denuncian un posible ingreso de explosivos para cometer un atentado

Los reclamos de la familia

El pasado lunes 7 de diciembre, las hijas del exvicepresidente realizaron una conferencia en la Plaza de la Libertad, ubicada frente a la Catedral de Concepción. Beatriz, Silvana y Lorena exigieron al Gobierno datos sobre su padre y resultados sobre la búsqueda.

"Hace 90 días que se llevaron a Óscar, se llevaron a papá de nuestro lado, 90 días en los cuales no hemos tenido noticias por parte de sus secuestradores, pero tampoco resultados de las autoridades", manifestó Beatriz, quien hace de vocera de la familia ante la prensa, en declaraciones reproducidas por ABC Color.

Beatriz consideró que el Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI) no tiene mérito en las negociaciones ni en el rastreo de las personas secuestradas. "Hemos golpeado puertas. Lo seguiremos haciendo. A todo este largo tiempo, las diversas autoridades no pudieron garantizar algo básico y fundamental: la libertad (…) A hoy, nos ganan no a 1.000, sino 2.000 a 0", lamentó en referencia a los otros secuestros que siguen activos en el país, el del hacendado Félix Urbieta, quien fue secuestrado por la banda Ejército del Mariscal López (EML), y el del suboficial Edelio Morínigo Florenciano, que también fue capturado por los criminales epepistas.

Que asuma el Gobierno la responsabilidad. Hoy de nuevo decimos, a 90 días, que no tenemos resultados, dijo Beatriz Denis

"No se ha hecho ni siquiera una campaña masiva en los medios de comunicación, con carteles, para que se tenga alguna información. Esto no es solidaridad. Agradecemos del pueblo paraguayo. Esto es responsabilidad del Gobierno. Que asuma la responsabilidad. Hoy de nuevo decimos, a 90 días, que no tenemos resultados", insistió. Este miércoles 9 de septiembre, Beatriz volvió a comparecer ante la prensa local al cumplirse tres meses del secuestro y reveló que las autoridades no se contactaron con la familia tras las duras declaraciones del lunes.

"Ese ejemplo puse porque si un secuestrado vuelve a su hogar es porque la familia hizo todo un esfuerzo. Así como ellos ofrecen a la persona como una mercancía, la familia los quiere de vuelta, entonces negocia. Siempre que un secuestrado volvió a su casa fue porque la familia negoció", explicó Beatriz. La familia sostiene que las autoridades están más preocupadas por el cargo que ocuparán en las elecciones que por la seguridad del país.

 

B.D.N./FF