viernes 31 de marzo de 2023

Ron DeSantis, la piedra en el zapato de Donald Trump que corre al magnate por la derecha

El gobernador de la Florida todavía no confirmó que será candidato en las primarias republicanas, pero ha comenzado a construir una imagen de ultraconservador, obsesionado por la “ideología de género” a la que ha dedicado polémicas medidas en su gestión, como prohibir que se la enseñe en las escuelas, lo mismo que las materias para concientirzar sobre el racismo. Según analistas, su punto débil es la falta de propuestas concretas en economía.

03-03-2023 23:55

Con las elecciones presidenciales de 2024 en la mente de los políticos estadounidenses, el gobernador de la Florida, Ron DeSantis, es el posible candidato que muchos republicanos favorecen para las elecciones generales. 

Conocido por su política incendiaria que ataca las personas del colectivo LGTBQ+, y que prohíbe la enseñanza de la Teoría del Racismo Cultural, DeSantis empezó en la política como un fiscal federal, luego fue elegido miembro de la Cámara de Representantes en 2012 y más tarde, en 2018, se convirtió en gobernador. 

Aunque ganó fácilmente su reelección en el 2022, el camino hasta el 2024 tendrá sus obstáculos. “Él es conocido por estar en contra de todo lo que es ‘woke’”, explica J. Miles Coleman, del Centro de Política para la Universidad de Virginia (UVA). 

Según Coleman, “woke” abarca temas relacionados con iniciativas de diversidad e inclusión. Originalmente, se usaba la expresión estrictamente para nombrar a quienes se enfrentan al racismo, aunque luego se amplió a otros campos de desigualdad social. 

La política de DeSantis “Stop Woke” está en contra de la enseñanza, en las escuelas y empresas, de las relaciones raciales, que podrían implicar que una persona sea privilegiada o marginalizada por su etnia, color de piel, nacionalidad, o sexo. Su ley llamada “Derechos de los Padres en la Educación” prohíbe la instrucción en el aula sobre temas de orientación sexual o de identidad de género para estudiantes de hasta el tercer grado o “de una manera que no sea apropiada para la edad o el desarrollo de los estudiantes de acuerdo con los estándares estatales”. 

Impacto. “Sinceramente, no creo que ésto afecte a la vida diaria de las personas. Sin duda, hasta cierto punto, es útil en las primarias. Pero me imagino que las preocupaciones económicas de las que, irónicamente, hasta ahora solo las ha discutido Donald Trump, van a jugar un papel mucho más importante, a pesar de que los temas sociales han estado dominando las primarias hasta ahora,” indicó Logan Phillips, el fundador y editor jefe de Race to the White House, un sitio web de pronóstico de elecciones. 

Según Phillips, la “guerras culturales” que DeSantis trae entre mano serán útiles para ganarse la nominación presidencial de su partido. 

Sin embargo, también cree que ese enfoque pierde su efectividad a nivel nacional; señala los legisladores en Pennsylvania, Michigan, y Arizona que intentaron introducir políticas parecidas y fallaron. 

Esas medidas quedaron en el camino no perecieron por un único factor, pero, según Phillips, sigue siendo un “paralelismo” para los republicanos a la hora de guiarse en problemas sociales. 

“Algunas de las medidas que (DeSantis) ha implementado en la Florida son cosas que definitivamente tendrán un impacto negativo sobre los votantes independientes de los estados del norte del país. Y es en el norte donde se ganan las elecciones”, afirmó Bruce Anderson, Profesor Asociado de Ciencias Políticas y Cátedra McKay en el colegio de Florida Southern. “Para ganar las primarias, él necesita hacer lo que está haciendo. Pero para ganar las elecciones generales, tiene que convertirse en otra persona”, agregó.

Libro. Aunque todavía no ha anunciado formalmente sus planes de postularse en las primarias republicanas, la publicación de su nuevo libro, “El coraje para ser libre: El plan de acción de la Florida para el Renacimiento de América”, lo llevará de gira por muchos estados de importancia en una campaña, en los que hablará sobre lo que sus tácticas legislativas en la Florida pueden ofrecerle al país entero. “Estos días, publicar un libro se ve casi como uno de esos pasos que uno debe hacer si está pensando en postularse para presidente, y también, le brinda algo de publicidad”, explicó Coleman. 

En su gira, se anticipa que visitará Iowa, Carolina del Sur, Nevada, y New Hampshire, todos estados considerados importantes en el arranque de las primarias. 

Hace poco, DeSantis también visito Nueva York, Pennsylvania e Illinois, estados con una presencia fuerte del Partido Demócrata, para dar discursos a policías y ciudadanos preocupados por el crimen, a quienes prometió más apoyo para las fuerzas de seguridad. 

Para Phillips, todo esto confirma que probablemente anunciará su candidatura en mayo o junio. “Yo creo que si (la gira) disminuye su popularidad, significa que él no es tan bueno en esto como algunos opinan. Y para mí, eso es una cuestión abierta. En las primarias ha hecho un trabajo magistral al conectarse con lo que los votantes republicanos de base quieren”, dijo Phillips. 

Para el experto, DeSantis tendrá una gran competencia para la nominación republicana, incluyendo un notable ex aliado, ahora vuelto oponente: Donald Trump, cuyo carisma es reconocido por todos los analistas, tanto quienes lo elogian como quienes lo critican. 

“Trump abunda en agravios e insultos hacia sus contricantes. ‘‘¡Oh! Mira lo que los de la izquierda le están haciendo a este país’, ‘¡Los estadounidenses blancos son muy oprimidos!’, etcétera. Donald Trump definitivamente se enfoca en eso, pero por lo menos tiene sentido del humor”, opina Coleman. 

“Para mí, Ron DeSantis simplemente se ve enojado todo el tiempo. Y yo me pregunto cómo eso se venderá”, se pregunta al electorado.

Para Anderson, DeSantis tiene políticas que puede “vender” en el norte, incluyendo un impresionante récord de medidas que protegen el medio ambiente, las cuales sí resonarán con los votantes fuera de la Florida. 

“Puede ser que no gane la nominación, pero no porque es un tonto. No deberíamos simplemente descartar a Ron DeSantis”, expresó Anderson.

En esta Nota