lunes 08 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA Panorama negativo

Hugo Yasky: "Estamos frente a un Gobierno asediado y sobrepasado"

El actual diputado por el Frente de Todos habló en Modo Fontevecchia y expresó "sigo esperando algo distinto de Batakis, falta el lado B". Además, opinó que "el silencio de Cristina lo interpreto como un intento de no debilitar aún más al Gobierno" y que Guzmán "agotó su libreto en la firma del acuerdo con el FMI". Mirá la entrevista completa.

15-07-2022 11:22

El actual diputado por el Frente de Todos y Secretario General de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, dialogó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), y afirmó que "hay una suerte de desenfreno con la remarcación de precios". Por otro lado, aseguró que "nosotros vamos a convocar a marchar el 17 de agosto" y enfatizó en que "estamos frente a un Gobierno asediado y sobrepasado".

Juan Grabois se reunió con Eduardo Belliboni del Partido Obrero y con el "Cachorro" Godoy de la CTA Autónoma, para crear un plan de lucha conjunta. Convocaron para una marcha el próximo 20 de julio. ¿La CTA se unirá? ¿Qué opinión le merece este giro de Grabois que está nuevamente cerca del Gobierno?

Es un momento muy difícil que se ve agravado por el contexto mundial y que golpea a muchos países por la especulación constante. Hay una suerte de desenfreno con la remarcación de precios y con todos los movimientos especulativos que están haciendo en torno al dólar. 

Estamos frente a un Gobierno asediado y sobrepasado que apostó que, con el discurso de Silvina Batakis, habría alguna tregua y pasó totalmente lo contrario. Después de eso la especulación se profundizó y, ante esto, los sectores populares intentan recuperar lo único que tenemos.

Cuando estamos presos de una convulsión social y, sobre todo, sentimos que nos quedamos sin argumentos, creo que la convocatoria a la movilización es razonable: es un recurso que las organizaciones sindicales y sociales tenemos en una situación como esta.

Nosotros vamos a convocar a marchar el 17 de agosto para unificar, e intentar, que todos los demás se unifiquen ese día. Hay que hacer una gran demostración y esfuerzo pero, sobre todo, volver a poner al movimiento sindical en la cancha: ya no podemos seguir mirando desde la tribuna cómo destruyen lo que aún queda en pie del salario.

¿Eso sería una manifestación a favor del Gobierno?

No, una manifestación a favor no. Sabemos que no la podemos plantear ingenuamente, ya sea un paro o una movilización como escuché decir a uno de los dirigentes piqueteros. Si yo convocara una en contra del Gobierno, recibiría el apoyo de Mauricio Macri y su frente, la Sociedad Rural y los grandes sectores de nuestro país, todo sabemos que eso sería escupir contra el viento.

Tampoco voy a a hacer una a favor del Gobierno de turno. Lo que planteó la ministra de Economía no tiene nada que ver con la agenda social. Lo que vamos a hacer es una movilización para señalar a los responsables de que en la Argentina no tengamos un minuto de paz en relación al aumento de los precios y la especulación con el dólar. 

Cristina Fernández de Kirchner, tácitamente, apoyó la llegada de Batakis al Ministerio. ¿Usted esperaba un anuncio distinto de la ministra?

Lo sigo esperando, algo distinto de Batakis, falta el lado B. Este se relaciona con la penuria social que hoy está viviendo nuestro pueblo y con las medidas que, de alguna manera, le pongan un límites o frenos. Tiene que haber una aplicación de leyes que hoy no funciona. Porque no solamente estamos hablando de un aumento excepcional de los precios, sino que también de desabastecimiento e insumo que nuestras pymes van a comprar y no lo logran porque los proveedores plantean que no tienen precio, por lo tanto, que no les pueden vender. Estamos en una situación que deja como muy pobre al discurso de Batakis. 

Cristina Kirchner y Sergio Massa acordaron un aumento del 69% para trabajadores del Congreso

¿Qué medidas concretas tomaría usted?

La Ley de Desabastecimiento. una medida que evite el aumento de los precios, que haya una decisión que compense el peso de la penuria social que hoy recae sobre los que menos tienen. Por ejemplo, una ley que haga pagar la deuda a quienes la fugaron

Hay que retomar el proyecto de Guzmán, con o sin modificaciones, pero se le debe poner un impuesto a la renta. Creo que el Gobierno sabe que puede tomar y no se anuncian, por supuesto. La ministra Batakis debería haber dicho que los haberes jubilatorios de los docentes nacionales no se pueden seguir actualizando cada seis meses. Los salarios de los que no volvieron a tener paritarias ya sufrieron los aumentos y tienen que compensados con una suma fija o un bono antiflacionario. Se necesitan medidas que tienen que complementar para tratar de contener esta especie frenesí de los sectores del poder económico.

¿Qué opina que habría que hacer con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional?

Soy de los que piensan que inevitablemente habrá que revisarlo. El acuerdo con el FMI suscribió en un mundo distinto a este. Así como el acuerdo mismo era objetable por el monto extraordinario con el Fondo por la decisión política le había otorgado al gobierno de Mauricio Macri, del mismo modo, aparece una anomalía como la guerra entre Rusia y Ucrania.

Pensar que todo puede ocurrir de la misma manera, posterior a la misma, me parece cuanto menos una mirada superficial. Creo que hay que charlar para lograr un acuerdo que se pueda cumplir, ya que éste, a la larga, no podrá tener este fin. 

De hecho usted se abstuvo en el momento de la votación del acuerdo. ¿Hoy votaría de la misma manera?

Para mi la abstención era la manera de no convalidar eso.

El FMI apoya las medidas de Batakis para controlar el gasto público: "Son consistentes con los objetivos"

¿Cómo interpreta el silencio sobre las medidas de Batakis de la vicepresidenta?

El silencio de Cristina lo interpreto como un intento de no debilitar aún más al Gobierno. Una actitud responsable de alguien que tiene una mirada distinta a la mía. Represento al Frente de Todos en la Cámara de Diputados, pero también estoy impregnado de lo que significar ser secretario general de la Central del Trabajador.

Cristina entiendo que asume la responsabilidad de alguien que forma parte de un Gobierno que dejó a dos ministros en el camino y frente a la asunción de la nueva ministra creo que está más que claro que habría que tratar de recomponer la trama o el tejido del Frente de Todos. Comparto lo que hace.

¿Hoy ve con una mirada crítica, la gestión de Martín Guzmán?

Si. Agotó su libreto en la firma del acuerdo con el FMI. Sobredimensionó la influencia que podía llegar a tener su cercanía con Stiglitz y con cierto círculo de economistas que forman parte de la periferia del Fondo. Lo subestimó y quedó evidenciado en los hechos.

Él apostaba todas sus fichas a que el acuerdo iba a significar entrar en un remanso. Los más pesimistas, incluso los diarios con pensamientos neoliberales, decían que lo que podría pasar fuera que la situación no empeore. La mayoría apostaba que el acuerdo económico entre Guzmán el Fondo eran sinónimo de paz económica en la Argentina.

Creo que ahí se dio cuenta que no había más nada por juzgar y optó por renunciar. No comparto en la forma que lo hizo, me parece muy irresponsable. Cuando uno es un empleado de una empresa, debe hacer el preaviso con un mes de anticipación. En la forma que él la hizo, considero que habla de su incapacidad de entender la trascendencia del lugar que ocupaba

BL PAR

En esta Nota