domingo 09 de mayo de 2021
OPINIóN Tiempos de covid-19
25-04-2021 01:14

Cuidar a niños y jóvenes

Fernando Ferrari
25-04-2021 01:14

El covid-19 puede provocar enfermedades graves y consecuencias a largo plazo en niños y adolescentes. Los expertos piden que también se inmunicen, pero todavía no hay vacuna para estos grupos.

El coronavirus se está propagando con especial rapidez entre niños y adolescentes debido a la variante británica B.1.1.7 principalmente según informan desde el Instituto Robert Koch de Alemania, la incidencia entre los más jóvenes se ha duplicado en un corto período de tiempo. Cada vez más niños y adolescentes sufren cursos severos, que tienen que ser tratados en unidades de cuidados intensivos.

Incluso cuando los menores han superado el covid-19, es posible que se presenten enfermedades tardías o consecuencias a largo plazo como el Síndrome Inflamatorio Multisistémico, han aumentado en todo el mundo, sobre todo después de un covid-19 asintomático. Si bien el síndrome es raro (uno de cada mil niños), las consecuencias pueden ser graves. Los niños desarrollan fiebre alta, están agotados, problemas cardíacos, dolor abdominal, vomitan o tienen diarrea y erupciones cutáneas.

Los niños se ven afectados con más frecuencia que las niñas, el riesgo es mayor entre los niños de cuatro a seis años. La tasa de mortalidad en los casos examinados fue “solo” alrededor del 1,4%, pero la tasa de mortalidad también sube con el aumento de la edad. Para los jóvenes de 15 a 17 años es del 2,6% y para los de 18 a 20 años, del 10,9%.

“Ciertamente, será necesario inmunizar a la mayor cantidad de personas posibles y no solo a la población adulta. Por esa razón, cuidar a los adolescentes y los niños en edad escolar se convierte en un objetivo muy importante porque colectivamente representan aproximadamente una cuarta parte de la población”, refiere el Dr. Gerardo Laube, médico pediatra e infectólogo Jefe de Guardia del Hospital Muñiz.

La incidencia de casos en los menores de 20 años en Argentina hasta el momento es superior a la registrada en otros países la incidencia de casos de covid-19 en niños y adolescentes ronda en el 15% del total de infectados, aunque la evolución es mayoritariamente favorable. No obstante, desde la Sociedad Argentina de Pediatría aconsejan insistir con las medidas de prevención, ya que podrían contribuir con la propagación del contagio en los adultos mayores.

No hay duda de la relación entre SARS-CoV-2 y el Síndrome Inflamatorio Multisistémico, ocurre en promedio 27 días después del inicio de los primeros síntomas de covid-19. Existen muchos indicios de que la inflamación se desencadena por una respuesta inmune excesiva a la enfermedad y coincide a menudo con la producción máxima de anticuerpos.

El tratamiento se enfoca en frenar y disminuir la respuesta excesiva del sistema inmunológico. Por eso, se suele administrar corticoides, inmunoglobulinas vía intravenosa y aspirina para prevenir daños coronarios.

Para los más jóvenes de la sociedad, todavía no hay vacuna e incluso si la hubiera, según la estrategia de vacunación que se aplica en Argentina serían unos de los últimos grupos en poder recibirla.

Si todo va bien, una vacuna para los niños podría estar disponible a principios de 2022. Tanto Pfizer- BioNTech como Moderna están probando sus vacunas en niños y en poco tiempo se contará con la aprobación de emergencia de su vacuna en niños de 12 a 15 años. Todos los niños deberían ser aptos para recibir la vacuna covid-19 para 2022, dijo el experto estadounidense en enfermedades infecciosas, el Dr. Anthony Fauci, director del National Institute of Allergy and Infectious Diseases y miembro del Coronavirus Task Force de los Estados Unidos, en una entrevista a la CNN.

“Creo que para cuando lleguemos al primer trimestre de 2022 podremos vacunar a niños de prácticamente cualquier edad”, finalizó Fauci.

*Comunicador en Ciencias de la Salud UBA.

Producción: Silvina Márquez.

En esta Nota