jueves 26 de mayo de 2022
OPINIóN Opinión
08-03-2022 11:10

Empleo: las propuestas menores sólo llevarán al desengaño

La Mochila Argentina es la solución integral que necesitamos.

08-03-2022 11:10

Debo confesar que el creciente protagonismo que ha adquirido la cuestión del empleo en el debate político-económico de nuestro país me genera sensaciones encontradas. Por un lado, celebro el hecho de que un tema que considero crucial para nuestro desarrollo sea reconocido como prioritario en las agendas de un creciente número de actores. Por otro, me inquieta la cantidad de propuestas superficiales que apenas maquillan lo que, entiendo, es un problema de carácter estructural.

Largas filas en busca de un empleo
" Hace más de 30 años que la Argentina no tiene pleno empleo. Quienes crean (vaya uno a saber por qué) que esta vez será diferente, estarán, lisa y llanamente, incurriendo en pensamiento mágico". 

Para comenzar, podemos desestimar rápidamente las lecturas que aseguran que, para revitalizar el empleo, alcanza simplemente con derogar —o, en su defecto, no renovar— el régimen de doble indemnización, como si, antes de su implementación, el mercado laboral fuera el summum de la vitalidad y la pujanza. Si nos conformamos meramente con retrotraer la situación a noviembre de 2019, indefectiblemente volveremos a tropezar con las mismas trabas que hace tiempo asfixian la empleabilidad en nuestro país, ya que hace más de 30 años que la Argentina no tiene pleno empleo. Quienes crean (vaya uno a saber por qué) que esta vez será diferente, estarán, lisa y llanamente, incurriendo en pensamiento mágico.

Ahora bien, representan otra clase de problema, de carácter más sútil, los abogados laboralistas que plantean renovar el actual marco indemnizatorio con una mirada excesivamente granular. Jorge Samouelián, por ejemplo, ha argumentado que una serie de normas corrompen el buen funcionamiento de la Ley de Contrato de Trabajo —suponiendo, evidentemente, que obraría de manera idílica si no fuera por esas intromisiones. Las modificaciones que propone, de hecho, reducirían la carga impuesta sobre los empleadores, eliminando una batería de multas complementarias que, bajo ciertas circunstancias, éstos actualmente deben afrontar. Pero, a mi entender, por concentrarse demasiado en el árbol, está perdiendo de vista el bosque. Sí, es cierto que los buenos abogados laborales pueden, eventualmente, ahorrarles costos a las empresas, ¿pero es ese realmente el escenario óptimo?Mochila Argentina para salir de la pobreza

 

¿Es constitucional Mochila Argentina?

Creo verdaderamente que la Mochila Argentina es la mejor solución al letargo que hace años  atraviesa el mercado laboral porque tiene la lucidez de comprender cómo operan realmente los incentivos del mismo. En realidad, el verdadero problema del marco indemnizatorio actual no es tanto el conflicto, sino el pasivo laboral. Así las cosas, cada año adicional que un trabajador pasa prestando servicios en una empresa acaba restándole valor a ésta, dado el incremento que representa en términos de deuda implícita. Las compañías, a su vez, ven limitado su acceso al crédito, ya que los bancos, sabiendo que la ley les da derecho a cobrar recién después de que lo hagan los trabajadores, ven con malos ojos un pasivo laboral elevado. Por todo esto, es imperativo que nuestro país adopte un mercado laboral que no convierta el trabajo en deuda.

La Mochila Argentina, justamente, ataca ese problema de raíz. La implementación del Seguro de Garantía de Indemnización (SGI) —pagado por los empleadores, sobre su masa salarial, a una entidad de control estatal— disipa el riesgo de la contratación de personal, ya que la mayoría de la eventual indemnización es pagada con fondos provenientes del SGI. Más aún, premia la relación duradera de empleo, porque quienes tengan empleados con una elevada antigüedad promedio pagarán un SGI menor que las empresas con alta rotación de personal.

Asimismo, dado que también se empieza a debatir la suba de la edad jubilatoria, cabe señalar que en el escenario actual los principales interesados en que el retiro de los trabajadores se concrete no son éstos, sino los empresarios: la jubilación de un empleado con muchos años de antigüedad hoy tiende a ser considerada un hecho positivo porque reduce considerablemente el pasivo laboral. Con la Mochila Argentina, las empresas verán en la experiencia del personal de larga trayectoria, no riesgo, sino valor.

Primer empleo: la demanda de puestos de trabajo creció 77% en enero

Además, esta propuesta está en línea con lo expuesto por el presidente en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso, cuando afirmó que “los derechos de los que trabajan no pueden ser alterados en su perjuicio”. Justamente, la Mochila Argentina supone una expansión de los derechos de los trabajadores, ya que formalmente, incorpora una multitud de beneficios que hoy no tienen. Por ejemplo, quienes decidan cambiar de trabajo llevarán su antigüedad consigo adonde vayan, como en una mochila. Además, quienes decidan renunciar, por la razón que sea, también cobrarán indemnización —hasta conseguir un nuevo empleo o agotar los pagos que correspondan a su antigüedad acumulada. Del mismo modo, el SGI también aplicará para el retiro, por lo que será un complemento a la jubilación. Pero sobre todo, desaparecerá la distinción entre despido con y sin causa: quienes pierdan sus trabajos, empezarán a cobrar sus indemnizaciones. Es tan simple como eso.

Esto último atiende algo que no está en el texto de la Ley de Contrato de Trabajo vigente, pero constituye la base sobre la que opera en los hechos: su altísimo grado de litigiosidad. Es tal el escollo que esto representa que, en la actualidad, el 80% de los empleados no cobran sus indemnizaciones —la elevada tasa de informalidad laboral que resulta del marco actual, sin dudas, contribuye a ello. Y de los pocos que logran hacerlo, una alta proporción debe dividirlas con sus abogados.

Todo esto, insisto, no es abordado por las propuestas de los expertos en legislación laboral mencionados anteriormente. Las soluciones centradas en reducir el efecto distorsivo de algunas normas complementarias pueden llegar a ser preferibles al escenario actual, pero en tanto no logren resolver el problema del pasivo laboral, siempre serán deficientes, porque no resuelven el asunto de la empleabilidad. La Mochila Argentina es superadora porque reduce los costos de los empresarios al tiempo que amplía los derechos de los trabajadores, mientras que, a su vez, alinea los incentivos del mercado laboral con la expansión del empleo y la reducción de la informalidad.

No cometamos el error de desaprovechar esta coyuntura, que nos presenta una oportunidad histórica, recurriendo a soluciones conformistas y subóptimas. De otra manera, sólo cabrá esperar resultados mediocres.

CEO TN&Platex